GUARDIA CIVIL

El número 2 de Interior culpa al Gobierno del PP de no vigilar la corrupción del 'caso Cuarteles'

"Resulta inentendible que se parara expresamente la investigación del caso", ha dicho el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez

El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez (izquierda) con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez (izquierda) con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. / EFE

2
Se lee en minutos

El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, ha hecho referencia este martes a la última revelación de este diario sobre el caso Cuarteles, la paralización en mayor de 2017 por el teniente general de la Guardia Civil Pedro Vázquez Jarava del envío a la Fiscalía de un informe sobre delitos e irregularidades en las obras que se contrataban para el instituto armado en 2016, y el archivo de la investigación por parte del entonces director general del Cuerpo, José Manuel Holgado. Para Pérez "resulta inentendible" lo que ha tildado de "particularidad específica" del caso: "Que en el anterior gobierno del Partido Popular se detuviera expresamente la investigación del caso Cuarteles".

El número 2 de Interior ha formulado así una acusación política de negligencia in vigilando, cuando no de obstrucción.

El caso Cuarteles está alcanzando dimensión política, hasta el punto de hacer clamar al actual equipo socialista en Interior contra el equipo anterior, del PP, que dirigieron los ministros Jorge Fernández Díaz y Juan Ignacio Zoido, bajo cuya administración ascendió rápidamente el teniente general Jarava, para acabar rigiendo el Mando de Apoyo e Innovación de la Guardia Civil.

Ha hablado Rafael Pérez durante un viaje a Ceuta, donde este martes ha visitado el Centro de Verificación de la Policía Nacional en el puerto deportivo, y donde se ha reunido con mandos del despliegue ceutí de las Fuerzas de Seguridad del Estado para examinar la situación de la ciudad. Pérez ha remarcado que se deben exigir explicaciones al anterior gobierno "del porqué de este proceder con las investigaciones y con la Justicia", y ha recordado que fue con el actual Gobierno "como Asuntos Internos pudo reanudar la investigación y poner toda la información que había disponible ante la autoridad judicial".

Una excepción

Ha dicho Pérez que su departamento tiene "tolerancia cero respeto a la corrupción en el seno del Ministerio del Interior y de cualquier administración". El secretario de Estado ha advertido de que "será la autoridad judicial la que tenga que determinar cómo evolucionan las investigaciones", para las que contará, "por parte del Ministerio del Interior, con colaboración absoluta a la hora de investigar tanto el llamado caso Cuarteles como el caso Mediador".

Noticias relacionadas

La mano derecha del ministro Marlaska ha querido salvar la imagen de la Guardia Civil presentando este caso de corrupción como una excepción, y pidiendo en consecuencia que "las acciones que hayan realizado algunos no empañen el trabajo de las 80.000 mujeres y hombres que realizan sus labores" en el instituto armado.

En la misma jornada, en el Congreso, el portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, ha anunciado un acuerdo con el Gobierno para que próximamente pasen por la Cámara Baja dirigentes de Interior a explicar las circunstancias que rodearon los supuestos cohechos, falsedades documentales y prevaricaciones que marcan el caso.