Educar es todo

"Hoy mi hijo me ha contado un problema, y no he movido un dedo para solucionarlo", la publicación de una mamá que se ha hecho viral

Una mamá de un niño de 9 años ha publicado en redes una reflexión sobre lo poco que entrenamos a los niños para los fracasos

"Hoy mi hijo me ha contado un problema, y no he movido un dedo para solucionarlo", la publicación de una mamá que se ha hecho viral
2
Se lee en minutos
María Dotor

"Hoy mi hijo me ha contado un problema, y no he movido un dedo para solucionarlo". Así comienza la publicación de una madre de un niño de 9 años que se ha hecho viral en redes, y que continúa así:

"Este sábado juegan el partido más decisivo de la temporada: van segundos y se enfrentan a los terceros (que están a un punto) peleando por subir de categoría. Es EL PARTIDO, pero mi hijo no está convocado.

Ha vuelto a casa de entrenar cabizbajo y lloroso. Apenas ha cenado. Hemos hablado de que en realidad no es tan importante, que iremos igualmente toda la familia a animar al equipo hasta el final, abrazos de 8 segundos a lo Marian Rojas Estapé, pero nada de esto le consuela. Él solo puede ver que se pierde el partido más importante del año.

Sería muy sencillo escribir a su entrenador y contarle lo afectado que está. Pedirle, por favor, que si alguien se da de baja le convoque al menos como suplente del suplente. Que lo saque aunque sea 5 minutos al campo. Solucionar este problema es muy, muy fácil, pero he decidido no hacerlo. Me parece más importante que aprenda a enfrentarse a la frustración ahora, preparándose para el día que no tenga la nota de corte para la universidad, la chica que le gusta le dé calabazas, no pase el proceso de selección que tanto se haya currado o promocionen a su compañero de trabajo, y no a él.

Pasamos tanto tiempo preparándoles para triunfar en la vida que a veces se nos olvida que es igualmente importante prepararles para el fracaso, que es el otro lado de la misma moneda. Ánimo, campeón, el sol volverá a salir mañana".

Publicación de Lorena Gaytan de Ayala /

Claves para ayudar a nuestros hijos a tolerar la frustración

Begoña Ibarrola, psicóloga, autora de cuentos infantiles y experta en inteligencia emocional, suele decir que "la tolerancia a la frustración es como un músculo, que tiene que ejercitarse, y que es uno de los aspectos más importantes en la construcción de una personalidad sana”, porque en la vida nuestros hijos se van a encontrar con muchas adversidades. 

En un vídeo de la plataforma de vídeos y cursos sobre educación y crianza 'Educar es todo', Ibarrola nos da las siguientes claves para ayudar a nuestros a superar sus fracasos y a tolerar mejor la frustración que les supondrá que las cosas no siempre les salgan como quieren o esperan.

  1. Es necesario legitimar su enfado o su ira. No parece buena idea negar esas emociones, sino tratar de acompañarlas desde la calma.

  2. Ayuda a llevarse mejor con la frustración el valorar su esfuerzo y el que se plantee metas. No te centres solo en el resultado, sino en el esfuerzo, y desdramatiza los errores.

  3. Para mejorar su tolerancia a la frustración, Ibarrola propone enseñarles a esperar y a perder.

  4. También puede ayudar el preguntarles por alternativas, por posibles soluciones ante la frustración: “¿Cómo podemos resolver este problema que nos causa tanta ira?”.

  5. Muy importante es que padres y madres seamos ejemplo de autocontrol ante las frustraciones: aunque las cosas nos salgan mal, no nos rendimos y seguimos teniendo una actitud positiva, buscando soluciones y no dejándonos atrapar por lo que Ibarrola llama pensamientos rumiantes.

Noticias relacionadas