LA SUMA DE VOCES

Las claves de un nuevo medio para un nuevo país

EL PERIÓDICO DE ESPAÑA nace en un momento de importantes cambios. El clamor por la igualdad, la lucha por el clima o las demandas de la España vaciada son ya realidades presentes en el imaginario colectivo que marcarán de alguna forma el devenir de esta nueva era

Ejemplar EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

Ejemplar EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. / José Luis Roca.

5
Se lee en minutos

Un periódico nuevo para unos nuevos tiempos. EL PERIÓDICO DE ESPAÑA aterriza en 2021 para dar cuenta del cambio de ciclo que ya se ha abierto en el país y para acompañar las transformaciones políticas, sociales y económicas que empiezan a despuntar. En un momento en que los territorios reclaman tener más voz; cuando algunas banderas tornan en valores de consenso; cuando crecen las opciones políticas y el diálogo es una necesidad acuciante, y después de que economías transoceánicas golpearan directamente nuestros bolsillos, aparece un diario para recoger el signo de los nuevos tiempos y contribuir a una vertebración territorial más necesaria que nunca.  

Un proyecto que trabajará por la democracia desde el rigor, pero también desde la defensa de la igualdad, la pluralidad y la libertad a través de sus páginas. Unos principios que ya figuran en nuestra Constitución y que, lejos de perder vigencia, se han vuelto más necesarios que nunca, en un momento difícil para la cohesión y la estabilidad política, pero donde han surgido luchas comunes y una conciencia social hacia asuntos hoy prioritarios como la sostenibilidad o los derechos de la mujer.  

Reflejo de una era

La apuesta nacional de Prensa Ibérica, consolidada en este lanzamiento, llega en un momento histórico. Este 12 de octubre nace EL PERIÓDICO DE ESPAÑA que se abre paso en una nueva era, un año y medio después de que la primera pandemia de carácter mundial rompiera todos los esquemas conocidos; desde el sanitario y científico pasando por el económico, en los primeros pasos de nuevos modelos que se han abierto a la luz de escenarios distópicos que se han vuelto realidad, como el confinamiento, que permitió la deslocalización laboral y la vuelta a los territorios, con los retos digitales y económicos que conlleva y los reclamos crecientes por una España equilibrada en sus regiones. 

Este nuevo medio dará reflejo de este cambio de ciclo, y será pionero en el cómo hacerlo: a través de una experiencia inédita en el mundo periodístico que desafía los procedimientos habituales. Con un proyecto que, en lugar de implantarse en Madrid y abrirse paso a través de delegaciones, cuenta con un asentado arraigo territorial y con una importante red de cabeceras de prestigio, consolidadas a lo largo y ancho del país. Un diario que nace con vocación de escucha, donde todos los españoles estarán representados y que pretende dar voz a la información que queda fuera de la capital y que merece ser considerada, bien por su relevancia o interés para el público general, como por su utilidad para la toma de decisiones en los ámbitos de influencia. 

La nueva cabecera aspira a recoger de manera fiel la pluralidad territorial, dando voz a todas las Españas y aprovechando el potencial que brinda el plantel de periodistas del grupo, conformado por más 1.200 profesionales de la información. Un equipo humano que, desde distintos barcos, remará por ofrecer un periódico de calidad y permitirá alumbrar un producto novedoso que no se limite a narrar lo que ocurre en la capital, sino que ofrezca un menú informativo tan diverso como el propio país. 

Mapa de España con los diferentes periódicos de Prensa Ibérica.

/ EPE

Referente informativo

Dirigido por el periodista Fernando Garea, el equipo de EL PERIÓDICO DE ESPAÑA trabajará por la información por encima de cualquier otro ámbito y más allá de cualquier interés, con independencia y rigor, y centrando el trabajo de los periodistas en brindar exclusivas, primicias y enfoques propios. El objetivo es ofrecer al lector un valor añadido que trascienda la actualidad más inmediata. Todo ello sin renunciar a la última hora, un elemento esencial para EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, que cuenta con un potente equipo de Actualidad para narrar en vivo lo que suceda en cada momento. 

Uno de los principales retos del nuevo medio consistirá precisamente en contar las noticias antes, pero también en marcar la diferencia en el cómo: hacerlo de una manera original, sorprendiendo al lector, generando interés y abriendo nuevos focos de discusión en la vida pública. Un objetivo a perseguir para convertirse, en definitiva, en una referencia. 

El planteamiento periodístico de fondo pivotará sobre una segunda velocidad que permite a los redactores desprenderse de la dictadura de la inmediatez y centrarse en los por qués: en el qué pasa cuando todo está pasando, y en el qué va a pasar cuando el presente parece aún incierto. Todo ello sin renunciar al mandato de la actualidad, que exige informar en tiempo real y del que dará cuenta el equipo digital.

Un lugar al que volver

El nuevo medio contará también con una versión en papel, en lo que pretende ser toda una declaración de intenciones. La información del país será recogida, ocurra donde ocurra, y dejará en sus páginas un poso al que mirar. EL PERIÓDICO DE ESPAÑA contará con una edición impresa de venta en los quioscos de Madrid de lunes a viernes, con vocación de generar influencia en las esferas de decisión.

De la misma manera, los contenidos elaborados por el equipo de su redacción también podrán leerse en las páginas de las 24 cabeceras ya existentes en el resto de comunidades. Frente a la velocidad de la información, la prioridad será dar noticias que que marquen el devenir, convirtiendo el papel en un lugar al que volver. Un medio, en definitiva, que pretende impulsar a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA como una referencia en el ámbito político, económico y social. Este formato, unido al digital, replica el know-how del resto de diarios del grupo, que ahora brindan a este nuevo proyecto una posición privilegiada.

Con su redacción en el centro de la capital, próxima a la plaza de Cibeles y al Congreso de los Diputados, EL PERIÓDICO DE ESPAÑA busca ser un lugar de reencuentro que integre las diversas realidades y supere el centralismo que caracteriza a la prensa nacional del país. Para ello se ha implementado un sistema de convergencia, con una plataforma que permite compartir contenidos desde las 25 redacciones de Prensa Ibérica con el objetivo de sacar el máximo partido al trabajo periodístico. Estas sinergias permitirán elevar informaciones desde los distintos territorios y, a su vez, llevar a todos los rincones de España la información estrictamente nacional. 

Noticias relacionadas