Educar es todo

Control parental

Control parental: ¿Cómo supervisar de forma remota el uso que hace tu hijo del móvil?

Estas son algunas apps con control parental remoto

Control parental: ¿Cómo supervisar de forma remota el uso que hace tu hijo del móvil?
3
Se lee en minutos
Alicia Mendoza

Las pantallas, los móviles o los ordenadores están cada vez más presentes en el día a día de los niños y niñas. El móvil es uno de los aparatos que antes nos piden a los padres y madres. Ya a la edad de los 10 años, un 22% de ellos tienen un teléfono .

Nos entran muchas dudas de cuándo es la edad adecuada para dárselo y una vez que lo tienen, tenemos más dudas sobre cómo podemos supervisar su uso. El control parental puede ayudarnos con esto, aunque siempre debe ser una herramienta más de su educación digital.

¿Qué es el control parental?

El control parental es una herramienta que ofrecen diferentes dispositivos electrónicos para supervisar el uso que hacen los niños y niñas de ellos. La mayoría de aparatos funcionan mediante un pin o contraseña que deben introducir los progenitores del niño para que puedan usarlos. El control parental permite, entre otras funcionalidades, gestionar a qué contenidos pueden acceder, poner límite de tiempo o controlar el horario en el que pueden usar estos dispositivos.

El control parental nunca se debe usar como una forma de vigilancia para los niños. Con la hipervigilancia, como nos contaba Eva Millet en esta ponencia, violamos la privacidad de los hijos y lo único que conseguimos es que nuestros hijos tengan menos confianza en nosotros.

¿Cómo pactar un control parental con nuestro hijo?

Antes que hacerse la pregunta de cómo podemos pactar un control parental, debemos hacernos la pregunta de cuándo debemos dar un móvil a nuestro hijo. Un teléfono móvil conlleva una gran responsabilidad. Muchos niños y niñas a edades tempranas comienzan a pedir uno porque sus amigos ya los tienen y quieren ser como ellos.

No hay una edad definida para dar un móvil a un niño y niña. Debe depender de sus necesidades, de su madurez y de su pensamiento crítico para que haga un uso responsable.

Para pactar el control parental podemos preguntar a nuestros hijos para qué quieren usar el móvil. De esta forma podremos acercarnos más a qué aplicaciones quieren tener y cuáles son recomendadas para su edad. Por otra parte, debemos pactar con ellos los horarios de uso del móvil, tanto el límite de tiempo como hasta qué hora tienen que dejar de usarlo.

Algunas apps con control parental remoto

Estas son algunas apps gratuitas para supervisar el uso que hacen los hijos de forma remota:

Google Family Link

Esta app se debe descargar tanto en nuestro móvil como con el de nuestro hijo. Desde el nuestro podremos escoger qué aplicaciones usa nuestro hijo, poner un límite de tiempo y geolocalizarle. Para poder usarlo, nuestro hijo debe tener una correo y debemos enlazar nuestras cuentas de Google. Podéis leer en este artículo el paso a paso para instalar este control parental.

SecureKids

Debemos descargar la app tanto en nuestro móvil como en el de nuestro hijo para que pueda usarse. Este control parental permite bloquear apps, controlar las páginas webs que busca nuestro hijo y limitar el tiempo de uso del teléfono.

Family Time

Para poder activar esta app debemos descargarla en nuestro móvil y en el de nuestro hijo o hija. Al configurarlo tenemos las opciones de establecer un horario a partir del cuál no puede usar el móvil, bloquear apps o solo limitar las búsquedas de internet a contenido seguro.

Controles parentales de las redes sociales

La mayoría de redes sociales no tienen opción de control parental ya que ponen una edad mínima para usarla. Aunque por ejemplo TikTok sí que tiene una opción de "Sincronización familiar" que permite señalar que la cuenta de un teléfono es de un menor de edad. Con este control parental se puede limitar el tiempo de uso y proporciona un filtro para restringir contenidos no apropiados.

Noticias relacionadas