FEMINISMO PSOE

Andrea Fernández: una negociadora discreta para liderar el feminismo en el PSOE

  • La lucha contra la violencia sobre las mujeres será la prioridad en su agenda

  • Será la encargada de impulsar la propuesta socialista para abolir la prostitución

La secretaria de Igualdad del PSOE, Andrea Fernández, durante la firma de la renovación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género en el Congreso de los Diputados.

La secretaria de Igualdad del PSOE, Andrea Fernández, durante la firma de la renovación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género en el Congreso de los Diputados. / Archivo

4
Se lee en minutos

Andrea Fernández tiene 29 años. Un mes después de asumir la secretaría de Igualdad del PSOE, lograba sacar adelante de la mano del Ministerio de Igualdad la renovación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, al que se sumó incluso el PP. Negociadora discreta y tenaz, esta diputada leonesa tendrá que afrontar grandes retos como nueva voz feminista del socialismo: desde la búsqueda de acuerdos con Unidas Podemos hasta una propuesta para abolir la prostitución serán.

Fernández, que sucede a Carmen Calvo como secretaria de Igualdad del PSOE, está llamada a conectar con voces más jóvenes del electorado y llega al cargo con una agenda clara, propia, en la que la lucha contra la violencia sobre las mujeres ocupará el lugar más importante.

Su primer gran cometido, la renovación del acuerdo parlamentario para renovar el Pacto de Estado, ha sido completada con éxito en muy poco tiempo y en un ambiente de sintonía con el Ministerio de Irene Montero.

Pero con la legislatura en su ecuador, Fernández tendrá que liderar otros debates en los que quizá no existan tantas confluencias entre los dos socios del Ejecutivo, como la abolición de la prostitución o la ambiciosa reforma de la ley del aborto que prepara Igualdad.

La secretaria de Igualdad del PSOE, Andrea Fernández, durante su participación en el congreso en el que fue designada.

/ Archivo

Confianza y discreción: una nueva etapa de negociación con Igualdad

Desde el Ministerio de Igualdad, dirigido por Irene Montero (Unidas Podemos), hablan de una nueva etapa en las relaciones con el PSOE: "La sensación con el equipo nuevo es la de que se ha empezado una nueva etapa basada en la confianza y la discreción", destacan fuentes de este departamento.

El cambio ha sido significativo, puesto que la relación con la anterior secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, estuvo marcada por grandes diferencias, fundamentadas en sus concepciones dispares del feminismo y muy sonadas durante la negociación de la ley trans.

Irene Montero y Carmen Calvo.

/ epe

Contrastan esos tiempos con los inicios de Fernández, que en apenas dos semanas acometió con éxito el acuerdo para la renovación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género al que se sumó todo el arco parlamentario excepto Vox.

Aunque en Igualdad son conscientes de que habrá disensos porque son dos partidos en un mismo Gobierno, esperan "negociaciones sinceras, sin fobias y con sinceridad" para llegar "juntas" a acuerdos. "Negociar, ceder, pactar y consensuar para llegar a acuerdos", insisten, porque "el aborto, la violencia de género y la ley de trata tienen que ser grandes consensos del movimiento feminista".

Desde el departamento de Irene Montero resaltan que la buena sintonía con Fernández no tiene tanto que ver con que pertenece a una generación joven como con "una decisión política", cuando antes "había otra": "Hemos visto que cuando hay voluntad, en dos semanas consigues un Pacto al que se suma hasta el PP".

Reconocen estas fuentes la generosidad del nuevo equipo socialista de Igualad a la hora de asumir Montero el liderazgo de la renovación del Pacto y cosechando "una victoria conjunta".

La voluntad es trabajar conjuntamente, insiste las fuentes de Igualdad consultadas.


/ epe

Sin embargo, a nadie se le escapa que la legislatura ha alcanzado su ecuador y que igualdad y feminismo son cuestiones clave para socialistas y morados. Sus concepciones feministas, aunque con puntos confluyentes, son distintas y esos matices se dejarán sentir conforme se acerque un horizonte electoral.

En el PSOE no niegan que las agendas feministas difieren y que, en la propia, la lucha contra las violencias machistas y la abolición de la prostitución serán capitales. Aunque la ministra de Igualdad se ha declarado abolicionista, en Unidas Podemos no hay una posición fijada sobre este asunto.

Negociadora potente y leal: así la ven los suyos

"Es discreta, leal al partido y sabe que lo importante es sacar las cosas adelante", así definen a Andrea Fernández fuentes del grupo parlamentario socialista, que inciden en que la discreción es imprescindible "para no torpedear las negociaciones".

Y en lo que resta de legislatura habrá muchas negociaciones en materia de igualdad en el Parlamento: la ley del sólo sí es sí y la ley trans y LGTBI, entre otras. Un poco más adelante, la futura legislación promovida por el PSOE para abolir la prostitución.

Las mismas fuentes destacan de ella su inteligencia y su "potente capacidad de negociación": "No es baladí la elección en este momento y con los temas que hay que poner encima de la mesa. Ella es la persona más adecuada para liderar estos nuevos retos, el PSOE cree que es la persona más adecuada", aseveran desde el Congreso de los Diputados.

Se trata de "una apuesta muy fuerte del PSOE" por una mujer "con convicciones feministas muy firmes", explican a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA fuentes del grupo parlamentario socialista.

Su compromiso se traduce en "una idea transformadora de la sociedad desde una mirada feminista", continúan.

En su partido sostienen que Fernández conecta muy bien con la generación del #Metoo y del "hermana, yo sí te creo", denuncias de la cuarta ola del movimiento feminista.

Noticias relacionadas