Cede la custodia de sus hijos

Charlene se "independiza" de Alberto de Mónaco por 12 millones de euros al año

La princesa consorte habría impuesto un contrato y ya estaría haciendo vida independiente en Ginebra, según la prensa francesa

Charlene se "independiza" de Alberto de Mónaco por 12 millones de euros al año
2
Se lee en minutos
Alexandra Costa

Los rumores de crisis entre Alberto y Charlene de Mónaco siempre han perseguido al matrimonio. Que la exnadadora sudafricana pasara más de seis meses en su país natal por problemas de salud —y alejada de sus hijos— no ayudó a calmar el runrún. Ahora, la revista francesa 'Voici' y otros medios galos afirman que ambos hacen vidas separadas y que, además, han llegado a un acuerdo millonario para mantener las formas: Charlene cobrará 12 millones de euros al año por vivir en Suiza y por ceder la custodia de sus hijos, los mellizos Jacques y Gabrielle, al príncipe Alberto II. Todo ello bajo el concepto de "vida independiente con presencia regularizada", sin que las palabras separación o divorcio aparezcan sobre la mesa.

La revista francesa detalla que el contrato y sus cláusulas han sido impuestas por la todavía princesa consorte, que ya hace "vida independiente" en Ginebra. Los 12 millones de euros al año serían para "gastos personales". A esa cifra habría que sumarle la compra de una "residencia personal" en el país alpino y estaría "completada" con otras cantidades de dinero, citan diversos medios.

En Mónaco como primera dama

Respecto a la custodia de los hijos, podrá visitarlos siempre que ella quiera. En este sentido, los medios galos precisan que ha sido Charlene la que ha pedido insistentemente hacer constar por escrito la patria potestad. Sin embargo, los mellizos seguirán su educación en Mónaco.

El contrato de cordialidad por conveniencia incluye un varios pactos de confidencialidad y una cláusula 'laboral' a petición del príncipe Alberto: Charlene seguirá teniendo presencial en "grandes celebraciones" sociales del principado, donde regresará en calidad de primera dama para cumplir con su agenda oficial.

Rumores incesantes

Por más que casa real monegasca haya intentado frenar reiteradamente los rumores de ruptura, los hechos acontecidos en los últimos meses no auguraban un final distinto. Hace más de un año, Charlene se fue a Sudáfrica.

Lo que tenía que ser una corta estancia se convirtieron en seis meses porque contrajo una grave infección otorrinolaringológica que le obligó a pasar por el quirófano.

Por una cuestión de altitud y presión, los médicos no le recomendaron subirse a un avión para volver a Europa. Así, el Palacio de Mónaco anunció que la princesa se tomaba "un periodo de calma y descanso".

Charlene volvió al principado en noviembre de 2021, pero siguió con su recuperación en un una clínica de Suiza. No fue hasta el mes de marzo que se anunció que pronto podría retomar "completamente sus actividades oficiales".

Hace tres semanas, la casa real publicó en Instagram diversas fotografías del reencuentro con el príncipe Alberto II y con sus dos hijos. Según ese mensaje, el reencuentro estuvo lleno de "alegría y emoción". Los cuatro no estaban juntos desde el pasado agosto.

Fue el pasado verano cuando la revista italiana ‘Oggi’ que la separación entre los príncipes estaba a punto de producirse: “Si recuerdo el tono de voz de Alberto, creo que pronto se divorciarán. Los dos se han distanciado, ella sigue su propio camino, él ha elegido el suyo”, dijo Christa Mayrhofer-Dukor, una tía de Alberto II.

Noticias relacionadas