ABUSOS EN LA IGLESIA

El colegio Dominicos de Valencia pide perdón por los casos de pederastia en los años 80

El centro constata los abusos cometidos por dos frailes tras una investigación interna y expresa su "profundo dolor" por lo ocurrido en un extenso comunicado

Una imagen de la sede del Arzobispado de Valencia.

Una imagen de la sede del Arzobispado de Valencia. / Europa Press

2
Se lee en minutos
J. M. Bort

El colegio Dominicos-San Vicente Ferrer de Valencia ha pedido perdón por los dos casos de pederastia sufridos por alumnos del centro entre los años 80 y 90, tal como denunció al menos un testimonio en la edición del pasado 12 de febrero de LEVANTE-EMV. El colegio, con sede en la calle Isabel la Católica de Valencia, ha realizado una investigación "que nos ayudara a determinar el alcance de los hechos", explica en un comunicado. "Hemos escuchado a todas las personas que han querido ponerse en contacto con nosotros y nos hemos ofrecido a acompañarles y a ayudarles", sigue el escrito.

Los hechos se remontan finales de los años 70 y principios de los 80. Los nombres de dos frailes de Dominicos, Fray José y Fray Jesús Villa, aparecieron en la lista de religiosos denunciados por haber realizado tocamientos continuos a alumnos de la entonces Educación General Básica (EGB). "El resultado del estudio realizado por la Comisión de investigación de la Provincia de Hispania de la Orden de Predicadores ha determinado que entre las décadas de los 80 y 90, tuvieron lugar conductas contrarias a nuestro código ético que nunca se debieron producir por parte de algunos religiosos de nuestro colegio", reza el comunicado.

"Dichos frailes ya han fallecido. Con los datos e información a la que hemos tenido acceso, no nos consta ninguna denuncia a los órganos de dirección del colegio ni a los de la Provincia en esos años. Sin embargo, tras hablar con los denunciantes, hemos podido constatar la veracidad de sus testimonios", continúa.

"Dichos frailes ya han fallecido, pero hemos podido constatar la veracidad de los testimonios"

Según el testimonio recogido por este periódico el pasado mes de febrero, las conductas pederastas de ambos eran vox pópuli en el colegio durante los años 80. "El padre Villa nos tocaba con frecuencia. A mí y a otros compañeros nos metía casi diariamente la mano por la espalda y te sobaba hasta el culo en la hora de estudio después de comer. Te sacudías como podías, pero era realmente incómodo, agobiante. Todo el mundo lo sabía, es evidente. Igual que las entradas de Fray José al vestuario a darnos palmaditas en el culo y ayudar a secarnos. ¿Normalización? No podemos permitirlo. Hay que denunciarlo", explicó entonces el periodista valenciano Fernando Miñana a este diario, exalumno del colegio.

El centro de los Dominicos de Valencia lamenta lo sucedido y explica que estos hechos "nos provocan profundo dolor y pedimos perdón por el sufrimiento causado" comunica el colegio. "Reiteramos nuestra repulsa ante este tipo de actitudes y ante cualquier abuso, y pedimos perdón a las personas que hayan podido ser víctimas de conductas inapropiadas por parte de algún miembro de la comunidad educativa", explica.

Los nombres de los dos frailes de dominicos denunciados en este periódico estaban, también, en la lista de religiosos pederastas recogida por el periódico El País, que recogió multitud de casos sucedidos entre los años 60 y 90 en una lista de correo.

La ola de denuncias por casos de pederastia en centros religiosos en décadas pasadas señaló, también, a otros educadores de centros concertados de la Comunidad Valenciana, como Fray Balbino y el Padre Alfonso en los Agustinos, el Hermano Félix Benedico de La Salle de Paterna o los párrocos Enrique Cogollos, de la Iglesia de Higueruelas, y el de la Parroquia de San Jorge, en Paiporta, entre los años 1987 y 1989.

Noticias relacionadas
Temas

Religión