AUDIENCIA DE BARCELONA

Primer juicio en España por crear una noticia falsa para denigrar a los menores extranjeros no acompañados

El fiscal reclama dos años de prisión para un tuitero que publicó una agresión cometida en China como si hubiera sucedido en Canet de Mar

Menores inmigrantes no acompañados entran en la comisaria de los Mossos de Nou de la Rambla, en el 2018.

Menores inmigrantes no acompañados entran en la comisaria de los Mossos de Nou de la Rambla, en el 2018. / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos

“Aquí tenéis el video del menor no acompañado marroquí de Canet de Mar, a esos que le vamos a dar la paguita hasta los 23 años, los niños de Pedrito Piscinas. Por cierto, luego para más inri viola, estos energúmenos y estas manadas de marroquís no saldrán en los medios” [sic]. Este texto iba acompañado de un video de 45 segundos en el que se veía una agresión cometida por un hombre en China y que no tiene nada que ver con la población catalana. Fue publicado a las 22.24 horas del 1 de julio del 2019 en Twitter. Una ‘fake news’ o noticia falsa cuyo autor será juzgado este martes en la Audiencia de Barcelona. Es el primer juicio de estas características que se celebra en España, según las fuentes jurídicas consultadas por este diario.

El fiscal reclama para el tuitero J. J. M. F dos años de prisión e inhabilitación por un delito de lesión de la dignidad de las personas por motivos discriminatorios. La acusación pública sostiene que el imputado actuó “movido por su animadversión y rechazo” a los inmigrantes de origen marroquí y, entre ellos, “el sector más vulnerables", como son los menores inmigrantes no acompañados o 'menas'. 

La publicación de J. J. M. F. fue retuiteada en 19 ocasiones, tuvo 13 aprobaciones y generó al menos 93 comentarios. En el vídeo, que fue visualizado 21.900 veces, detalla el fiscal Miguel Ángel Aguilar, se veía como un hombre agrede brutalmente a una mujer, dándole 15 puñetazos y siete patadas en la cabeza y dejándola inconsciente. Después, le intenta bajar los pantalones y la coge del cabello y la arrastra por el suelo hasta que desaparece del campo visual de la cámara de vigilancia que graba los hechos. Esa filmación se realizó el 22 de junio de 2019 y se corresponde a una agresión sucedida en China que fue difundida por las autoridades del país asiático para logar identificar al mal tratador a través de la colaboración ciudadana. “No tiene nada que ver con ningún hecho sucedido en España, ni mucho menos” en Canet de Mar, subraya la acusación.

"Desprecio a la verdad"

El fiscal precisa que las ‘fake news’ o noticias falsas tienen “mucha presencia en internet y tienden a aprovechar momentos e incidentes de actualidad, aportado material audiovisual” para hacer creer al receptor que existe una vinculación. A su entender, con la difusión del texto y “del impactante vídeo”, el querellado pretendía, “con manifiesto desprecio a la verdad y de forma masiva e indiscriminada” entre los miles de usuarios de Twitter, asociar sus contenidos con una violación en Canet de Mar supuestamente cometida por dos 'menas' el 19 de junio del 2019. Estos inmigrantes fueron detenidos.

Noticias relacionadas

El objetivo, subraya la acusación pública, era “difamar de forma global e injusta” a los 'menas' y, en particular, a los niños marroquíes, a los que pretendía asociar “de forma generalizada” con actos violentos o agresiones sexuales. El interés, incide, era “despertar o aumentar entre la población los prejuicios y estereotipos contra ese colectivo de personas, especialmente vulnerables”, con “el consiguiente riesgo de generar sentimientos de rechazo y hostilidad social frente a ellos”.

El perfil del imputado, además, contenía múltiples publicaciones de naturaleza xenófoba y racista, con supuestas informaciones “deformadas o falsas” sobre los inmigrantes en general. Todas ellas, según relata el fiscal, “presididas por idéntico rechazo frontal a la presencia de extranjeros en España”, especialmente si son magrebíes o musulmanes. El acusado, índice, sabía que con su difusión masiva generaba o podía generar no solo sentimientos de rechazo, sino también “fobia y aborrecimiento” contra los mismos.