Educar es todo

Alimentación infantil

Los mejores alimentos para iniciarse en el Baby Led Weaning

Si has decidido pasar de las papillas y hacer Baby Led Weaning, hay algunos alimentos que son más aptos para esta opción

Los mejores alimentos para iniciarse en el Baby Led Weaning
4
Se lee en minutos
María Dotor

A partir de los 6 meses, los bebés comienzan con la alimentación complementaria, es decir, además de leche (ya sea materna o de fórmula), es fundamental irles dando otros alimentos que complemente su alimentación.

Hay dos formas de introducir esos alimentos: triturándolos y ofreciéndoselos al bebé a través de papillas o purés, o de forma entera, aunque, por supuesto, en trozos pequeños. Esta última fórmula se conoce como Baby Led Weaning (BLW), y se traduciría por "alimentación dirigida por el bebé".

¿Papillas o baby led weaning?

Puede que muchos penséis que un bebe tiene que comer papillas porque no tiene dientes (al menos no suele tenerlos hasta los ocho, nueve o más meses) y que toda la vida se ha hecho así, pero si respondemos a las preguntas que nos hace el dietista nutricionista Aitor Sánchez en su libro '¿Qué le doy de comer?, nos daremos cuenta de que este argumento hace aguas. La preguntas son las siguientes: "¿En qué año se inventó la túrmix?, ¿Crees que todas las familias del mundo disponen de un pequeño electrodoméstico en su casa para triturar?"

En realidad, si consideramos toda la historia de la humanidad, la papilla es algo relativamente moderno. "Durante la mayor parte de nuestra historia, los bebés han comido comida a trocitos, chafada o, incluso, previamente masticada por sus madres o cuidadores", nos dice Aitor.

¿Significa esto que las papillas son malas? No, esto quiere decir que no son la única opción.

Una de las ventajas del BLW es que el niño va diferenciando sabores y texturas de los diferentes alimentos / Freepik

¿Qué características deben tener los primeros alimentos en Baby Led Weaning (BLW)?

Hace algunos años, los pediatras recomendaban empezar la alimentación complementaria (ya fuera triturada en papillas o en trozos) siguiendo un calendario de introducción de alimentos. Esto ya no se hace. Las recomendaciones actuales indican que no se debe seguir ningún orden en concreto y que los primeros alimentos a introducir variarán en función de la cultura y los gustos familiares. No hay alimentos mejores ni peores para comenzar, pero sí se recomienda priorizar alimentos ricos en hierro y zinc. Sin embargo, en BLW es importante que los alimentos estén adecuadamente preparados ya que es el bebé quién los va a coger y se los va a llevar a la boca. Así por ejemplo, un puré no será muy apropiado para comenzar pues a los seis meses no podrá coger muy bien la cuchara. Por lo tanto, los alimentos con los que comencemos el BLW deben tener una serie de características:

  1. Tener una consistencia que permita a nuestro bebé aplastarlos entre la lengua y el paladar

  2. Tener forma de bastón. Hasta los 10 meses, los bebés no son capaces de hacer la pinza con los dedos, por tanto, van a coger el alimento con el puño. Por tanto, los alimentos que debemos darles al principio deben tener forma de bastón, luego, cuando hagan la pinza, podremos cortarlos en trocitos.

¿Qué alimentos son los mejores para iniciarnos en el Baby Led Weaning?

Como ya hemos mencionado, no existen reglas estrictas sobre qué alimentos ofrecer primero pero, teniendo en cuentas las características que deben cumplir los alimentos que ofrecemos a los bebés que hacen BLW, sí podemos ver algunos más aptos que otros. Estos son algunos de los considerados "más aptos".

  • Plátano

  • Bastones de calabacín

  • Bastones de zanahoria cocida

  • Brócoli

  • Hamburguesas

  • Pan

  • Huevo

Alimentos a evitar si hacemos Baby led weaning por alto riesgo de atragantamiento

Las ventajas del Baby Led Weaning son muchas, entre ellas, como asegura la pediatra Lucía Galán en su libro 'El gran libro de Lucía, mi pediatra' "los bebés, desde temprana edad, prueban distintos sabores y texturas, lo que parece estar relacionado con una alimentación más saludable y variada en su futuro. Además, se trata de una alimentación activa, donde es el propio bebé el que regula su apetito, y no la alimentación pasiva de las papillas, cucharas y biberones", pero también existe un riesgo de atragantamiento. Por ello, hay que evitar algunos alimentos:

  • Verduras crudas: Zanahoria, apio, ensalada

  • Manzana cruda

  • Patatas de bolsa, galletas de arroz o de maíz.

  • Frutos secos o frutos desecados (pasas, arándanos)

  • Cerezas, uvas, cherry, maíz, guisantes

  • Caramelos y cualquier alimento duro que no sean capaces de aplastar con la lengua y el paladar

Existe riesgo de atragantamiento, es por ello que debemos evitar ciertos alimentos, como la manzana o las verduras crudas / Freepik

¿Cómo sé si mi hijo está preparado para empezar con el BLW?

A los 6 meses todos los niños deben iniciar la alimentación complementaria de una manera o de otra, puesto que la leche de forma exclusiva, a estas edades, ya no aporta todos los nutrientes que necesitan nuestros niños para seguir creciendo, como por ejemplo, el hierro, pero para decantarnos por el Baby Led Weaning, tal y como nos indica Lucía Galán, es imprescindible que nuestro hijo:

  1. Tenga una sedestación estable. Es decir, que se siente en la trona sin caerse a los lados o hacia adelante.

  2. Ya no tenga reflejo de extrusión. Este reflejo es aquel que observamos en los niños más pequeños al introducirles algo sólido sobre la lengua, ya sea un trozo de comida, un objeto o el propio chupete, estos sacan la lengua inmediatamente en un intento de expulsar todo aquello que pueda provocarles un atragantamiento. Este reflejo suele desaparecer en torno a los 6 meses.

  3. Tenga autonomía con sus manos y una adecuada coordinación ojos-mano-boca.

Noticias relacionadas