Educar es todo

Educación

10 aprendizajes educativos que nos deja 2021

Repasamos algunas de las reflexiones e ideas educativas que nuestros expertos han compartido con nosotros

10 aprendizajes educativos que nos deja 2021
8
Se lee en minutos
Alicia Mendoza

Llegamos al fin de 2021 y en Educar es Todo, a lo largo este año, nos han acompañado diferentes expertos, tanto psicólogos, pedagogos, profesores como incluso matemáticos que nos han dejado aprendizajes educativos para que podamos aplicarlos en este 2022 y en el resto de años. ¡Repasamos algunos de ellos!

El peor miedo que puede tener un niño es a su familia, por Alberto Soler

Todas las emociones son necesarias, también el miedo. Esto nos lo recordó el psicólogo Alberto Soler en su ponencia en nuestro último evento, en donde nos habló de cómo tendemos a evitar el miedo, ya que lo relacionamos con una emoción negativa. Y aunque sea necesaria, hay que saber gestionarla, sobre todo cuando nuestros hijos son pequeños. Porque el miedo puede marcar el desarrollo de nuestros hijos, sobre todo si lo usamos como recurso educativo. "El peor miedo que puede tener a un niño es a su familia", contó Alberto Soler. "En un momento en el que somos sumamente dependientes, que esas figuras que nos deben proporcionar seguridad utilicen el miedo como estrategia para educarnos es el peor miedo que podemos sentir. Sentir miedo de aquella persona de la cual dependes es verdaderamente terrorífico", remarcó Soler.

Somos los arquitectos del cerebro de nuestros hijos, por Rafa Guerrero

Hasta los 25 años no se desarrolla completamente el cerebro de una persona, y a lo largo de todos estos años se va moldeando y adaptando a nuestra vivencias. Por eso, como nos explicó el psicólogo y profesor universitario Rafa Guerrero, los padres y madres somos los arquitectos del cerebro de nuestros hijos e hijas. "Madres y padres somos los responsables de establecer las conexiones neuronales", contaba. ¿Cómo podemos fomentar la conexión entre las neuronas? Rafa nos aconsejaba usar estas herramientas educativas:

  • Protección (que no sobreprotección)

  • Fomento de su autonomía

  • Conectar con sus emociones y necesidades, y cubrirlas

  • Estimularles lo suficiente

  • Ponerles límites

Pacto familiar sobre el uso del móvil, por María Lázaro

Los niños y niñas cada vez tienen un acceso más temprano a las nuevas tecnologías. Por eso, María Lázaro anima a que toda la familia haga un pacto sobre el uso el móvil y de otras pantallas. Este debe ser por escrito y deben cumplirlo todos los miembros, no solo los hijos e hijas. El pacto puede incluir las condiciones que creamos mejores para hacer un uso responsable de la tecnología, pero entre ellas se puede incluir dejar el móvil durante las comidas o poner un límite de su uso cuando se acerca la hora de irse a dormir.

No ocultemos la realidad y las cosas malas a nuestros hijos, por Sara Andrés

Creemos que es mejor que nuestros hijos e hijas no sepan las cosas malas que ocurren en la vida. Se las ocultamos y las descubren cuando crecen o se las tenemos que contar ya de adultos con tristeza. Sara Andrés, profesora y deportista paraolímpica, cree que no debemos ocultar la realidad y las cosas malas a nuestros hijos. Lo decía así: "Nosotros siempre educamos pensando que todo lo bueno nos va a pasar. Y es genial, y es así, y hay que ser positivos, no hay que ser negativos. Pero también hay que ser realistas. Creo que hacemos un mal ocultando a nuestros niños, a nuestros alumnos la realidad. Por eso yo cuando al principio perdí mis pies y fui al cole, yo ocultaba lo que yo era y ahora soy, bueno, medio mujer, medio robot. Y yo lo ocultaba, y me di cuenta que era un prejuicio lo que yo tenía el que los niños me vieran con temor o con miedo. Realmente era un prejuicio mío. En el momento en el que yo me puse una falda corta o me puse un pantalón corto, me di cuenta de que el miedo estaba en mí, que los niños no tenían ningún miedo por mí, que entendieron mucho mejor lo que es una persona con discapacidad".

El amor incondicional en nuestros hijos es lo más importante, por Patricia Ramírez

Patricia Ramírez nos recordaba la importancia de proporcionar amor incondicional a nuestros hijos, quererles bajo cualquier circunstancia, hagan lo que hagan, pase lo que pase y decidan lo que decidan. "Nuestros hijos no se sienten queridos cuando hacen algo que no nos gusta y se lo hacemos saber de una forma inapropiada, con frases como: "me has decepcionado", "no puedo confiar en ti", "para una vez que te pido algo, no has estado a la altura". Somos su fuente de seguridad, y si no se sienten queridos siempre, pase lo que pase", explicaba.

También el amor incondicional es no recurrir a la amenaza con frases como “un día de estos cojo la puerta y me voy”, porque sobre todo los niños pequeños creerán que es su culpa que los padres y madres nos sintamos así.

