CRISIS ENERGÉTICA

El plan del Gobierno para enviar más gas a Europa: compresores, barcos y la culminación del Midcat

Teresa Ribera aboga por utilizar los dos gasoductos que llegan a Francia desde el País Vasco y aumentar la cantidad de gas con un compresor hasta en un 30%. La ministra de para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico cree que el gasoducto que plantea Scholz podría estar operativo en ocho o nueve meses hasta el sur del país galo

Teresa Ribera cree que España tendrá un papel importante en el suministros de gas a Europa. 

Teresa Ribera cree que España tendrá un papel importante en el suministros de gas a Europa. 

3
Se lee en minutos

España se presenta como una solución al problema de gas en Europa. Si el canciller Scholz abogaba por un gasoducto que cruzara la Península Ibérica hasta Francia, Teresa Ribera ve necesaria la implicación de la UE para que salga adelante el plan alemán. El papel de España se presenta clave para suministrar gas a los países europeos del norte y hay tres horizontes posibles a corto y medio plazo: un compresor que pueda aumentar el gas hasta un 30%, aprovechar la logística con barcos metaneros en el Mediterráneo y el proyecto de un gasoducto que podría estar listo hasta el sur de Francia en ocho o nueve meses.

La ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico ha planteado tres posibles escenarios para incrementar la cantidad de gas a Alemania en La hora de La1 en RTVE. El camino a seguir por el Gobierno de España pasa por aprovechar los recursos que ya existen, y por ahí pasan las dos opciones que podrían funcionar más a corto plazo, con los dos gasoductos que existen en el País Vasco y la posibilidad del transporte mediante barcos metaneros en el Mediterráneo.

Los dos gasoductos que pasan desde España al otro lado de los Pirineos tienen una capacidad de 8.000 millones de metros cúbicos anuales, y la intención del Gobierno de España es que con un compresor se aumente el suministro hasta en un 30%. La voluntad del Gobierno es la de contribuir con una mejora de la interconexión de las infraestructuras y poder facilitar la llegada de gas a Francia en los próximos meses.

¿Cuáles son los planes de España para suministrar más gas a Europa?

España quiere aprovechar la capacidad logística que ya tiene desarrollada en toda la Península para que la Unión Europa no sucumba al chantaje energético de Putin. Desde Rusia planea la amenaza de que se cierre el suministro de gas al norte de Europa en pleno invierno.

“Hay varios horizontes temporales y sería un compresor para aumentar la cantidad de gas en un 30%, la otra es la de aprovechar las estructuras que hay con los barcos en los puertos y luego está el gasoducto que podría estar operativo en 8 o 9 meses hasta el sur de Francia, por eso la importancia de ir de la mano con Francia. Tienen que ser unas infraestructuras que sirvan para los próximos 30, 40 o 50 años y también puedan transportar hidrógeno”, señaló la ministra de Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

El Gobierno ha explicado cuáles son las tres líneas posibles de intervención a corto plazo. La primera es la de aprovechar las infraestructuras que hay construidas en el lado occidental, por el País Vasco hasta Francia, con la introducción de un compresor en los dos gasoductos que ya existen .

Compresor, barcos metaneros y la culminación del Midcat

La idea en la se trabaja con Enagás es buscar cómo acelerar una primera interconexión que tenga menos complejidad y que permita a Francia bombear el gas que se le suministra a través de los Pirineos y poder llegar al esqueleto de gasoductos que hay en Europa.

El horizonte más próximo es este compresor que podría estar listo en dos o tres meses, pero también llevar el gas a través de metaneros para el mes de diciembre. Una mejora de las instalaciones y de la coordinación para aprovechar los barcos metaneros a través de una regasificadora y tener todos los recursos en marcha en el Mediterráneo.

Y el tercer horizonte es el gasoducto que Enagás planea que podría llegar al sur de Francia en unos 8 o 9 meses. El apoyo de la Unión Europea y la intendencia de todos los países implicados será clave para llevar a cabo este proyecto, que cruzaría la Península Ibérica hasta Francia para llegar al esqueleto de gasoductos que hay en Europa, y culminar así el Midcat.

En esa misma línea se manifestó Reyes Maroto. "Nosotros pondremos todo nuestro empeño para que se pueda mejorar la regasificación y, desde luego, que los países más afectados por un futuro corte de gas ruso puedan tener la solidaridad de los que estamos mejor preparados, como puedan ser España y Portugal", apuntó la ministra de Industria, Comercio y Turismo en Espejo Público de Antena 3.

Noticias relacionadas