OFICINAS

CaixaBank vende su histórica sede en Madrid

  • La entidad financiera se ha desprendido del activo ubicado en Paseo de la Castellana 51 por 238,5 millones de euros

  • Se trata de una de las mayores operaciones del mercado de oficinas madrileño, que ha contado con un gran interés inversor por parte de fondos internacionales

CaixaBank vende su histórica sede en Madrid
2
Se lee en minutos

Fin de la operación. CaixaBank ha cerrado la venta de su histórica sede en el número 51 del Paseo de la Castellana de Madrid por 238,5 millones de euros. El comprador ha sido la Fundación LaCaixa, que a su vez es propietaria del 30% de la entidad financiera y se ha impuesto a numerosos fondos de inversión internacionales, en un proceso de venta organizado por la consultora inmobiliaria CBRE.

Al proceso de venta organizado por CaixaBank concurrieron el banco norteamericano JP Morgan de la mano de Therus, la familia Montoro Aleman y su Socimi GMP, la gestora CBRE IM o el fondo soberano de Singapur GIC. Sin embargo, ninguno fueron capaces de superar la oferta de la Fundación LaCaixa. La venta se cerrará con el desalojo del banco antes del 30 de diciembre de este mismo año. "El proceso llevado a cabo, con una elevada participación de terceros no vinculados a CaixaBank, derivó en la obtención de un precio, que siendo atractivo e interesante para cerrar la transacción, ha sido sin embargo superado por parte de la Fundación, que ha presentado la mejor oferta no sólo en términos de precio sino aportando además valor adicional a CaixaBank", han señalado en el comunicado enviado a CNMV.

El apetito por el edificio ha sido enorme, en lo se denomina un "activo trofeo". Los inmuebles de oficinas en el Paseo de la Castellana salen al mercado a cuentagotas, lo que complica en gran medida su adquisición. A este aspecto hay que sumarle el tamaño, ya que se trata de un edificio de más de 18.500 metros cuadrados. La Fundación LaCaixa ha pagado 12.750 euros por metro cuadrado, una cuantía muy alta para un activo que necesitará ser reformado. A pesar del abultado precio, no es la primera operación que se cierra a estas cifras. La familia March compró Castellana 42, en 2021, por 55 millones de euros; lo que supone pagar a 11.000 €/m2 un inmueble que se encuentra en una situación muy similar al involucrado en esta transacción.

La razón por la que CaixaBank se desprende de este activo es la poca utilidad que le daba al mismo. Después de su fusión con Bankia, trasladó a sus trabajadores a las Torres Kio. La entidad califica la operación como "justa, razonable y necesaria", además de lograr una buena plusvalía de la venta de un activo considerado no estratégico, maximizando su valor. En un comunicado de 7 páginas, la cotizada explica no haber tenido un trato de favor hacia su fundación, sino haberse guiado por la oferta. El banco liderada por Gonzalo Gortázar Rotaeche ha obtenido un resultado positivo de 98 millones de euros.

La última adquisición confirmada de la organización sin ánimo de lucro fue un edificio de oficinas en Madrid a GMP. Ubicado en Condesa de Venadito 1, en el madrileño distrito de Ciudad Lineal; es la actual sede de empresas como ElEconomista, Grupo Ingenium o Universalpay. La Fundación no reveló el importe de la inversión, pero si los datos del inmueble: 20.000 metros cuadrados repartidos en 13 plantas, que han sido reformados en 2016 y disponen del certificado en sostenibilidad LEED Gold.

Noticias relacionadas