POLÍTICA

Feministas decepcionadas montan un partido para "convertir la ira en acción política"

  • El partido Feministas al Congreso nace al considerar que las mujeres están huérfanas de representación política y que el Gobierno ha abandonado la agenda feminista

  • Sus integrantes se muestran contrarias a la autodeterminación del género y consideran que la futura ley trans generaría desprotección a las mujeres

La junta directiva del nuevo partido Feministas al Congreso está formada por Sandra Moreno, Puri Liétor, Pilar Aguilar, Fátima Arranz y Juana Gallego.

La junta directiva del nuevo partido Feministas al Congreso está formada por Sandra Moreno, Puri Liétor, Pilar Aguilar, Fátima Arranz y Juana Gallego.

2
Se lee en minutos

Un grupo de mujeres enfadadas y decepcionadas con la política en general y con el Gobierno en particular ha puesto en marcha el partido Feministas al Congreso, con el que aspiran a reconvertir en acción política la "ira" por no sentir representados sus derechos e intereses.

"Ningún partido ni de izquierda ni de derecha representa la voz de las feministas. (...) Queremos recoger el sentir de muchas mujeres feministas que actualmente se sienten huérfanas de representación política", ha explicado este martes en rueda de prensa la vicesecretaria del nuevo partido y profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona, Juana Gallego.

El partido nace con una fuerte crítica a la acción del Ejecutivo de coalición, al considerar que ha abandonado las políticas feministas y que la izquierda "ningunea a la mitad de la población".

"Vamos a luchar por que la agenda feminista vuelva a estar en primera línea", ha sostenido.

Las integrantes de la formación han mostrado una feroz oposición a la futura ley LGTBI y trans, de hecho la tramitación de este anteproyecto de ley es el germen de la creación del partico. Sus fundadoras creen que el movimiento que pretende sustituir sexo por género es un "despropósito" y "lesiona gravemente" la lucha de las mujeres: "Las feministas no nos vamos a dejar engañar con cantos de sirena. (...) Se necesita un debate más profundo y reposado", ha aseverado Gallego.

"Abogamos por la abolición del género. (...) Ofrecemos sensatez frente al delirio y las ideas disparatadas", ha continuado.

Feministas al Congreso ha asegurado que su objetivo político es acabar con la opresión de las mujeres: la lucha contra la violencia de género, la abolición de la prostitución, la prohibición de los vientres de alquiler, la lucha contra la cosificación e hipersexualización de mujeres y niñas, el combate contra la brecha salarial y la precarización laboral y el reparto de las tareas de cuidados forman parte de su programa político.

"No podemos tomar las armas, pero sí formar un partido político y defender nuestros intereses", ha subrayado la vicesecretaria general segunda del partido, Sandra Moreno. A su juicio, la ley trans "está viciada de inconstitucionalidad" y provocaría el "desmantelamiento de la categoría sexo", lo que dejaría a las mujeres -ha dicho- en una situación de desprotección.

"Hay muchas mujeres muy enfadadas, no solamente decepcionadas con la política actual. Muchas mujeres están cansadas de protestar y nosotras queremos convertir la ira en acción política, de canalizar el enfado", ha resumido Gallego.

Noticias relacionadas