HOMOFOBIA

Un vecino de Valga, Pontevedra: “Me rompieron las costillas porque piensan que soy gay”

La víctima alega que le quitaron las llaves del coche y, “mientras me pegaban, me llamaban ‘maricón de mierda’, además de decirme que debería estar muerto y que gente como yo sobra en este país”

La víctima del presunto delito de odio.

La víctima del presunto delito de odio.

2
Se lee en minutos
Manuel Méndez

Un vecino de Valga, Pontevedra, de 44 años de edad denunció ante la Guardia Civil haber sido víctima de una brutal agresión. Sucedió hace unos días en la parroquia de Campaña, durante las fiestas de Santa Ana.

Asegura que todo se debió a que, “como visto muy diferente a ellos, creen que soy gay, aunque no sea así, y por eso decidieron pegarme e insultarme”.

Se trata, en consecuencia, de un presunto delito de odio ocurrido a las cinco de la madrugada del día 27, cuando, una vez finalizada la verbena, se dispuso a recoger su vehículo para acceder con el mismo al interior del recinto con intención de poner música.

Así consta en la denuncia que presentó ante la benemérita, en la que explica que “una persona se puso delante del coche interrumpiéndome el paso”.

En ese instante se habrían acercado “una veintena” de individuos que se encontraban en el lugar “y se arrojaron sobre mi para empezar a agredirme e insultarme”.

Alega la víctima que le quitaron las llaves del coche y, “mientras me pegaban, me llamaban ‘maricón de mierda’, además de decirme que debería estar muerto y que gente como yo sobra en este país”.

Llegado a este extremo, y tras identificar a alguno de sus agresores, la víctima explicó a los agentes que los atacantes “ya tenían ganas de pillarme hace tiempo”. Y todo, aduce, “porque piensan que soy gay; aunque no lo soy, sino que, simplemente, visto distinto”, insiste una y otra vez.

Abundando en ello, detalla que “un día fui a las fiestas de Campaña vestido de sport, otro iba de gótico, ya que es una vestimenta que me gusta mucho, porque soy fan de la película ‘El Cuervo’, y cuando me agredieron llevaba traje”.

Aportó nombres y matrículas

Ademán de argumentar que dos personas del lugar trataron de ayudarlo mientras estaba siendo agredido, la víctima de estos hechos hizo constar en la denuncia presentada el lunes en el cuartel de la Guardia Civil de Valga datos que pueden ser relevantes en la investigación, como por ejemplo el nombre o características de algunos de los agresores y la matrícula del turismo perteneciente al que sería su cabecilla, al igual que hizo constar los datos de otro coche que “trató de atropellarme” momentos después, cuando ya se había ido a su casa.

Según consta en esa denuncia y en los partes médicos, fue atendido en el centro de salud de la localidad, donde entró quejándose de “fuertes dolores en todo el cuerpo, sobre todo en el costado y hombro izquierdos”.

Desde allí lo habrían derivado al Hospital de Santiago, “donde me diagnosticaron fracturas de, al menos, noveno y décimo arcos costales izquierdos”.

Al dar cuenta a FARO DE VIGO de estos hechos, el agredido asegura también que temió por su vida y que las consecuencias pudieron haber sido trágicas, ya que “solo un mes antes me habían operado de hernia discal, por lo que aún estaba convaleciente cuando me golpearon brutalmente en la espalda y el costado”.

Noticias relacionadas
Temas

LGTBI