VIOLENCIA MACHISTA

Hospitales protectores: centros sanitarios andaluces con certificación contra la violencia machista

Casi una treintena de centros sanitarios públicos de Andalucía se actualizan para ayudar a las víctimas del maltrato

El Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería fue el primer centro sanitario andaluz que recibió la acreditación de centro comprometido con la violencia de género

El Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería fue el primer centro sanitario andaluz que recibió la acreditación de centro comprometido con la violencia de género / Foto cedida por el Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería

7
Se lee en minutos

El hospital y el centro de salud como refugio contra la violencia machista. Varios centros sanitarios públicos andaluces han recibido una certificación de compromiso contra la violencia de género para que las mujeres víctimas sepan que, al cruzar sus puertas, van a estar a salvo, van a ser escuchadas y comprendidas y van a recibir ayuda.

Nueve entidades públicas han recibido ya la acreditación, que otorga Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía tras una exhaustiva evaluación y otra veintena la ha solicitado con el objetivo de que la asistencia sanitaria pueda detectar de forma precoz la violencia y constituya para las mujeres víctimas, sus hijos y las personas dependientes a su cargo esa primera mano a la que asirse para poder salir de la violencia.

La acreditación de "centros comprometidos contra la violencia de género" ya figura en cinco hospitales, dos centros de salud, un área de gestión sanitaria y el centro de emergencias 061, que han demostrado sus buenas prácticas de lucha contra el maltrato. Esta distinción permite a las mujeres identificar esos espacios como entornos seguros y capacitados, con profesionales entrenados y medidas de detección, intervención y coordinación.

"Al ver que ese centro tiene un proyecto y un compromiso, la mujer se puede sentir mucho más arropada y segura. Por otro lado, se envía un mensaje a la sociedad y al entorno más inmediato: que como problema de salud pública que es la violencia de género, le damos la importancia que tiene y nos preparamos para ello", sostiene a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA la jefa del servicio de Coordinación de Salud Pública de la Consejería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía, Teresa Campos.

Se trata de tejer una red de centros especializados en la atención integral a las mujeres víctimas.

Campos indica que en Andalucía se trabajaba desde hace años en la formación de profesionales sanitarios, pero se llegó a la conclusión de que "implicar a los directivos y al conjunto de centros era estratégico para realizar ese cambio, vuelta de tuerca o refuerzo cultural" que hacía falta para tener la mayor eficacia contra la violencia machista.

La puerta sanitaria es casi la primera que cruzan las víctimas, que acuden más al médico como consecuencia de la violencia, y por eso es esencial que el personal sanitario sepa detectarlo, atenderlo y coordinarse con otros recursos comunitarios, explica Campos.

"Se nos ocurrió la posibilidad de generar un manual de criterios para considerar que un centro está realmente comprometido contra la violencia de género y darle un reconocimiento. Ya lo han solicitado 27 centros públicos", subraya.

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA) es la responsable del programa de certificación, que exige a los centros que cumplan una serie de criterios en seis ámbitos: grado de formación y sensibilización de los profesionales, implicación del centro con la comunidad en la que se encuentra ubicado, detección eficaz de la violencia, respuestas e intervención frente al maltrato machista, grado de coordinación interadministrativa y compromiso de seguimiento de estas prácticas.

La plantilla del Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería

/ Foto cedida por el Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería

"Ponerse las gafas de detección de la violencia"

El Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería fue el primer centro andaluz en conseguir esta certificación, en julio de 2021. Para lograrlo, tuvo que demostrar en una evaluación externa su buen desempeño en 31 categorías de estándares de calidad.

El presidente de la comisión de violencia de género del hospital y subdirector de enfermería, Miguel Ángel Mingorance, explica a este periódico que este centro lleva años muy implicado en desarrollar acciones para ayudar a las víctimas de la violencia machista, si bien le faltaba un "plus" para garantizar su seguimiento e incentivar la formación y sensibilización de sus profesionales para que pudieran ponerse las gafas de detección de esta violencia.

"Ante la posibilidad de acreditarnos, decidimos que era justo lo que necesitábamos para ofrecer ese plus en nuestro entorno, en nuestra provincia", destaca.

