Proceso judicial

Shakira negocia "intensamente" un acuerdo para evitar el juicio por fraude a Hacienda

Fuentes conocedoras de los contactos aseguran a EL PERIÓDICO que el objetivo es llegar a un acuerdo, que pasaría por la aceptación de la pena y la asunción de responsabilidades

Shakira negocia "intensamente" un acuerdo para evitar el juicio por fraude a Hacienda
3
Se lee en minutos
Martí Saballs / J. G. Albalat

El equipo jurídico de Shakira (Isabel Mebarak Ripoll) está enfrascado en una "negociación intensa” con la Abogacía del Estado, la parte más dura, y la fiscalía para evitar que la cantante colombiana se siente en el banquillo de los acusados por presuntamente haber defraudado a la Agencia Tributaria española 14,5 millones de euros entre los años 2012 y 2014, según han confirmado a EL PERIÓDICO, diario integrante del grupo Prensa Ibérica al igual que este medio, fuentes cercanas a la artista. El objetivo es lograr un acuerdo como ha ocurrido con otros famosos, como Cristiano Ronaldo y Samuel Eto'o.  

La Audiencia de Barcelona avaló el pasado mes de mayo la decisión del juez instructor dar por finalizada la investigación y que concluyó que existían “indicios suficientes” para continuar el proceso judicial contra la artista de Barranquilla por varios de delitos contra la Hacienda Pública por el impago de impuestos. La consecuencia de esa resolución que rechazaba el recurso interpuesto por la defensa era que Shakira, finalmente, será juzgada.

La fiscalía, que presentó la querella contra ella, así como la Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria, tienen ahora la palabra y deben presentar su escrito de acusación. Después le tocará a la defensa. Tras el varapalo judicial de la Audiencia de Barcelona, los abogados de Shakira han intensificado las gestiones para intentar un acuerdo y poder conseguir una sentencia de conformidad. En este caso, el juicio contra la cantante será un mero trámite y durará lo que tarde la artista a aceptar ante el tribunal los términos del pacto.

Una condena menor

El acuerdo pasaría por una reducción de la condena a cambio de la aceptación de una pena menor a la que le correspondería (con multa incluida), la asunción de responsabilidades con la aceptación de las imputaciones se le atribuyen y el pago de la deuda con Hacienda. Este último aspecto está solucionado, pues Shakira tiene consignados desde hace tiempo los 14,5 millones de euros que la Agencia Tributaria le reclama. Uno de los escollos será cuantificar la sanción que también deberá pagar y que establece teniendo en cuenta la cuota defraudada.

Si la negociación entre la defensa y las acusaciones llega a buen puerto, la cantante no solo esquivará un juicio en toda forma y que puede prolongarse durante días, con el consiguiente desgaste por su exposición mediática, sino que eludirá el riesgo de ingresar en la prisión si se produce una dura condena. Y es que el delito por fraude a Hacienda supone de uno a cinco años de cárcel y la fiscalía acusa en su querella a la vocalista de seis de estos delitos. Los jueces pueden suspender la ejecución de la entrada en un centro penitenciario si la condena no es superior a los dos años de cárcel.

Su residencia en España

El debate jurídico de este proceso es si Shakira era residente habitual en España desde el año 2012 y permanecía en el país el mínimo de 183 días al año que obliga a pagar impuestos a la Hacienda española, al margen de las salidas ocasionales, puntuales o esporádicas que realizara para sus actuaciones. Así lo sostiene la fiscalía, mientras la defensa ha argumentado hasta ahora todo lo contrario: lo que era esporádico eran sus estancias en España.

La Audiencia de Barcelona consideró que las fotografías que la propia investigada colgaba en las redes sociales, sus billetes de avión o los pagos realizados por personas a su servicio son "medios aptos" para acreditar su residencia en el país. "Es decir, no es tan relevante cuando se pagó la clínica, sino cuando fue visitada", especifica la resolución. En cambio, los jueces no consideran un dato exculpatorio que la artista haya aportado un certificado de residencia fiscal en Bahamas.

Noticias relacionadas