VIOLENCIA MACHISTA

De ayuda psicológica a repatriaciones: las embajadas españolas refuerzan la asistencia a maltratadas

El Gobierno destina 500.000 euros de los PGE a mejorar la ayuda a víctimas en el extranjero

Una mujer sujeta un pasaporte español.

Una mujer sujeta un pasaporte español. / EFE/Miguel Gutiérrez

5
Se lee en minutos

Embajadas y consulados quieren ser refugios contra la violencia machista. Los Presupuestos Generales del Estado destinan 500.000 euros para reforzar en 2022 la acción exterior española de asistencia a víctimas de violencia de género, una acción que cubre desde la ayuda psicológica en situaciones de emergencia al acompañamiento legal y la repatriación en los casos más graves.

Los maltratadores aíslan a las mujeres de su entorno, un aislamiento doble en el caso de que las víctimas vivan en el extranjero, lo que dificulta aún más la ya de por sí difícil salida de la espiral del maltrato.

"Son casos especialmente complicados porque a la condición de víctima se suma que son mujeres que muchas veces no hablan el idioma, están lejos de familia y amigos en un entorno que no conocen y en el que no se manejan bien. Hemos detectado que el servicio consular y que haya una voz amiga que te oriente y te acompañe en tu idioma en estos casos es fundamental", explica a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA la coordinadora para la violencia contra la mujer en el exterior, Tada Bastida.

Desde 2015, España cuenta con un protocolo de actuación para la atención de las mujeres españolas víctimas de violencia de género en el extranjero y desde entonces, Exteriores ha venido reforzando la asistencia, que mandata el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Este 2022, los PGE han destinado una partida de medio millón de euros para mejorar esa atención. La acción exterior aúna la participación de Exteriores, Inclusión y la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género.

Más de 200 casos cada año

"España es un país pionero y un referente internacional contra la violencia de género. 2,7 millones de españoles viven en el exterior y la dimensión consular no podía quedar olvidada. No podemos replicar el sistema completo de protección que hay en España, pero sí velar por que a la víctima se le dé la mejor asistencia posible", asevera Bastida.

En 2020, 260 mujeres víctimas recibieron asistencia en las distintas embajadas y consulados españoles y 20 fueron repatriadas a España junto a un total de 15 hijos menores de edad. Los datos de 2021 aún no se han cerrado, pero la cifra ronda las 230 mujeres.

La gran mayoría (90 %) son casos de violencia de género en el ámbito de la pareja o la expareja, un 8 % fueron víctimas de delitos sexuales y el 2 % restante otro tipo de casos, como matrimonios forzados.

"Hay casos que se cronifican y requieren muchas gestiones. (...) Hemos tenido casos verdaderamente terribles. Nosotros no somos abogados, ni psicólogos ni trabajadores sociales. Por eso la formación y la sensibilización son esenciales", incide la responsable de la asistencia a víctimas en el exterior.

"Queremos que las mujeres vengan a nosotros"

La escuela diplomática y todos los trabajadores en el exterior reciben formación para entender el ciclo de la violencia y cómo deben atender estos casos, qué deben o no decir, cómo reaccionar ante una situación de emergencia. "Queremos que las mujeres vengan a nosotros, no podemos fallar", destaca.

La ayuda que se presta a las víctimas en embajadas y consulados es de muy distinto tipo: disponen de una línea de atención psicológica de emergencia, informan de los recursos de ayuda disponibles en el país -incluidas casas de acogida-, forman en medidas de autoprotección, acompañan a mujeres a interponer una denuncia, dan ayudas económicas, pueden repatriar a las víctimas y las pueden poner en contacto con abogados españoles gracias a un convenio con la Fundación del Consejo General de la Abogacía Española, algo especialmente útil para aquellas que planeen regresar a España.

"Tienen muchas dudas, sobre todo si tienen hijos a su cargo, relativas a si pueden viajar con los niños o a dónde tienen que plantear la demanda de divorcio. (...) Los casos más complejos suelen ser los que implican a menores, especialmente cuando tienen residencia habitual en el extranjero. Muchas veces las mujeres quieren volver a España con los niños y no pueden trasladar unilateralmente su domicilio, tienen que consultar a un abogado, pedir autorización judicial y puede llegar a demorarse mucho en el tiempo", sostiene Bastida. La legislación de cada país determina el ritmo de los procedimientos.

Bastida hace hincapié en que las mujeres pueden dirigirse en busca de ayuda a los teléfonos de emergencia de las embajadas y consulados, en servicio las 24 horas del día.

Con la partida de medio millón de euros que se destinará en 2022, la asistencia en el exterior pretende aspira a dar ayudas para que las víctimas puedan recibir asistencia legal de abogados locales en cada país, ya sea para causas penales o civiles.

En la actualidad, Exteriores también trabaja junto a la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género para avanzar en el registro de feminicidios de mujeres españolas en el exterior: "Ahora que se está revisando el sistema para contar otras violencias, ir hacia el Convenio de Estambul y registrar otros casos, queremos que dentro de esa ampliación quede también recogida la violencia que padecen las mujeres españolas en el exterior como una dimensión más que debe seguirse en el Ministerio de Igualdad.

"Es una política de Estado. Empezó con -José Manuel García- Margallo, siguió con -Josep- Borrell y seguirá porque es un proyecto de todos. Hemos empezado a andar este camino, quedan cosas por hacer, pero es bonito perfeccionar la asistencia consular", concluye Bastida.

Pide ayuda

El 016 atiende a las víctimas de todas las violencias contra las mujeres. Es un teléfono gratuito y confidencial que presta servicio en 53 idiomas y no deja rastro en la factura. También se ofrece información a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y asesoramiento y atención psicosocial mediante el número de Whatsapp 600 000 016. Además, los menores pueden dirigirse al teléfono de ANAR 900202010Todos los recursos contra la violencia de género.

Noticias relacionadas