RESULTADOS

La gran banca gana 10.295 millones en el primer semestre del año

El sector está indignado con el nuevo impuesto del Gobierno y no ha ocultado que empleará todos los medios a su alcance para evitarla

La gran banca gana 10.295 millones en el primer semestre del año
4
Se lee en minutos
EFE

Los grandes bancos españoles -Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankinter y Unicaja- lograron en el primer semestre del año un beneficio conjunto de 10.295 millones de euros, superada la pandemia de coronavirus pero con nuevos nubarrones en el horizonte en forma de impuesto a la banca.

Si se excluye del cómputo a Unicaja, que ahora es la quinta entidad española por volumen de activos tras la fusión con Liberbank, el beneficio obtenido tampoco supera al de hace un año, 11.127 millones de euros, cuando el sector celebraba haber dejado atrás el impacto de la COVID-19 y se centraba en el reanudado reparto de dividendos.

El nuevo gravamen aplicará un tipo del 4,8 % sobre sus comisiones e intereses netos, según se recoge en la proposición de ley registrada este jueves por PSOE y Unidas Podemos en el Congreso, que recoge que afectará a los resultados de los ejercicios 2022 y 2023.

La noticia, aunque no inesperada, ha causado estupefacción en el sector, que ha criticado con dureza la medida y no ha ocultado que empleará todos los medios a su alcance para evitarla.

Entidades estigmatizadas

El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ha dejado claro que el sector ya paga suficientes tributos y que los beneficios que aportará la subida de los tipos de interés no tienen nada de "extraordinarios", y menos después de años de tipos cero y negativos.

El Santander obtuvo un beneficio de 4.894 millones de euros entre enero y junio de 2022, un 33 % más que el año pasado, gracias al incremento de los ingresos y a la reducción de las provisiones, con lo que compensó el impacto de la inflación.

Pero "la inflación difícilmente se combate con impuestos", dijo Álvarez durante la presentación de las cuentas del semestre, "con independencia de a quién afecten"; el banquero mostró además su preocupación por la nueva "estigmatización que todo esto supone para la banca.

Durante la presentación de los resultados de Bankinter, la consejera delegada, María Dolores Dancausa, calificó el impuesto de "disparate", ya que el sector es el que más paga por impuesto de sociedades.

Dancausa hizo un llamamiento "a la sensatez", no sin alertar sobre la incertidumbre que generan este tipo de anuncios, que provocan que los inversores puedan dar la espalda al sector; la marcha de inversores -"no son señores con bombín y puros habanos"- se puede producir en minutos, pero "tarda años en recuperarse", advirtió.

Entre enero y junio, Bankinter ganó 271 millones de euros, un 11 % más que un año antes, pese a que en la primera mitad del año no pudo contabilizar, como en 2021, los cuatro meses de ingresos procedentes de Línea Directa, y tampoco las plusvalías por la salida a bolsa de la aseguradora.

La banca dice que ya paga impuestos

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha sido también muy crítico con la iniciativa, y en una entrevista advirtió de que "puede generar menos consumo, inversión y recaudación", en una coyuntura de "incertidumbres"; las entidades financieras ya tienen "un tipo del 30% frente al 25 % del resto", señaló.

BBVA, que ha presentado sus cuentas este viernes, obtuvo un beneficio atribuido de 3.001 millones de euros netos entre enero y junio de este ejercicio, un 57,1% más que en el mismo periodo del año pasado, debido a los mayores ingresos procedentes de la actividad comercial y a las menores provisiones dotadas.

También el Sabadell aludió a la tasa en la presentación de sus cuentas del semestre, periodo en el que ganó 393 millones de euros, un 78% más, con una rentabilidad del 7%, que prevé mantener e incluso superar a cierre del ejercicio sin tener en cuenta el impacto que pueda tener el nuevo impuesto a la banca que prepara el Gobierno.

Sobre el nuevo gravamen se pronunció el consejero delegado, César González-Bueno, quien pidió que sea "neutral" desde el punto de vista de la competencia y grave por igual a todas las entidades, independientemente de su tamaño.

Asimismo, el director financiero de Unicaja, Pablo González, aludía al impuesto y un llamamiento a la prudencia, al señalar que "la industria bancaria es una de las que más impuestos paga en España, está muy gravada y vale la pena recordarlo al considerar nuevos impuestos".

Unicaja Banco registró en el primer semestre un beneficio neto de 165 millones de euros, lo que supone un incremento del 62% respecto al mismo periodo de 2021.

También CaixaBank, que ha presentado este viernes sus cuentas semestrales -un beneficio neto de 1.573 millones de euros, un 62,4% menos que en el mismo período del año pasado-, se verá afectada por la nueva tasa, aunque aún no se ha pronunciado al respecto.

Noticias relacionadas