EMPRESAS

Room Mate, la hotelera de Kike Sarasola, presenta concurso de acreedores con oferta de compra de un fondo buitre

  • La compañía lleva más de una década en "quiebra técnica" y presenta el concurso tras el rechazo de rescate público por parte de la SEPI

Kike Sarasola, fundador y presidente de Room Mate.

Kike Sarasola, fundador y presidente de Room Mate.

2
Se lee en minutos

La compañía hotelera Room Mate, fundada y dirigida por Kike Sarasola, ha presentado concurso de acreedores. Así lo ha informado la propia empresa en un comunicado.

"Room Mate ha presentado esta mañana ante el Decanato de los Juzgados de lo Mercantil de Madrid la solicitud de concurso de acreedores voluntario con venta de unidad productiva, acompañada de una oferta vinculante por parte de un inversor que plantea la continuidad del negocio y el mantenimiento de los puestos de trabajo".

El inversor que hace la oferta es, según ha podido saber EL PERIÓDICO DE ESPAÑA de fuentes solventes y conocedoras de la compañía, el fondo buitre Angelo Gordon. Este fondo oportunista, que en la crisis financiera de 2008 aprovechó para comprar activos inmobiliarios a bajo precio, adquirió recientemente varias filiales de Room Mate en Luxemburgo. La empresa no ha querido confirmar esta información, ateniéndose al comunicado.

Previamente, Room Mate había pedido un rescate a la SEPI (Sociedad Española de Participaciones Industriales, una entidad pública empresarial) por valor de 52 millones de euros. Dicho rescate fue denegado al considerarse que Room Mate no cumplía los criterios de elegibilidad.

El concurso afecta exclusivamente a la sociedad Room Mate S.A y no al resto de sociedades del grupo. La cadena, continúa el texto, "aborda así este procedimiento con el objetivo de garantizar la viabilidad y continuidad de su actividad empresarial". Durante el tiempo que dure el proceso la actividad se desarrollará "con plena normalidad".

Llevaba tiempo en "quiebra técnica"

Room Mate achaca la presentación de concurso a la mala situación económica que provocó la pandemia en el sector turístico y a los litigios que mantiene con la inversora Sandra Ortega, la primogénita de Amancio Ortega. Ortega sostuvo durante años a Room Mate a través de su family office ROSP Corunna.

Sin embargo, Room Mate llevaba en quiebra técnica muchos ejercicios. Incluso en 2019, el año antes de la pandemia y récord de turistas en España, la empresa declaró pérdidas de 7,4 millones de euros. El patrimonio neto llevaba más de una década en negativo, situación que se conoce como "quiebra técnica".

Sandra Ortega presentó tres querellas contra el que fuera gestor de ROSP Corunna, José Leyte, por falsificar su firma para favorecer a Room Mate, la inversión más ruinosa de la firma. Estás fueron finalmente archivadas por el juez por falta de indicios de criminalidad, pero revelaron una fuerte falta de entendimiento entre la hotelera y su principal inversora.

Previamente, la oficina de gestión de la fortuna de Ortega había puesto a la venta su porcentaje de participación en Room Mate, que asciende al 30%.

El resto de Room Mate permanece aún en manos del fundador, Kike Sarasola. Hijo del empresario Enrique Sarasola Lerchundi, amigo íntimo de Felipe González, Sarasola hijo es conocido por sus buenas relaciones con políticos.

Le cedió durante dos años un piso de 300 metros cuadrados al que fuera presidente de Ciudadanos Albert Rivera, cuando empezaba su carrera en Madrid. También alojó a Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, en uno de sus apartamentos de lujo cuando empezó la pandemia.

Noticias relacionadas