Naufragio

El Estado descarta sus medios para buscar al 'Villa de Pitanxo' y analiza alternativas privadas

  • Salvamento Marítimo reconoce que sus buques y ROVs no tienen capacidad para operar en Terranova

  • Las familias les dan un “tiempo prudencial” para buscar otras opciones

Algunas de las familias a su llegada a la reunión.

Algunas de las familias a su llegada a la reunión. / G. SANTOS

3
Se lee en minutos
Carlos García

Más de tres horas de reunión entre el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, el director general de Marina Mercante, Benito Núñez y responsables de Salvamento Marítimo con las familias de los desaparecidos del 'Villa de Pitanxo' sirvieron para marcar los pasos que se van a dar en la búsqueda del pesquero hundido en aguas de Terranova.

Tal y como explicó María José de Pazo, portavoz de las familias, y el propio director general de Marina Mercante; Benito Núñez, la principal conclusión del encuentro es que se descartan los medios de los que dispone el Estado español para la búsqueda del pesquero.

Núñez explicó que las “condiciones operativas de nuestros medios no son apropiados para trabajar en la zona”, tanto por la altura de ola como la profundidad a la que se estima que puede estar hundido el buque marinense. Los medios submarinos, “Rovs” de los que dispone Salvamento Marítimo no tienen la suficiente autonomía (no son autónomos, tienen “cordón umbilical” por decirlo de algún modo), ni tampoco los buques son los adecuados para operar en esas aguas, en esa climatología y a esa profundidad.

¿Cuál es la alternativa? Tanto las familias como el propio Núñez fueron claros. Habrá que estudiar otras opciones en medios privados: “Los que nosotros tenemos no cumplen, habrá que buscar otros, creemos que existen pero tenemos que mirarlo”, indicó el director general de Marina Mercante. “Analizaremos las opciones que tengamos”, explicó tras reconocer que estas están en el sector privado.

Empresas especializadas en este tipo de actuaciones, como la viguesa ACSM, disponen de este tipo de medios aunque por el momento negaron contactos con Salvamento Marítimo para este operativo.

Las familias se mostraron, en un primer momento, “disgustadas” por no disponer de medios estatales para afrontar la búsqueda, pero también agradecieron las explicaciones de los especialistas de Marina Mercante y Salvamento. “El segundo paso ahora es buscar esos medios y ver las alternativas para ir al buque y acceder a él”, explicó María José de Pazo. “Vamos a esperar un tiempo prudencial para que estudien cuáles son esas medidas para bajar al buque”, indicó la portavoz de las familias.

La reunión también sirvió para que las familias trasladasen toda una batería de preguntas a los responsables de Salvamento sobre las circunstancias en las que se produjo el accidente: horas, alertas, cronograma de la llegada de los diferentes barcos a los puntos de rescate; o de las medidas de seguridad a bordo del buque, como la utilización de los trajes de supervivencia. Por el momento, el delegado del Gobierno no quiso dar detalles sobre esta parte de la investigación para que no afecte al transcurso de la misma.

Sobre el resto de las cuestiones, asegura que contestaron en la reunión a las familias y que las respuestas que no les pudieron facilitar en el encuentro se las harán llegar mañana mismo a través de la Delegación del Gobierno.

Miñones, que estaba acompañado también por la subdelegada, Maica Larriba; explicó que la semana próxima se celebrará una nueva reunión con las familias con el objetivo de abrir una ventana “excepcional” para que los afectados puedan tramitar con la mayor agilidad y facilidad posible toda la documentación necesaria ante la Seguridad Social, Extranjería o el ISM y evitar así la espera de 90 días de plazo que se exigen para algunos trámites de forma que puedan recibir las prestaciones que les corresponden cuanto antes.

Noticias relacionadas