Tribunales

La Audiencia Nacional desestima la imputación del sobrino del patrón del Pitanxo por encubrimiento

Las familias han mostrado su intención de presentar alegaciones

Eduardo Rial, a su salida de la Audiencia Nacional.

Eduardo Rial, a su salida de la Audiencia Nacional. / JESÚS HELLÍN / EP

1
Se lee en minutos
R. V.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha desestimado la imputación de Eduardo Rial, sobrino del patrón del Villa de Pitanxo y otro de los supervivientes a la tragedia, en la causa que investiga el naufragio del pesquero gallego a 450 kilómetros de la costa de Terranova (Canadá) el pasado 15 de febrero.

Tal como han informado familiares de las 21 víctimas del hundimiento, el juez ha desestimado la petición presentada por el abogado que representa a las familias. Pese ha ello, han mostrado su intención de presentar alegaciones al respecto.

Fue el pasado mes de junio cuando los tres supervivientes del naufragio, en el que fallecieron 21 de los 24 marineros que trabajaban en el buque, acudieron a declarar ante la Audiencia Nacional. Solo Juan Padín, el patrón del barco, lo hizo como investigado, mientras que Eduardo Rial y Samuel Kwesi lo hicieron como testigos.

Sin embargo, las familias solicitaron que Rial fuese imputado en el caso, al considerar que su declaración no se corresponde con la realidad y que trata de encubrir a su tío.

Esto debido a que ambos mantienen una versión diferente a la de Samuel Kwesi. Este último asegura que las redes del barco estaban enganchadas en el fondo del mar, lo que provocó la entrada de agua y que se parase el motor. Por su parte, Rial y Padín sostienen que el motor se paró antes de que entrase agua y que las redes no estaban embarradas.

Las familias solicitaron que Rial fuese imputado en el caso, al considerar que su declaración no se corresponde con la realidad y que trata de encubrir a su tío

Noticias relacionadas

Además, en sus declaraciones ante la Guardia Civil, varios de los marineros del Playa Menduiña II, el pesquero que los rescató, apostillaron que Rial advirtió a Kwesi diciéndole: "Cuidado con lo que dices al llegar a tierra".

Asimismo, el propio Kwesi subraya que Padín y la armadora del buque, Pesquerías Nores Marín, trataron de convencerlo para que contase una versión que no fue la que él vivió.