GALICIA

El comercio local apuesta por la paquetería “online”: ¿cuánto dinero gana?

Tiendas de ropa, quioscos, veterinarios o gasolineras se convierten en puntos de entrega y recogida de pedidos de webs y plataformas como Zara, Vinted o Shein

Martín Rodríguez, de la tienda Qué me pongo, con paquetes y el lector de códigos.

Martín Rodríguez, de la tienda Qué me pongo, con paquetes y el lector de códigos. / JOSE LORES

4
Se lee en minutos
Borja Melchor

Si no puedes con el enemigo, únete a él. Es la máxima que aplican decenas y decenas de establecimientos a pie de calle en Vigo que han optado por ampliar su hoja de servicios y servir de punto de recogida o entrega de paquetería online. Desde un centro veterinario o una gasolinera a una tienda de ropa, de alimentación, de golosinas, de artículos para el hogar, una parafarmacia o un quiosco. Aliarse con el e-commerce les permite ganar visibilidad, por lo tanto, aumentar sus potenciales clientes y, en consecuencia, sus ventas: según las empresas distribuidoras, crecen de media entre un 12% y un 20%. Uno de los tantos negocios que ofrecen esta posibilidad en Vigo es la Papelería León, en la calle García Lorca, en la zona de As Travesas. “Estoy contenta con este servicio. Me va bien y no da trabajo. Además, la empresa que lo gestiona –InPost– me da mucha facilidad”, explica la responsable del local antes de indicar que “es beneficioso” porque le permite generar ventas. “Hay gente que viene a entregar un paquete para enviar y compra una cinta para pegar la etiqueta y la imprime aquí. No me quita mucho tiempo y es dinero que me viene bien. La actividad va a más con el paso del tiempo. Cumplo ahora un año”, señala.

Los responsables de los negocios reciben una cantidad económica concreta en función del peso del paquete. “Recibimos hasta 30 céntimos por cada uno”, apuntan desde la Papelería León, que recibe a una media de 15 o 20 personas al día que se dirigen a este local para recoger o enviar pedidos. “En algunos momentos, llega a haber más, 25 por ejemplo. Depende mucho de la época. Ahora, en diciembre, hay mucha paquetería, por lo tanto, vamos a tener más actividad que en los meses de verano”, apostilla. Estos establecimientos se llevan desde 40 o 50 euros al mes a más de 100 o 200, depende de diversos factores: la ubicación, el principal.

Algunas de las tiendas online que más dinamizan la paquetería son las que se caracterizan por la venta de ropa y complementos, como Zara, Shein, Vinted o Venca. La tendencia apunta a un aumento de la actividad en este tipo de plataformas en línea, lo que presagia un protagonismo creciente de los puntos de recogida y entrega de paquetes a pie de calle, una solución que aplauden los usuarios, puesto que pueden escoger en qué punto de la ciudad prefieren recibir o dar su paquete –en la ciudad, están repartidos por la mayor parte del casco urbano–, y los responsables de los establecimientos, que potencian su visibilidad.

La tienda de calzados Los Pies de Mayka es otro negocio que funciona como punto de recogida y entrega de paquetes en la ciudad. Está en la peatonal de O Calvario. Sus responsables eligieron este sistema para ganar visibilidad. “Al venir a entregar un paquete o recogerlo, ya te conocen y ven lo que hay en la tienda. Mucha gente es asidua de la paquetería”, señalan. Reciben a unas 10 o 12 personas al día de media. “Empezamos este mismo año, desde antes de verano, y funciona bastante bien. Si surge algún problema, tenemos un número para llamar y una persona encargada por zona para contactar. Además, los paquetes no nos quitan mucho espacio, utilizamos una zona que estaba vacía”, explican.

En López de Neira, pegada a Príncipe, está la tienda de tallas grandes Qué me pongo. Su responsable indica que la empresa asociada, InPost, paga 0,15 euros y 0,30 en función del servicio. “No lo hacemos por dinero, sino para que la gente nos conozca: vienen a por el paquete o a dejarlo y, de paso, ven la tienda. Hasta ahora, llevamos más de un año siendo punto de recogida y envío de paquetería online y es cierto que pocos usuarios se quedan y compran. Lo malo es que, si hay clientes, te complica la atención tener que estar con la persona que viene por paquetería”, añade.

"Un usuario nos ha pedido cita para traer a su mascota"

Noticias relacionadas

Más contentos están en el centro veterinario La Guía, en la calle Pedro Alvarado (Teis). Llevan una semana como punto de recogida y envío de pedidos y reconocen estar “contentos” por el “feedback” de los usuarios. “Han venido unas seis personas. Una de ellas ya nos ha pedido cita para su mascota. Es por el motivo que hacemos esto: para captar clientes, no tanto por darnos a conocer, llevamos ya 12 años aquí”, aseveran antes de destacar que este servicio no les supone un problema de espacio. Misma respuesta dan en el El Budare Market Vigo, una tienda de productos de alimentación venezolanos situada en María Berdiales: “Es un proceso sencillo”.

El presidente de la Federación Vigocomercio, Roberto Giráldez, reconoce que no está “muy a favor” con que el comercio local sirva de apoyo al comercio electrónico, puesto que “ejerce competencia desleal”. “Usan los negocios a pie de calle como delegación para la venta online. Puedo entender que lo hagan los quioscos, puesto que no tienen competencia en internet, pero no otros establecimientos que sí la sufren”, aclara.