ANTES DEL BOOM DEL VERANO

La reforma laboral reduce a la mitad los nuevos contratos temporales en el turismo

  • Las grandes empresas turísticas presumen de que el sector está dando estabilidad al empleo más intensamente que el resto de industrias

  • Los nuevos contratos temporales han pasado en un año del 92% del total a sólo el 46% antes del boom de demanda que se espera para el verano

La reforma laboral reduce a la mitad los nuevos contratos temporales en el turismo
3
Se lee en minutos

La potente recuperación del turismo está teniendo un reflejo directo en el empleo. El sector, que vive un boom de demanda tanto de viajeros nacionales como internacionales, superó ya el pasado abril por primera vez el nivel de empleo que tenía antes de la pandemia de covid gracias al empuje de una muy buena Semana Santa. Una tendencia que se consolidó también mayo.

Las empresas de las diferentes ramas de la actividad turística cerraron el mes de mayo con 2,6 millones de afiliados a la Seguridad Social, lo que supone 409.600 trabajadores más que hace un año, casi 33.000 más que en el 2019 precovid y también el nivel más alto de la serie histórica en un mes de mayo. De hecho, más de un 40% de todo el empleo creado tanto en abril como en mayo en España correspondió al sector turístico.

Los grandes grupos del turismo sacan pecho y presumen no sólo de la creación de empleo, también de la mayor estabilidad de esos nuevos empleos. Exceltur, el lobby que agrupa a una treintena de las mayores compañías del sector (entre ellas, Meliá, NH, Iberia, Globalia, Riu o Amadeus), subraya que la temporalidad de los nuevos empleos de la industria turística en los dos últimos meses se ha reducido a la mitad.

Una mayor estabilidad tras la puesta en marcha de la reforma laboral aprobada por el Gobierno, que reduce los supuestos en que las empresas pueden firmar contratos temporales y está provocando que se disparen los contratos indefinidos. Según recoge Exceltur en su último informe trimestral, en abril y mayo del 2019 prepandemia el 92% de los nuevos contratos firmados por empresas turísticas fueron temporales, mientras que este año esa tasa se ha reducido a la mitad y se ha situado en el 46%.

"El 54% de todos los nuevos contratos firmados han sido indefinidos en el sector”, subraya el lobby turístico, muy por encima que lo sucedido en el conjunto de la economía española. “En el resto de ramas de la economía, la bajada de temporalidad ha sido desde el 90% de 2019 al 58% de este año”, recoge la asociación empresarial en su estudio de perspectivas del sector de cara al verano y para el conjunto de 2022.

Costes salariales

Las grandes empresas del sector alertan del impacto del aumento de los costes que soportan, entre ellos también los costes salariales. Desde Exceltur se ha venido alertando de que también que la escalada de precios ha derivado también en un 7,5% de incremento de los costes salariales para las empresas del sector como efecto de los convenios colectivos ligados al IPC.

“La presión de la inflación y una potencial indexación a los nuevos convenios sectoriales, podría intensificar el incremento de los costes salariales (+7,5% hasta la fecha, según los empresarios) que dañaría notablemente la rentabilidad y capacidad de recuperación y reducción de deuda de muchas de las empresas turísticas, dado su elevado peso en su estructura de costes”, apunta Exceltur, que en los últimos meses ha pedido a la patronal CEOE y a los sindicatos un acuerdo para limitar la subida de salarios.

Paradójicamente, a la vez que el sector turístico ha llegado a pedir frenar las subidas de precios, las compañías alertan de las dificultades de encontrar personal formado. El parón de actividad por la pandemia en los últimos dos años ha hecho que algunas empresas no estén pudiendo recuperar parte del personal perdido y que se ha trasladado a otros sectores económicos.

Un cambio de sector que “no necesariamente se debe a que ahora esos trabajadores reciban una mejor retribución”, apunta José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, porque “las condiciones laborales en el turismo son manifiestamente mejores que en otros sectores en posiciones laborales homologables”. La asociación empresarial subraya que los principales problemas para encontrar trabajadores se están produciendo en destinos especializados en turismo de temporada y que “no se debe a los salarios ofrecidos, sino a los precios estratosféricos que ha alcanzado el alquiler de vivienda en esos lugares”.  

Noticias relacionadas