EXTRANJERÍA

Los bots que sortean a la Policía y 'pescan' en segundos las citas para solicitar asilo

Un creador de estos programas informáticos explica que tarda menos de 20 segundos en reservar una cita de asilo para luego venderla por precios que van de los 11 euros hasta más de 50

Varios solicitantes de asilo intentan hacerse con una cita desde el móvil.

Varios solicitantes de asilo intentan hacerse con una cita desde el móvil. / FRANCISCO CALABUIG

6
Se lee en minutos

Son casi indistinguibles de un humano, pero tres veces más rápidos. Y automáticos. El 'bot' salta en el preciso instante en el que se abren las citas de asilo, consigue esquivar los controles de la web del Ministerio y en menos de 20 segundos ya ha pescado una hora. A una persona le cuesta, por lo menos, un par de minutos. Al programa informático, un abrir y cerrar de ojos.

Estos programas que cazan las citas en pocos segundos, conocidos como 'bots', son uno de los principales quebraderos de cabeza de la Policía para garantizar el acceso a citas de asilo, tremendamente colapsadas tras la pérdida de 4.000 correos electrónicos por un error informático el pasado mes de marzo. También son una barrera para los solicitantes que intentan conseguir una con el móvil u ordenador y sus dedos. Usan 'bots' gestorías y abogados de extranjería que, ante el atasco, necesitan garantizar una manera de encontrar horas a sus clientes.

S. es el creador de uno de estos bots, y explica a Levante-EMV, diario del mismo grupo, Prensa Ibérica, que este periódico, cómo funcionan, por cuánto se venden las citas, y cómo pasan los controles de la Policía. Aunque defiende que su negocio es "lícito" prefiere mantenerse en el anonimato. Un bot es "una herramienta de automatización para que las personas no tengan que estar horas delante de un ordenador para conseguir hora en un trámite", explica. Puede ser una cita de asilo, pero también para las huellas, para la renovación del NIE, o un permiso de residencia. Cualquiera que sea el trámite colapsado en ese momento, el bot puede cargar tus datos y automatizar la cita para sacarla en segundos.

Hay tres tipos de perfiles que usan estos programas. El primero son las personas particulares. "Yo ofrezco a una persona que está pasando horas delante del ordenador una solución para ejercer sus derechos. Porque el asilo es un derecho, pero no se está garantizando porque no salen citas suficientes, ni de lejos, en València", dice el creador del bot.

Los otros dos "segmentos de mercado" son abogados y gestorías. "Antes estaban literalmente los abogados, secretarias, y cualquiera del despacho pendientes para entrar a la hora que salían las citas y pedirlas lo más rápido posible para sus clientes. Con un bot pueden hacer esa tarea de conseguir cita más rápido", explica S.

Delegación del Gobierno no ha respondido a este diario detallando las medidas que están tomando para intentar evitar el uso de estos bots en las webs del Ministerio de Política Territorial.

S. explica que el bot que él ha desarrollado cobra entre 11 y 16 euros por cita. Pese a esto dice que "hay gente que mueve unas cifras mucho mayores". "He tenido casos de personas que les han pedido 50 euros por sacar la cita y luego han sido extorsionados pidiéndoles 150 más para dársela cuando la habían conseguido a su nombre", asegura. Para S. el bot no se diferencia demasiado al servicio de una gestoría. "Los trámites son gratis, pero muchas personas acaban pagando por un servicio que les haga este trabajo porque sabe que lo va a hacer bien, yo veo esto como lo mismo", explica.

Caladeros en Facebook y Telegram

Abogados y gestores usan fundamentalmente dos canales para llegar a los solicitantes de asilo y ofrecer sus 'bots'. Suelen ser Facebook y Telegram, redes sociales donde hay grupos de solicitantes de asilo donde las personas comparten información sobre los trámites, el momento en que abren las citas y otras formas de ayuda mutua entre quienes buscan regularizar su situación en España. En un mensaje público estas empresas y particulares ofrecen su servicios y contacto. Como explica S. "no soy el único que tiene un bot, hay muchísima gente con estos programas, algunos son rapidísimos", asegura.

Se trata, según el creador del bot, de "ponerse en manos de un profesional". "Estas personas se dedican a eso cada día, han estudiado el comportamiento de la web, qué tipo de documentación hace falta aportar y dónde, cómo rellenarla rápido, etc. Es un trabajo muy grande que hay detrás y no es lo mismo que si una persona particular intenta pedir asilo", explica. Así, los solicitantes, con pocos recursos y conocimientos de la realidad en España, compiten contra bots, gestores y abogados profesionales en su intento de conseguir una cita.

S. explica que su bot para las citas es capaz de sortear algunos de los 'captchas' (métodos de identificación) de la web del ministerio. Pero reconoce que uno de ellos que aparece de forma aleatoria (Google recaptcha) sí que consigue pararlo. En el resto, el programa es indistinguible de un ser humano que va haciendo click en las casillas. El ingeniero asegura que el programa también le permite hacerse una idea de las citas que se liberan en la comisaría de València destinada para este fin, y señala que son "terriblemente menos que el número de solicitudes que hay cada día".

"Es un abuso para las personas sin recursos"

Susej Deseño, abogada venezolana que administra algunos grupos de solicitantes de asilo, explica que ni los bots ni quienes los ofrecen son populares entre las personas que intentan conseguir cita. "He recibido muchas denuncias, los robots no dan ninguna oportunidad a las personas de conseguir una cita de manera 'analógica' con sus manos y su ordenador", lamenta.

Dice que constantemente tiene que estar lidiando con estos servicios que se ofrecen y eliminándolos de los grupos para que no entren. "Muchos se presentan en el chat con miles de solicitantes de asilo ofreciendo el bot, yo los elimino pero siempre encuentran la forma de volver a entrar". Algunas personas, explica, "han pagado por su cita al verse desesperadas y con necesidad. Yo estoy en contra, me parece un abuso para las personas sin recursos que acaban de emigrar de sus países hacia España y no conocen el sistema".

En el caso de Valencia, las citas salen cada viernes a las 09:30. "Pero no hay manera de coger ni una sola cita, porque todas las agarran los robots. Son más rápidos que cualquier persona". En los grupos "hay miles de solicitantes y cada vez que salen citas vemos que solo la han conseguido una o dos personas. Y cuando les preguntas cómo, es justo por haber usado bots", critica.

Por este motivo los solicitantes de asilo en Valencia reclaman abra más citas y más comisarías, ya que el complejo de Zapadores es el único destinado para gestionar el asilo. "No puede ser que en Madrid haya trece comisarías que abran todas a la vez y en València solo una. Al final la única manera de solicitar esta situación es abriendo muchas más citas para que las personas puedan acceder, y que no sean los bots los que pesquen las pocas que sacan y las vendan", denuncia Deseño.

Noticias relacionadas
Temas

Policía