ENTREVISTA

Igualdad incluirá en la ley del aborto una baja laboral por reglas dolorosas

La secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, anuncia en una entrevista con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA que la reforma de la ley del aborto prevé también bajas retribuidas por interrupción de embarazo, ya sea voluntaria o espontánea

José Luis Roca

10
Se lee en minutos

Permisos para las mujeres que padezcan reglas dolorosas e incapacidad temporal también para aquellas que aborten, ya sea una interrupción voluntaria o espontánea: la reforma de la ley del aborto que prepara el Ministerio de Igualdad incluye un paquete de medidas para garantizar la salud menstrual y la recuperación de la salud reproductiva.

La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, Pam, ha adelantado estas novedades en una entrevista con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA con motivo de la celebración del Día de la Mujer, en la que también ha anunciado que el Ministerio promoverá junto a los sindicatos la puesta en marcha de planes de corresponsabilidad en las empresas.

Rodríguez aún no ha cumplido cinco meses en el cargo, pero su agenda política no cesa: negocia a varias bandas con los ministerios socialistas la ley del aborto y la ley integral contra la trata y este año tendrá que abordar la reforma de la ley contra la violencia de género, un hito del PSOE. "Nosotras estamos absolutamente dispuestas a seguir trabajando y hemos hecho nuestros deberes", defiende.

¿El Gobierno prevé aprobar alguna medida el 8-M?

El martes aprobaremos el Plan Estratégico de Igualdad entre Mujeres y Hombres, que es un manual de instrucciones para llevar a cabo las políticas que hacen falta para cerrar la brecha de género. Hace mucho que caducó el anterior plan y ningún gobierno ha puesto en marcha el siguiente. Además, creemos que el presupuesto consignado será mayor que el anterior.

¿Cómo se explica la división feminista, con dos manifestaciones distintas en Madrid, en una cita como el 8-M?

Siempre hay muchas manifestaciones. Pensar que porque en Madrid hay dos convocatorias diferentes eso significa que el movimiento feminista está roto es una visión bastante reducida. El movimiento feminista tiene muchísimas maneras de expresarse y vamos a ver muchísimas manifestaciones a favor de los derechos de las mujeres, eso es lo importante.

La ministra desgranó recientemente las claves de la reforma de ley del aborto. Mencionó que va a ver un permiso por interrupción de embarazo. ¿En qué consistirá?

La futura ley del aborto tiene que ir más allá de lo que se planteó en 2010. Seguro que muchas mujeres que han tenido que abortar porque han querido o ha sido involuntario se habrán encontrado con que al día siguiente tenían que recuperarse, pese a sufrir sangrados o efectos psicológicos. Por eso nos parece sensato plantear que exista un permiso siempre que la situación esté dentro del encuadre sanitario que se utiliza para las incapacidades temporales, que permita que se pueda estar unos días en casa después de interrumpir un embarazo. Creemos es de sentido común y que quizá debería haber existido mucho antes.

La ministra también mencionó que el Estado garantizará la salud menstrual ¿Cómo se hará?

La futura reforma no puede quedarse solo en los derechos reproductivos, sino que tiene que abarcar también los derechos sexuales. Nunca se ha hablado de cuáles son los derechos relacionados con la salud menstrual y los datos son escalofriantes. Una de cada cuatro mujeres no puede elegir los productos de higiene femenina que quiere comprar por cuestiones económicas. Por eso proponemos que puedan ser dispensados de manera gratuita en centros educativos y sociales. Además, como estos productos tienen un precio muy elevado, propondremos una tasa impositiva hiper reducida. Y también es importante que haya educación en los colegios sobre salud menstrual. Recuerdo la primera vez que me vino la regla con 9 años y yo no sabía lo que era. No nos podemos permitir que haya una educación completa, en las etapas obligatorias, en la no se hable de la salud menstrual.

¿Y habrá nuevos derechos laborales?

