LGTBIFOBIA

Denuncian una agresión homófoba en Asturias al grito de "maricón de mierda": la víctima, en el hospital con puntos en cabeza y cuello

El afectado, que recibió varios puñetazos y un golpe con un vaso, pide ayuda para tratar de identificar a sus agresores

Manifestación del colectivo LGTBI en Madrid

Manifestación del colectivo LGTBI en Madrid / REUTERS/Susana Vera

2
Se lee en minutos
A. F. V./R. G.

Nueva agresión homófoba en Asturias. Un joven ha denunciado a través de las redes sociales haber sido víctima de un ataque cuando se encontraba en un bar de copas de Oviedo. Los hechos tuvieron lugar el viernes, 3 de diciembre. "Me pegaron puñetazos y me reventaron un vaso en la nunca", relata la supuesta víctima, que tuvo que acudir al hospital para curarse las heridas: "Me han puesto seis puntos, tres grapas en la cabeza y cuatro más en la nuca".

Según el relato hecho a través de las redes sociales por el presunto agredido, todo tuvo lugar la noche del viernes en un local de la calle Mon. Fue allí donde tres hombres le agredieron "mientras me llamaban 'maricón de mierda'". Le pegaron puñetazos y hasta le llegaron a partir un vaso en la nuca. Fruto de las heridas tuvo que ser traslado al HUCA, donde le pusieron puntos y grapas en la cabeza y la nuca.

"Es realmente triste que en pleno siglo XXI no puedas estar bailando y pasándolo bien tranquilamente con tus amigas y compañeras de trabajo (...) Todo por estar pasándolo bien sin hacer daño a nadie, por sentirme libre y orgulloso de quién soy. Me parte el corazón ver tanto odio", ha lamentado el joven en un mensaje a través de Instagram, que ha acompañado de diversas fotos en las que puede vérsele en una campa de hospital con la cabeza vendada y varias prendas llenas de sangre.

El afectado ha pedido difusión a su caso para tratar de localizar testigos que puedan identificar a sus agresores. A esta causa también se ha sumado el establecimiento en el que tuvo lugar la agresión. "La persona agredida se fue del local de inmediato tras el acto violento. Lamentablemente no se puso en contacto con nuestro personal de seguridad y no identificó a sus agresores, por lo que no pudimos ayudarle ni actuar en el acto. Estamos trabajando en el visionado de las grabaciones de las cámaras de seguridad. Estamos a total disposición de la víctima como de la policía", han aclarado en un mensaje hecho público a través de las redes sociales.

El caso ha corrido como la pólvora a través de las redes sociales. Tanto, que hasta el presidente del Principado, Adrián Barbón, ha condenado la agresión. "Mi apoyo y solidaridad y mi condena rotunda por la agresión. Asturias debe decir basta", ha colgado en su cuenta oficial de Twitter.

Esta no es la única agresión homófoba registrada en Asturias recientemente. A finales de octubre un joven denunció haber sido agredido en Pola de Siero tras salir de una discoteca. "Me dijeron que daba mucho asco y me acorralaron", relató la víctima, a la que pegaron una patada y un fuerte golpe en el ojo.

Noticias relacionadas