Educar es todo

Chupete bebés

Chupete, ¿es bueno para los bebés?

El uso del chupete está muy extendido, pero este instrumento también presenta desventajas en el desarrollo del niño

Chupete, ¿es bueno para los bebés?
2
Se lee en minutos
Educar es Todo

El chupete nos acompaña en los primeros meses de vida de nuestro bebé recién nacido. Se trata de un instrumento que les calma y les tranquiliza. Con el chupete los bebés imitan la misma acción que hacen cuando succionan leche del pecho materno.

Por su uso tan extendido, la ciencia ha investigado este instrumento para analizar su uso y sus repercusiones en el desarrollo del bebé.

Ventajas de los chupetes

La ciencia ha demostrado que el uso de los chupetes presenta varias ventajas:

Efecto analgésico y tranquilizante

Son varias las investigaciones que demuestran que la succión de la lactancia materna en los bebés tiene un efecto analgésico cuando están sintiendo dolor, como es esta de los Anales de Pediatría del año 2011. Del mismo modo pasa con el chupete si se le añade algo soluciones con glusoca, ya que se trata de la misma acción de succión y el niño al sentir dolor, se le crea un efecto placebo.

Prevención del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante

La misma investigación anterior señala que el uso del chupete previene del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL), sobre todo durante los periodos de sueño en los que el bebé mantiene el chupete.

Desventajas de los chupetes

El uso de los chupetes también presenta ciertas desventajas:

El chupete y la dentición del bebé

Esta investigación buscaba ver si existía una relación entre el mantenimiento del chupete en niños más allá de lo recomendado y las maloclusiones dentales, es decir, las alteraciones en el desarrollo de la mandíbula. Los resultados mostraron que los niños y niñas que mantuvieron el hábito de succión con el chupete tuvieron un mayor número de maloclusiones dentales que en los otros niños que no se quedaron con el chupete.

Lactancia y el chupete

Según este estudio de 2019 que revisa las publicaciones académicas que estudian los efectos que tiene el chupete sobre los bebés, la mayoría de las investigaciones relaciona de manera negativa la lactancia y el uso del chupete. Algunas de estas investigaciones señalan que el uso del chupete es una de las principales causas del abandono de la lactancia materna y que "la succión del chupete durante los primeros seis meses de vida está asociada con una baja adherencia a la lactancia materna".

Entonces, ¿puedo dar el chupete a los niños?

Sí, pero hay que tener en cuenta algunas consideraciones. La Asociación Española de Pediatría en una publicación de sus "Anales de Pediatría" del año 2000 desaconseja el uso del chupete en los primeros días del recién nacido, con exactitud los primeros quince días, y señala que no debe introducirse hasta que la lactancia materna está bien asentada. También recomienda que su uso empieza a reducirse a partir de los ocho meses y que al año desaparezca por completo. Si tenemos en cuenta estas pautas, no hay riesgo de darles el chupete durante el periodo correspondiente.

Asimismo, debemos comprar solo los chupetes que estén homologados y debemos desinfectarlos.

Noticias relacionadas