Hay un estudio que dice que el 53% de las mujeres sufre reglas dolorosas y en jóvenes sube al 74%. Esto es inaceptable y debe hacer reflexionar a los médicos y a la sociedad. Cuando el problema no se pueda solucionar médicamente, creemos que es muy sensato que haya una incapacidad temporal asociada a esta cuestión. Es importante que aclarar que es una regla dolorosa, no estamos hablando de una leve incomodidad, sino de síntomas graves como diarreas, cefaleas fuertes, fiebre... Síntomas que cuando hay una enfermedad que los conlleva, se concede una incapacidad temporal, por tanto lo mismo debe suceder con la menstruación y que exista la posibilidad de que si una mujer tiene una regla muy dolorosa, pueda quedarse en casa.

Por último, también debemos hablar de corresponsabilidad en la anticoncepción. España tiene que ser pionera y crear una píldora anticonceptiva masculina que haga que los hombres se puedan hacer corresponsables de la anticoncepción y que no solo las mujeres se hormonen para no quedarse embarazadas.

¿Será la violencia obstétrica el principal escollo en la negociación con el PSOE?

Sobre la violencia obstétrica se ha abierto una conversación en este país. Por desgracia, son muchísimas las mujeres que están contando experiencias preocupantes en el ámbito hospitalario a la hora de parir, también cuando acuden al servicio de ginecología.

¿De qué hablamos cuando hablamos de violencia obstétrica? Hablamos de una serie de prácticas médicas que no deberían seguir existiendo, que deberían ser sustituidas por otras que tuvieran más en cuenta los cuerpos de las mujeres, su capacidad de decidir. Hay cosas dolorosas que se hacen sin avisar ni preguntar.

¿Esto quiere decir que todo el sistema nacional de salud ejerce violencia obstétrica? Por suerte no es así en absoluto. (...) Pero es evidente que ha habido casos flagrantes de violencia obstétrica, y no lo decimos nosotras, lo dice Naciones Unidas. En España existe y hay que ponerle solución, la ley de derechos sexuales y reproductivos tiene que ocuparse de estas prácticas preocupantes y en esto nos podemos poner todas de acuerdo.

¿Para ustedes es una línea roja?

Para nosotras es superimportante luchar contra la violencia que sufren las mujeres en todos los ámbitos, también en el ámbito reproductivo. Los estándares internacionales mandatan a los países luchar contra la violencia obstétrica, por tanto lo vamos a plantear.

Ángela Rodríguez, secretaria de Estado de Igualdad.

/ José Luis Roca

En diciembre, PSOE y Unidas Podemos anunciaron que registrarían de forma conjunta en el Congreso de los Diputados una proposición de ley contra la trata. ¿Se mantiene esta idea?

Nosotras tenemos el borrador de trata hecho desde hace un tiempo. Ya lo teníamos cuando anunciamos esto en diciembre y la otra parte de la coalición lo conoce desde entonces. Nuestra intención es aprobar una ley contra la trata cuanto antes, es urgentísimo hacerlo, vamos tardísimo en nuestro país.

España no se puede permitir unas cifras gravísimas. Los cálculos del INE señalan que en España hay de 400.000 a 600.000 mujeres en contextos de prostitución, víctimas de trata y de explotación sexual. Cada año se detectan 12.000 mujeres víctimas de un delito de trata y de ellas se identifica sólo a 500. Hay una impunidad absoluta. ¿Cómo nos podemos permitir esto como país? Más allá de las conversaciones que tenga que haber, este ministerio quiere aprobar una ley contra la trata cuanto antes. Nos da igual la vía, que sea por el Gobierno o por el Parlamento. Hay que actuar, hay muchísimas mujeres que están esperando que sus derechos sean garantizados, da igual cómo, hay un borrador, trabajemos.

El PSOE insiste en plantear la abolición de la prostitución en la ley de trata, el punto de partida difiere.

¿Qué es la abolición de la prostitución? ¿Es perseguir a la industria proxeneta? Estamos de acuerdo. ¿Es darle derechos a las mujeres que son víctimas de explotación sexual y de trata, lo cual significa un plan de inserción laboral y cambiar la política de extranjería de nuestro país porque la gran mayoría son migrantes en situación administrativa irregular? Si esto es la abolición de la prostitución, estamos de acuerdo. A nosotras no nos preocupan los debates teóricos, lo que nos preocupa son los derechos de las mujeres y las políticas públicas que hay que hacer para garantizar estos derechos. Lo que hay que hacer es trabajar y sacar adelante cuanto antes estos textos.

