CRISIS ENERGÉTICA

El Gobierno extiende la rebaja del IVA al gas a pellets y leña y crea un mecanismo para reducir la demanda a cambio de una retribución

El Consejo de Ministros da luz verde a un paquete energético que incluye la inclusión de la industria de cogeneración en el mecanismo del tope al gas

El Gobierno extiende la rebaja del IVA al gas a pellets y leña y crea un mecanismo para reducir la demanda a cambio de una retribución
1
Se lee en minutos
Sara Ledo

El Consejo de Ministros ha aprobado en su reunión de este martes la rebaja del IVA del gas del 21% al 5% hasta finales de diciembre, que se extenderá también a pellets, astillas y leña, como había pedido el Partido Popular en las propuestas enviadas al Gobierno para la elaboración del Plan de Contingencia; así como la creación de un nuevo servicio de gestión de la demanda, similar a la extinta interrumpibilidad, pero que permite avisar de la reducción del consumo 15 minutos antes de que este se produzca, según ha anunciado la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la rueda de prensa posterior a la reunión.

En un nuevo real decreto ley de medidas urgentes en el ámbito de la energía para "proteger a los sectores más afectados por el alza de los precios de la energía y amortiguar el alza de esto en las familias y empresas del país" el Gobierno ha creado esta nueva figura que recuerda a la interrumpibilidad y servirá para dar flexibilidad al sistema eléctrico al permitir a las comercializadoras y grandes consumidores de electricidad reducir su consumo durante un periodo máximo de tres horas a cambio de una retribución económica y tras un aviso previo de solo 15 minutos de antelación. Será el operador del sistema eléctrico, Red Eléctrica, el encargado de gestionar este instrumento que ofrecerá flexibilidad al sistema para evitar su congestión.

Por otra parte, el paquete también incluye el anunciado apoyo a las plantas de cogeneración --centrales anexas que generan calor y electricidad a partir de gas y venden sus excedentes al mercado-- por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Dos de cada tres plantas (unas 400) han parado su producción desde el pasado 15 de junio por los altos precios del gas. La cogeneración es un sector regulado, de forma que el Gobierno establece una retribución anual fija en función del precio del gas para garantizar que cubren sus costes y a esta suman el precio de las ventas en el mercado. Cuando se puso en marcha la excepción ibérica, el Gobierno anunció que elevaría su rentabilidad regulada de acuerdo con los nuevos precios del gas pero dejó exentas a estas centrales de la compensación (diferencia entre el tope de 40 euros y el precio del gas en el mercado) que sí recibían otras plantas que también utilizan esta materia prima en su producción, como los ciclos combinados.

Noticias relacionadas