Educar es todo

Salud infantil

Mi hijo se muerde las uñas: razones y cómo ayudarle

La onicofagia suele ser frecuente entre niños y adolescentes nerviosos, aunque no es el único motivo

Mi hijo se muerde las uñas: razones y cómo ayudarle
2
Se lee en minutos
Marina Borràs

Muchos niños y adolescentes se muerden las uñas, pero no suele ser un motivo de excesiva preocupación por parte de los padres. Es decir, pocas veces acudirán a consulta de un profesional a causa de este hábito. Sin embargo, puede haber diversas razones que estén llevando a nuestro hijo a morderse compulsivamente las uñas y que deberíamos tener en cuenta.

Motivos por los que los niños se muerden las uñas

La onicofagia, o el hábito de morderse las uñas, puede tener distintas causas. Desde Cepsim (Centro Psicológico Madrid) apuntan algunos motivos que pueden llevar a niñas, niños y adolescentes a morderse las uñas:

  • Por imitación: como ya sabemos, madres y padres somos el mayor referente de nuestros hijos, y ellos aprenden por el ejemplo que les damos. Así que esta puede ser una de las causas de que niños y niñas se inicien en este hábito.

  • Por ansiedad: niveles elevados de estrés pueden llevar a que los niños y niñas sufran ansiedad, lo que puede repercutir en hábitos ansiosos como morderse las uñas.

  •  Por timidez: otro de los motivos puede ser la timidez, pues el hecho de morderse las uñas puede liberar parte de la tensión que padece en determinados momentos.

  • Pensamientos obsesivos: “La necesidad de liberación de la tensión mental por pensamientos repetitivos provoca que esta conducta les ayude a paliar errónea y momentáneamente los pensamientos, porque provoca el efecto contrario en la mayoría de ocasiones, afianzándolos aún más”, señalan desde Cepsim.

  • Baja autoestima: “Los problemas de autoestima se pueden mostrar hacia el exterior de muchas maneras y una de ellas es mordiéndose las uñas de manera excesiva, la persona se sentirá inferior a los demás, constantemente se evaluará mentalmente e inconscientemente se morderá las uñas mientras se afianzan sus creencias irracionales”.

Para ayudar a los niños a dejar de morderse las uñas, debemos saber el motivo que hay detrás / Freepik

Cómo ayudar a mi hijo a que deje de morderse las uñas

Lo primero que debemos hacer si reconocemos este hábito en nuestro hijo o hija será buscar la razón que lo está motivando, pues no será lo mismo que venga motivado por ansiedad, que por imitación, por ejemplo. Por lo tanto, este primer paso será fundamental para poder ofrecerles ayuda. Otros consejos que podemos poner en práctica son:

  • Llevar un registro de cuándo se muerde las uñas, para poder reconocer qué situaciones son las que le llevan a cometer esta acción y, de esta manera, poder identificar las causas y actuar.

  • Esmaltes de uñas con sabor desagradable: puede ser una solución para intentar evitar que repitan este hábito, aunque si está motivado por alguna de las razones que hemos visto anteriormente, lo más probable es que la ansiedad, la timidez, los pensamientos obsesivos o sea la causa que sea se acabe presentando de otra forma.

  • Buscar un profesional: si hemos detectado que nuestro hijo sufre ansiedad, baja autoestima, timidez, estrés, rumiación de pensamientos excesiva… morderse las uñas será solo la punta del iceberg, el comportamiento visible, pero deberemos centrarnos en todo aquello que no estamos viendo y que lo está motivando. Y quien mejor nos aconsejará será un profesional que pueda ayudar a nuestro hijo o hija en lo que sea que le esté pasando.

Noticias relacionadas