Desde julio se ha producido una mejora de la especialización de los profesionales -con cursos de formación continuada y un sistema de detección reforzada en "puntos calientes" como las urgencias- y el número de integrantes de la comisión de violencia de género del hospital ha pasado de 15 a 40: todas las unidades de gestión tienen ahora un referente de violencia machista, lo que facilita que la sensibilización llegue a todos.

Además, incide Mingorance, la detección y la ayuda no se limita a las mujeres víctimas, sino que se orienta también a sus hijos y las personas dependientes que puedan estar a su cargo. .

En 2021, el hospital almeriense ha detectado más casos de violencia machista que en años anteriores (66, frente a los 15 de 2020 y los 45 de 2019) y el equipo considera que ese aumento no tiene que ver con un incremento del maltrato, sino con que la mayor sensibilidad ha ayudado a captar lo que antes pasaba inadvertido.

"La sanidad desempeña un papel muy importante en la lucha contra la violencia de género porque casi siempre somos puerta de entrada. Tras una agresión, la víctima probablemente acuda a urgencias o a atención primaria. Ahí es donde necesitamos llevar puestas las gafas de detección de la violencia. Las víctimas tienen mucho miedo, incluso vergüenza, y muchas se sienten culpables. Pero como demuestra la macroencuesta, muchas están deseando hablar con alguien que las escuche, sepa entender por lo que están pasando y se implique en abordarlo y darle una solución", apunta.

La acreditación del Hospital Universitario Torrecárdenas de Almería ha servido, se enorgullece Mingorance, de acicate en la provincia almeriense. Para fomentar la coordinación interinstitucional se ha constituido la asociación Almería Unida contra la Violencia de Género, en la que participan el ayuntamiento, la subdelegación del Gobierno, el Instituto Andaluz de la Mujer, la Universidad de Almería, la diputación provincial y el hospital. Y se han creado distintos equipos de atención a la mujer en varios distritos sanitarios.

"Estamos fortaleciendo los protocolos para un abordaje integral a las víctimas. Es necesario hacer visible que los centros sanitarios estamos implicados e integrados para luchar contra la violencia de género", concluye Mingorance.

Un mandato del Pacto de Estado

Esta iniciativa andaluza, financiada con fondos de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad, da cumplimiento a la medida 246 del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, en la que se insta a las comunidades autónomas y entidades locales a poner en marcha un sistema acreditativo de centros contra la violencia de género, identificando aquellos públicos o privados, educativos, sanitarios o de cualquier otro ámbito en los que se dé especial importancia a la prevención y detección de esta violencia machista.

Hasta la fecha, nueve centros sanitarios andaluces han obtenido la certificación: los distritos de atención primaria Jaén-Jaén Sur y Córdoba-Guadalquivir; los hospitales universitarios Virgen de las Nieves de Granada, Torrecárdenas de Almería y Reina Sofía de Córdoba; el Hospital de Alta Resolución de Puente Genil (Córdoba), el Hospital San Juan de Dios del Aljarafe (Sevilla), el Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba y el Centro de Emergencias Sanitarias 061.Además, varios centros han empezado el proceso de autoevaluación para recibir la acreditación: los hospitales universitarios Puerto Real (Cádiz), Regional de Málaga, Juan Ramón Jiménez (Huelva) y San Cecilio (Granada); el Hospital Costa del Sol (Málaga); las áreas de gestión sanitaria de Osuna, Nordeste de Jaén, Gibraltar Este, sur de Granada, Serranía de Málaga, Jerez, Costa Noroeste y Sierra de Cádiz, Norte de Huelva y Norte de Almería; y los distritos de atención primaria Bahía de Cádiz-La Janda, Aljarafe-Sevilla Norte, Poniente de Almería y Huelva-Costa, Condado y CampiñaEsta semana, la Junta de Andalucía ha comenzado además los trabajos para permitir que los centros sanitarios y hospitales privados puedan recibir la certificación de centros comprometidos contra la violencia de género. El Hospital Cruz Roja de Córdoba es el primero de esta naturaleza que ha iniciado el proceso de acreditación.

Pide ayuda

El 016 atiende a las víctimas de todas las violencias contra las mujeres. Es un teléfono gratuito y confidencial que presta servicio en 53 idiomas y no deja rastro en la factura. También se ofrece información a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y asesoramiento y atención psicosocial mediante el número de Whatsapp 600 000 016. Además, los menores pueden dirigirse al teléfono de ANAR 900202010Todos los recursos contra la violencia de género.

Noticias relacionadas