REINO UNIDO

Iberdrola empieza a construir su séptimo parque eólico marino

East Anglia Three formará parte de un macrocomplejo eólico con 3.000 megavatios de energía limpia

Un parque eólico marino de Iberdrola en aguas del Reino Unido.

Un parque eólico marino de Iberdrola en aguas del Reino Unido. / Iberdrola

2
Se lee en minutos

Iberdrola coge ritmo en el desarrollo de eólica marina. La compañía española ha iniciado la construcción en Reino Unido de su séptimo parque eólico marino en todo el mundo, el East Anglia Three. La planta se prevé que entre en producción en 2025 y contará con una capacidad de 1.400 megavatios (MW), suficiente para abastecer de energía limpia a 1,3 millones de hogares.

Esta nueva instalación, ubicada frente a la costa de Norfolk (cerca del área metropolitana de Londres) formará parte del macrocomplejo East Anglia Hub que estará formado por este parque y los futuros desarrollos de East Anglia One North e East Anglia Two, además, del parque que ya opera la compañía a través de su filial Scottish Power en la misma zona (East Anglia One, de 714 MW). El macrocomplejo inglés constituye la mayor iniciativa de esta tecnología del grupo en todo el mundo y supone una inversión total de 6.500 millones de libras (unos 7.700 millones de euros) para la instalación de 3.000 megavatios de energía limpia.

Además del East Anglia One, Iberdrola ha puesto en marcha las instalaciones de West of Duddon Sands (195 MW), en el mar de Irlanda y Wikinger (350 MW) en aguas alemanas del mar Báltico. Y tiene en construcción otras tres grandes instalaciones 'offshore', en Francia (Saint-Brieuc con casi 500 MW de capacidad), en Estados Unidos (Vineyard Wind 1 con 806 MW) y en Alemania (Baltic Eagle con 476 MW).

En este último país, también previsto desarrollar un tercer proyecto marino, Windanker (300 MW), que se sumará a Wikinger y Baltic Eagle. En conjunto, las tres instalaciones renovables darán lugar al mayor complejo eólico marino del mar Báltico, con una capacidad total instalada de 1.100 MW.

La eléctrica que dirige Ignacio Sánchez Galán quiere encabezar el desarrollo de la eólica marina, todavía sin ninguna presencia en España, igual que hizo con el impulso de la energía eólica terrestre hace dos décadas. Así, de los 7.000 MW eólicos que tiene actualmente en construcción o asegurados con contratos a largo plazo (denominados por sus siglas en inglés como PPA), más de 5.500 MW (78,5%) corresponden a proyectos marinos. Esta tecnología ha aportado ya el 30% de la nueva capacidad instalada del grupo a cierre del primer semestre.

Más de cien molinos

East Anglia Three cubrirá un área de hasta 305 kilómetros cuadrados y requerirá la instalación de más de un centenar de aerogeneradores de nueva generación, que tendrán una altura de hasta 247 metros, el equivalente a dos veces y media el tamaño del Big Ben (96 metros). Esta gran infraestructura eléctrica contará además con cuatro subestaciones marinas, una plataforma marina que albergará el alojamiento de las operaciones y cuatro cables submarinos para la exportación a la costa de la energía producida por el parque eólico, ubicado a 69 kilómetros mar adentro.

La compañía asegura que la construcción del hub de East Anglia supondrá un notable impulso a la cadena de suministro relacionada con la industria eólica marina del Reino Unido y de Europa y generará hasta 7.000 puestos de trabajo.

Noticias relacionadas
Temas

Iberdrola