ENTREVISTA | Lorena Martínez Frígols

La caza no es (solo) cosa de hombres ni de la extrema derecha: "Todos los pueblos tienen un club"

Lorena Martínez Frígols es la primera mujer en presidir la federación autonómica, un hito en España y Europa

Martínez Frígols, en una imagen reciente en el viejo cauce del Túria.

Martínez Frígols, en una imagen reciente en el viejo cauce del Túria. / GERMAN CABALLERO

2
Se lee en minutos
Minerva Mínguez

Ni mayor, ni hombre, ni sombrero con pluma y mucho menos a caballo en plan señorito. Lorena Martínez Frígols es una ingeniera de montes, de solo 32 años, dispuesta a romper tópicos desde la presidencia de la Federación de Caza de la Comunitat Valenciana. Es la primera mujer al frente de una entidad cinegética en España y también en Europa. Un hito con el que pretende "dejar atrás estereotipos de género, y de edad, en un sector donde nueve de cada diez cazadores son aún varones".

Otra de sus fijaciones es la de eliminar aquellos clichés que les sitúan en la órbita de Vox. "La extrema derecha no es abanderada del sector cinegético, yo busco una imagen más neutra de la caza", advierte. "Determinados partidos políticos nos han utilizado como arma arrojadiza y no somos ni de unos ni de otros, porque somos muchísimos, pero cada uno con una ideas muy diferentes", defiende.

Con más de 40.000 asociados, son la segunda potencia federativa en el territorio valenciano solo por detrás del fútbol. "Todos los pueblos tienen un club de cazadores", enfatiza.

Valentía no le falta al empeñarse Martínez Frígols en dar un paso al frente en un hábitat tan masculinizado, pero tampoco ironía. "Ya sabía yo este fin de semana que Mbappé me iba a eclipsar", bromeaba en el encuentro de ayer con la prensa. La nueva presidenta asegura que entre sus principales cometidos es que el colectivo, "algo desamparado", se sienta "apoyado y defendido". Especialmente frente a normativas y órdenes que entienden les perjudican.

El equipo que ahora se sitúa al frente del ente federativo responde a un perfil eminentemente técnico, el más profesional de España aseguran, con ingenieros, abogados y expertos en comunicación. Como prioridad de la nueva presidenta figura cambiar la percepción de la opinión pública, así como poder intervenir en el diseño de las políticas ambientales y de bienestar animal que en su opinión "restringen enormemente la actividad en el monte".


/ ARCHIVO

"Existe una gran distancia entre determinadas ideologías de sesgo urbano y la realidad rural", señala. De ahí que apele siempre al "rigor" en la elaboración de las nuevas leyes que les afecten. "Solo una perspectiva técnica, ética, objetiva y analítica puede suturar una herida abierta por el odio no solo hacia la caza, sino hacia quienes vivimos en el campo y cuidamos de él", remarca.

Función social y ambiental

Formada en la Universitat Politècnica de València, becaria de la federación, chica de pueblo que empezó haciendo magdalenas para Mercadona en Navarrés, pero sobre todo cazadora, Martínez Frígols pretende hacer valer "la función social y ambiental que cumplimos". "La defensa de la caza, la cercanía al federado y la cooperación con todos los colectivos del mundo rural son cruzadas cuya continuidad es irrenunciable", subraya.

"No me asusta mi juventud", comenta para confesar que el gran auditor de su gestión será siempre su padre. "Con él me formé desde muy pequeña en las salidas al campo. Pero por aquello de los roles prefijados, en mi familia soy yo la cazadora, no mi hermano", remarca. "La escasa presencia de la mujer es un déficit estructural y de costumbres heredadas como sucede en otros ámbito, pero la promoción será una de mis líneas estratégicas", insiste.

Noticias relacionadas
Temas

Igualdad