El Ministerio de Justicia ha anunciado que ha pedido a la Comisión General de Codificación que estudie la mejor manera de perseguir la trata, pues el departamento de Pilar Llop pretende elaborar una ley contra la trata que no tenga fines de explotación sexual. ¿Habrá dos leyes distintas?

Nuestro borrador habla no sólo de la trata con fines de explotación sexual sino de todas aquellas formas de trata que tienen especial incidencia en las mujeres, que son la mayor parte. Es decir, la trata con fines de explotación laboral o fines de mendicidad son también formas de trata que tienen una acuciante perspectiva de género, por tanto son cuestiones que preocupan a este Ministerio. Más allá de eso, que el Ministerio de Justicia consulte a la Comisión General de Codificación cuáles son las mejores soluciones penales a este problema de la trata nos parece sensato.

En la ley de familias se incorporará un permiso por cuidados, pero las leyes tardan meses o años en aprobarse. ¿Está el Ministerio trabajando en medidas para facilitar la conciliación que puedan ponerse en marcha antes?

Llevaremos próximamente al Consejo de Ministros un catálogo de medidas sobre cuidados en las que todos los departamentos de este Gobierno pondremos encima de la mesa cuáles son las herramientas con las que estamos trabajando para que exista una política seria de cuidados y conciliación en este país. 

¿Están pensando en medidas para fomentar que los hombres se corresponsabilicen y que las empresas faciliten esa conciliación?

Sí, este año el Plan Corresponsables va a desarrollar medidas específicas dirigidas a empresas y a hombres. El sector privado tiene que poner también de su parte. En este sentido, haremos acuerdos con sindicatos para trabajar planes de corresponsabilidad en las empresas y en segundo lugar desplegaremos toda una serie de acciones formativas para trabajar la corresponsabilidad con los hombres, que son parte de la solución y tienen que empezar a ser sujetos activos de este cambio (el feminismo) que nuestro país necesita.

¿Los planes de corresponsabilidad pueden ser algo parecido a los planes de igualdad que ya tienen que implantar las empresas?

Sí.

Ángela Rodríguez, secretaria de Estado de Igualdad.

/ José Luis Roca

Crece el número de jóvenes que niegan la violencia machista y el maltrato cada vez se da en edades más tempranas. ¿Cómo abordar esta cuestión?

Esta es una preocupación enorme de este Gobierno. ¿Cuál es la mejor solución para ello? La educación. No es suficiente con transversalizar la educación en igualdad sino que tiene que ser obligatoria en el currículo educativo. A los jóvenes y a las jóvenes de nuestro país se les tiene que enseñar que las mujeres y los hombres somos iguales, que tratar mal a una mujer está mal, que una relación sin consentimiento es una agresión sexual.

Además, hay datos que indican que cuando hay ausencia de educación sexual, las cosas empeoran. Desde el 2013, cuando la última reforma del sistema educativo del PP retira la última asignatura en materia de educación sexual, al 2019, aumentaron las enfermedades de transmisión sexual en la juventud en una cantidad gigantesca.

Otra reforma legal que tiene por delante el Ministerio es la de la ley contra la violencia de género del año 2004. Esta semana, destacó en comparecencia parlamentaria que quieren incorporar un cuerpo de funcionarios públicos para la asistencia a las víctimas de violencias machistas. ¿Puede detallar en qué consistiría?

En España todo el mundo sabe que si está enfermo, existe el sistema nacional de salud; si es un niño pequeño, existe el sistema educativo; pues nosotras creemos que hay que seguir reforzando los servicios públicos en este país, al menos en dos direcciones: si uno necesita ser cuidado, tiene que haber un sistema público de cuidados que le cuide, y si una es una víctima, necesita un sistema público que la proteja.

La asistencia a víctimas tiene que ser el mejor de los servicios públicos, no puede haber precariedad, faltas de recursos, no puede suceder, como sucede en Madrid, que una víctima de violencia sexual tarde meses en ser atendida por una psicóloga, esto es inaceptable. Los servicios tienen que ser públicos, las 24 horas, tiene que existir la posibilidad de que en el momento en que sufres un caso de violencia, el acompañamiento sea de la mejor calidad posible.

Noticias relacionadas