5 claves para no caer en la adicción a las pantallas, por Marian Rojas

Marian Rojas nos dio algunas claves para no usar las pantallas como una forma de anestesiar nuestras emociones, sobre todo las que consideramos negativas.

  1. Entender que las pantallas son una vía de escape no sana: "Estamos acostumbrando a nuestro cerebro a no poder estar estresado o aburrido”. Y es que las pantallas consiguen anestesiar nuestras emociones negativas y no nos permite experimentar la frustración, el estrés o el aburrimiento.

  2. Empecemos con el autodiagnóstico: Marian nos invita a preguntarnos: “¿Soy un adicto a las pantallas? ¿soy adicto a las emociones intensas? ¿necesito el culto del instante, estar metido constantemente teniendo la última noticia? ¿tengo el famoso “FOMO” (Fear Of Missing Out)?

  3. ¿Cómo transmito este tema a mis hijos?: Marian Rojas nos pregunta: “¿Se dan cuenta ellos de que estamos enganchados a las pantallas?, ¿piensan mis hijos que le doy más importancia a la pantalla (sea por trabajo o por tema personal) que a ellos?”.

  4. Quitar las notificaciones de los dispositivos electrónicos

  5. Conectar con las personas: "Necesitamos aprender a querer a los que tenemos delante quitando los dispositivos", señala Marian.

Búsqueda de la felicidad a largo plazo, no mediante chutes de dopamina, por Mar Romera

La pedagoga Mar Romera reflexionaba sobre cómo "la sociedad tan rápida en la que vivimos nos lleva a confundir placer con felicidad”. Y es que la búsqueda continua del placer tiene que ver con la dopamina, las adicciones, el corto plazo, el placer inmediato y que, además, siempre quiere más. Como nos decía Mar Romera, es una “situación en la que nuestro cerebro dice ‘me siento bien, quiero mucho más, pero con lo que me sentía bien ayer hoy ya no funciona porque quiero muchísimo más”. En definitiva, esta búsqueda de placer inmediato dominado por la dopamina va de fuera a dentro y responde, nos dice Mar, a “la sociedad neoliberal rápida y de consumo en la que vivimos ahora mismo”.

Víctima, crítico y salvador: los tres personajes a evitar que adoptamos al comunicarnos con nuestros hijos, por Marina Escalona

La educadora, escritora y licenciada en Bellas Artes Marina Escalona nos comentaba cómo solemos adoptar uno o varios personajes a la hora de educar a nuestros hijos. Y es que este modelo proviene de la "relación de nuestros padres y normalmente lo replicamos con nuestros hijos sin pararnos a revisarlo”.

  • El personaje de víctima: “Hijo, cómo me haces sufrir de esta forma, con lo que yo hago por ti, pero te das cuenta de cómo sufro”. Con este personaje los hijos cargan con la culpa y con la carga a las espaldas del sufrimiento de los padres y madres.

  • El personaje de crítico: “Desde luego, qué poca vergüenza…, pero cómo haces esto, de qué vas”. 

  • El personaje del salvador: “Este profesor tiene manía a mi hijo, lo está pasando fatal en el colegio”. Adoptando el personaje de salvador no permitimos que a nuestro hijo le pase nada y vamos en su ayuda a cualquier mínimo conflicto que posea.

Sobreproteger a los niños es desprotegerlos, por Eva Millet

La sobreprotección es una de las peores herramientas para educar a nuestros hijos y es que con ella, como nos contaba Eva Millet, se les transmite el mensaje de <>”. Millet añade que repercute “a su autoestima” ya que hace que los niños sean “menos autónomos, más inseguros, más frágiles, no se atreven a lanzarse a explorar su mundo porque tienen miedo”. La sobreprotección conlleva que los padres se anticipen a las necesidades de los niños y las tengan cubiertas aún cuando no las han nombrado.

Las matemáticas son nuestra aliada para el futuro, no nuestra enemiga, por Eduardo Sáenz de Cabezón

El matemático y presentador de Órbita Laika Eduardo Sáenz de Cabezón nos recalcó la importancia de amar a las matemáticas desde pequeños.. Y es que nosotros como padres y madres desde un comienzo trasladamos a nuestros hijos e hijas prejuicios sobre esta asignatura con frases como "Ay, pobre, hoy te tocan dos horas de mates". "Si te ven con miedo a las matemáticas, le van a coger miedo a las matemáticas, porque nuestros hijos nos aprenden a nosotros", remarcó Eduardo.

Las matemáticas serán más que necesarias en el futuro, y es que ya el 30% de las profesiones en España tiene una alta demanda de conocimientos de matemáticas. Y este dato, debido al aumento de las profesiones que tienen que ver con el uso de tecnologías no hace más que aumentar. "El analfabetismo de nuestra era es el ananumerismo. Si no sabemos interpretar los datos, nos la cuelan por dónde sea", nos alertó Eduardo.

Noticias relacionadas