INCENDIOS EN ESPAÑA

El fuego se extiende por España: el calor, el viento y la sequedad avivan las llamas

Los fuegos continúan arrasando hectáreas, mientras que los cuerpos de bomberos y agentes forestales luchan por sofocar un fuego cada vez más voraz, sobre todo en Zamora, pero también en cuatro nuevos incendios en Tarragona, Toledo, Lleida y Castellón

El fuego se extiende por España: el calor, el viento y la sequedad avivan las llamas
5
Se lee en minutos
EFE

En una nueva jornada de temperaturas muy altas en toda la geografía española, los incendios forestales continúan arrasando hectáreas mientras que los cuerpos de bomberos y agentes forestales luchan por sofocar un fuego cada vez más voraz, sobre todo en Zamora, pero también en cuatro nuevos incendios en Tarragona, Toledo, Lleida y Castellón.

Dieciséis comunidades autónomas están en aviso naranja o amarillo por temperaturas muy altas, quedando solo Canarias fuera de esta lista de calor, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que prevé también tormentas en Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia y La Rioja, y que podrían ir acompañadas por rachas de viento en las cinco primeras.

Viento que unido a las altas temperaturas y sequedad del suelo puede dar inicio a cualquier incendio nuevo, como ha sucedido esta tarde en Tarragona, concretamente entre los municipios de La Riba y Farena y que ha quedado estabilizado por los Bomberos de la Generalitat, según fuentes del cuerpo.

En Cataluña, los Agentes Rurales de la Generalitat han activado el nivel 3 del Plan Alfa, que marca riesgo extremo de incendios, en 17 municipios repartidos por tres comarcas de Lleida.

En Lleida un nuevo incendio se ha iniciado a primera hora de la tarde en Altés, en el término municipal de Bassella, en una comarca donde siguen activos los incendios de Coll de Narbó, Cabó y Peramola, este último estabilizado, según informan los Bomberos de la Generalitat.

Además, los efectivos de los Bomberos se centran en estabilizar el incendio de Lladurs ante el potencial del mismo, y aunque está perimetrado no está estable debido a que se encuentra en una zona de difícil acceso.

Otro fuego en Castellar de la Ribera (Lleida) también se ha estabilizado, pero el de Artesa de Segre (Lleida) tiene estabilizado el flanco derecho pero el izquierdo sigue quemando, según el jefe operativo de los Bomberos, David Borrell.

Además, otro incendio se ha declarado en una zona de pastizal-matorral en la finca Zurraquin, en el término municipal de Toledo, cerca del parque temático francés 'Puy du Fou', que ha decidido evacuar a 2.500 visitantes, 700 empleados, 200 aves, 55 caballos y el resto de animales sin que ninguno haya sufrido daños.

En la extinción han llegado a participar 28 medios y 101 personas, y ahora trabajan en el lugar del incendio 7 medios aéreos, 12 terrestres y uno de dirección y coordinación; en total 86 personas, según ha informado la Consejería de Desarrollo Sostenible.

Tormentas secas y rayos latentes

Además, en Caudiel (Castellón) preocupa el incendio declarado este viernes por temperaturas de 40 grados y baja humedad y en el que los efectivos se centran en defender la primera línea de viviendas de la localidad y donde los vecinos han sido evacuados porque el fuego rodea el pueblo, según han informado fuentes del Consorcio provincial de bomberos.

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat ha establecido la situación 2 de emergencia que se ha iniciado en la localidad de Viver (Castellón), junto a las vías del tren que unen Sagunto con Teruel, lo que ha obligado a cortar el servicio entre Segorbe y Barracas.

En Castilla y León, las localidades de Villardeciervos y Boya se han sumado a las seis localidades desalojadas este jueves ante el avance del incendio en la reserva de la Sierra de la Culebra (Zamora), que ha arrasado casi 9.000 hectáreas de terreno.

El fuego se ha avivado por el calor, viento de 40 kilómetros por hora y por la llegada de las llamas a la copa de los pinos, lo que ha tornado en incontrolable el incendio y ha obligado a cortar tres carreteras.

Además, el avance rápido de las llamas se ha visto reforzado con las tormentas secas, la orografía abrupta del terreno o los rayos latentes, con los que los árboles se prenden por dentro hasta la combustión final y repentina de la copa.

Intervienen en las labores de extinción 13 agentes medioambientales, 7 técnicos, 8 autobombas, 5 retenes de maquinaria, 8 cuadrillas terrestres, 2 cuadrillas helitransportadas, cuatro convoyes llegados de otras provincias de Castilla y León e integrados cada uno de ellos por dos cuadrillas terrestres, dos autobombas, un agente y un técnico.

También intervienen más de una decena de medios aéreos, brigadas de refuerzo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), medios de Galicia y la Comunidad de Madrid y más de un centenar de integrantes de la Unidad Militar de Emergencias.

En Andalucía, en el incendio de Pujerra (Málaga) que dio inicio a la "temporada del fuego" el pasado 8 de junio, según las primeras estimaciones, se han quemado unas 4.866 hectáreas, a las que habrá que restar las "islas verdes", no obstante, la cifra podría rondar entre las 5.000 y las 7.000 hectáreas arrasadas.

En Pujerra, los efectivos contra incendios siguen desarrollando tareas de vigilancia y remate de puntos calientes tras darlo por controlado este miércoles pasado, según el Plan Infoca.

En Málaga, se ha sumado este jueves el incendio en Algatocín, concretamente en el paraje Arroyo El Cucharro, donde se han desplazado cuatro grupos de bomberos forestales, dos brigadas de refuerzo de lucha contra incendios (BRICA) y un vehículo autobomba.

En la provincia de Huelva, los efectivos contra incendios han controlado un incendio en el paraje 'El Rabiche' en El Rosal (Huelva) y también otro en Finca de Lima de Almonaster la Real.

En Aragón, el Gobierno autonómico ha elevado a situación 2 nivel 1 el grado de emergencia ante los incendios en la comunidad autónoma, un paso con el que va a requerir la presencia de la Unidad Militar de Emergencia (UME) en las labores de extinción.

Los efectivos luchan actualmente contra un incendio en el municipio zaragozano de Nonaspe, donde el fuego ya ha arrasado 1.200 hectáreas, que al parecer se inició en una finca de cultivos frutales próxima a la población, aunque los efectivos del Seprona de la Guardia Civil investigan las causas que lo originaron.

En Navarra han quedado estabilizados los incendios en Leyre, Tafalla y Olleta, el primero de los cuales tuvo su origen en un rayo y el fuego ha arrasado unas 500 hectáreas, pero retenes de los Bomberos de Navarra continúan trabajando y vigilando en la Sierra de Leyre.

En Galicia, se encuentra activo un incendio en Larouco (Ourense) tras sufrir esta misma semana dos fuegos que han arrasado ya más de 200 hectáreas entre ambos.

Noticias relacionadas