Tren

Los afectados por el corte del AVE en Zamora, tirados en las estaciones: "Llevamos horas esperando una solución"

Las llamas arrasan unas 20.000 hectáreas en la sierra de la Culebra y suspenden el tráfico en la N-631

Los afectados por el corte del AVE en Zamora, tirados en las estaciones: "Llevamos horas esperando una solución"
3
Se lee en minutos
Marcos Romero

Cientos de usuarios de la línea de alta velocidad entre Madrid y Galicia se mantienen en vilo tras el anuncio del corte del AVE entre Madrid y Ourense por el incendio de Zamora. El avance hacia el norte de las llamas en la Sierra de La Culebra ha obligado a evacuar nuevos pueblos y cortar la línea férrea de alta velocidad. Así lo han confirmado la Junta de Castilla y León y también Renfe, que en un escueto comunicado alerta de la paralización del servicio y de la búsqueda de alternativas por carretera para sus pasajeros.

Sin embargo, los usuarios afectados por la paralización de este servicio se mantienen a la espera de nuevas indicaciones por parte del operador ferroviario después de dos horas. Los viajeros de los AVE 5382 Ourense-Madrid y Alvia 255 Madrid-Vigo se quedaron parados en las estaciones de Sanabria AV y Zamora a la espera de ese "plan alternativo" anunciado por Renfe. Una "alternativa" que no se produjo, ya que finalmente se optó por devolver a esos trenes a sus estaciones de origen. Y los que todavía no habían salido de su destino, estuvieron tirados en las estaciones, dentro de los trenes, sin saber qué hacer durante más de tres horas.

Es el ejemplo de Irene Fernández, que se subió al AVE que debía salir de Ourense a las cinco y media para llegar a Madrid y hasta casi las nueve estuvo parada dentro del tren, en la estación, sin saber cómo proceder. Esta pasajera era una de los casi 150 que tienen billete y denuncia la falta de noticias por parte de Renfe: "Desde que a las 17.45 horas nos dijeron que iban a buscar alternativas para llegar a Madrid no volvimos a saber nada hasta casi las 21.00 horas. No han gestionado bien la información ni las posibles opciones por carretera".

Esta pasajera explica que el pasaje entendía la complicación de la situación que se le había presentado a la operadora ferroviaria por el incendio, pero demandaba "una solución" aunque Renfe fuese ajena al problema. "Estuvimos aquí tres horas y tienen la obligación de darnos información. No sabíamos si salir del tren, irnos a dar un paseo hasta que esto se solventase o buscarnos la vida", denuncia.

Este corte, con carácter sine die, se ha establecido por razones de seguridad. Para evitar un mayor perjuicio y afectación a los clientes, los trenes no están saliendo de origen a la espera de la evolución del incendio y de la información que traslade Adif sobre la afectación que tenga sobre el tráfico ferroviario. Finalmente, a las 20.50 horas se le comunicó a los pasajeros que se quedaban en tierra. A los que subieron en Ourense se quedarían en la ciudad de las Burgas, mientras que los que habían hecho transbordo desde Vigo, Pontevedra, A Coruña o Santiago serían devueltos a sus estaciones de origen. Los trenes Alvia, al poder viajar por el trazado antiguo, podrán seguir operando por el momento.

Renfe ofrece la anulación o cambio

Fuentes de Renfe explican que la operadora está informando a través de todos sus canales de comunicación y atención al cliente. Ha confirmado que ofrece a todos los clientes afectados la posibilidad de formalizar un cambio de fecha para su viaje o la anulación del billete sin que tengan que asumir coste alguno.

Respecto a los pasajeros que ya se encontraban en el trayecto y cuyos trenes se quedaron parados en las estaciones de Zamora y Sanabria AV, han tenido que regresar a su origen debido a las indicaciones de la Guardia Civil, que desaconsejó a Renfe realizar cualquier tipo de transbordo por carretera.

El incendio de la sierra de la Culebra es oficialmente el mayor desastre ecológico ocurrido en la provincia desde hace décadas. La situación preocupa ahora en el entorno de Otero de Bodas, por donde transcurre el trazado del AVE. Allí se han ordenado nuevas evacuaciones en los municipios de Olleros de Tera, Calzadilla de Tera y Pumarejo de Tera. Aunque ya se ha decretado el cierre de la N-631, el incendio todavía no ha alcanzado la A-52, la principal vía de comunicación por carretera del sur de Galicia con la Meseta. Aunque los conductores pueden percibir el humo y el olor a quemado al circular por la zona, el fuego aún está a unos 7 kilómetros de la autovía. Además, el río Tera y el embalse de Nuestra Señora del Agavanzal se interponen entre la carretera y las llamas.

Noticias relacionadas