VIOLENCIA MACHISTA

Casi 6.000 víctimas de maltrato más con protección policial al cierre de 2021

Detectados casi 700 menores en riesgo de sufrir violencia vicaria

Casi 6.000 víctimas de maltrato más con protección policial al cierre de 2021
4
Se lee en minutos

La protección policial a víctimas de violencia de género creció de forma significativa en 2021, así como la detección de menores en riesgo de ser agredidos por el maltratador de sus madres. Al terminar el año, los cuerpos policiales hacían seguimiento a casi 70.000 mujeres, 5.183 más que el 31 de diciembre de 2020, un aumento del 9 %.

Al cierre de 2021, eran 7.008 los menores en situación de vulnerabilidad (un 35,9 % más) y 676 los pequeños y pequeñas en peligro de sufrir una agresión del maltratador de sus progenitoras (un 61,3 % más) que las distintas policías habían detectado en España.

A pesar de estos avances en la protección de las víctimas, el sistema de lucha contra la violencia machista sigue teniendo fallos: de las 43 mujeres asesinadas, en nueve casos constaban denuncias previas por maltrato contra el agresor, así como en cuatro de los siete asesinatos de niños por violencia vicaria.

Más víctimas en Viogén

El Ministerio del Interior ha hecho públicos este martes los últimos datos de Viogén, el sistema policial de seguimiento de víctimas de violencia de género que trata de evaluar el riesgo al que está expuesta una mujer cuando denuncia el maltrato para tratar de asegurarle una protección adecuada. Son relativos al 31 de diciembre.

Las cifras evidencian incrementos en todas las categorías: víctimas con seguimiento policial, menores en situación de vulnerabilidad por habitar en contextos de maltrato machista y pequeños y pequeñas en peligro de ser agredidos por el maltratador de sus madres.

La estadística de Viogén recoge datos de la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Policía Foral de Navarra y algunas policías locales presentes en el sistema, pero en él no constan los casos de Cataluña y el País Vasco, que gestionan los Mossos d'Esquadra y la Ertzaintza.

A fecha 31 de diciembre de 2021 había un total de 69.469 casos activos con seguimiento policial, un 9 % más que un año antes: 11 mujeres víctimas en riesgo extremo, 578 en riesgo alto -un 36 % más que en 2020- y 8.353 en riesgo medio -un 32 % más-. De ellas, 31.461 mujeres tenían hijos a cargo.

Es cierto que en 2020 hubo menos denuncias por maltrato que en el 21 debido a las restricciones de la crisis sanitaria, lo que podría explicar el aumento de la protección. Sin embargo, al comparar las cifras con las de finales de 2019, también se registran importantes incrementos en el número de mujeres con seguimiento policial.

Según el Consejo General del Poder Judicial, entre enero y septiembre de 2021 (último periodo del que hay datos) se interpusieron 120.813 denuncias por violencia de género: en el mismo periodo de 2020 fueron 113.615 y en el de 2019, 125.936.

Así, a pesar de que en los tres primeros trimestres de 2021 se registraron menos denuncias que en esa etapa del 2019 -periodo de referencia sin pandemia-, son más las víctimas que cuentan ahora con protección policial (un incremento del 13 %, 8.114 mujeres más con seguimiento).

Crece la detección de menores en peligro de sufrir violencia vicaria

Significativos han sido también los incrementos en la detección de la vulnerabilidad y del peligro potencial de los hijos de estas víctimas que viven en un contexto de violencia.

A finales de 2021, las distintas policías habían alertado de 676 casos de menores en riesgo de padecer violencia vicaria: 59 alto y 617, medio. Supone un aumento del 61,3 % con respecto a 2020.

En todos los casos, Viogén ha generado una diligencia para alertar a las autoridades judiciales y fiscales de esta situación con el objetivo de que soliciten una evaluación forense más detallada y así poder dictar órdenes de protección adecuadas.

El 31 de diciembre, los cuerpos policiales habían detectado a 7.008 pequeños y pequeñas en situación de vulnerabilidad como consecuencia del maltrato a sus madres, 1.853 más que en la misma fecha de 2020, lo que supone un incremento del 35,9 %.

De esos 7.008 menores, 54 estaban en riesgo alto y 962, en riesgo medio.

Cuando una mujer denuncia violencia de género, los agentes proceden a evaluar el riesgo al que está expuesta (extremo, alto, medio, bajo o no apreciado) a través de un formulario de varias preguntas con el que tratan de anticiparse para evitar futuras agresiones a la víctima, esto es, el riesgo de reincidencia del agresor.

En ese cuestionario también se pregunta por la situación de los hijos. A partir del estudio de casos letales previos, Interior incluyó en el sistema indicadores que alerten del posible riesgo de los niños y que se analizan cuando la víctima interpone la denuncia.

Así, la respuesta de la madre a una serie de preguntas pautada sirve para identificar los casos en los que se detecte el riesgo de una situación de vulnerabilidad como de potencial peligro para los niños, ya sea de violencia grave o letal.

Pide ayuda

El 016 atiende a las víctimas de todas las violencias contra las mujeres. Es un teléfono gratuito y confidencial que presta servicio en 53 idiomas y no deja rastro en la factura. También se ofrece información a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y asesoramiento y atención psicosocial mediante el número de Whatsapp 600 000 016. Además, los menores pueden dirigirse al teléfono de ANAR 900202010Todos los recursos contra la violencia de género.

Noticias relacionadas