ECOFIN

Hungría bloquea el impuesto mínimo del 15% a las multinacionales en la UE

Los ministros de Economía y Finanzas vuelven a fracasar en su intento de trasladar a la normativa europea el acuerdo de la OCDE

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, conversa con el presidente del Eurogrupo, el irlandés Pachal Donohoe.

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, conversa con el presidente del Eurogrupo, el irlandés Pachal Donohoe. / EFE

2
Se lee en minutos

El Gobierno de Hungría ha tomado el relevo este viernes a Polonia, que el pasado miércoles decidió por fin levantar su veto a nivel de embajadores, y ha bloqueado la normativa que establece un impuesto mínimo del 15% sobre los beneficios de las multinacionales que facturen más de 750 millones de euros trasladando a la Unión Europea el acuerdo cerrado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Pese al bloqueo, Francia ha anunciado que seguirá trabajando durante las dos semanas que le quedan hasta el final de la presidencia semestral de la UE para tratar de sortear el veto in extremis del Gobierno de Viktor Orbán.

“Nada justifica el veto de Hungría que en precedentes reuniones había dado su visto bueno”, ha lamentado al término de la reunión el ministro de Finanzas francés y presidente de turno del Ecofin Bruno Le Maire, que ha reconocido que la decisión ha sido una “sorpresa”. El problema radica en que las decisiones europeas en materia de fiscalidad requieren la unanimidad de los Veintisiete Estados miembros. Hasta ahora había sido Varsovia quien se había resistido porque quería un vínculo explícito en el texto entre el impuesto y la primera pata del acuerdo, el compromiso a que los gigantes paguen impuestos donde generan sus ingresos. Un elemento resuelto, que hizo que el miércoles su embajador permanente levantara sus reservas. 

A última hora, sin embargo, el ministro húngaro Mihály Varga, ha informado a sus colegas de que no podía apoyar el impuesto mínimo en este momento debido a la presión de la guerra en Ucrania sobre la economía de su país, las empresas y la creciente inflación. Un argumento que Le Maire no se cree. “Esto veto no tiene nada que ver con el impuesto mínimo”, ha criticado. El resultado es que los Veintisiete vuelven a fracasar, por tercera vez, en su intento de cerrar un acuerdo. “Seguiremos trabajando en los próximos días. Creo que tenemos una oportunidad de llegar a un acuerdo bajo presidencia francesa”, ha dicho el comisario de asuntos económicos, Paolo Gentiloni, sobre el plazo de dos semanas que restan hasta que la República Checa asuma las riendas de la UE, el próximo 1 de julio. 

Le Maire ha dejado claro que no tira la toalla y que seguirá intentándolo en las dos semanas que quedan hasta el fin de la presidencia francesa porque cerrar un acuerdo es clave para lograr una fiscalidad internacional más justa y poner fin al “dumping fiscal en Europa”. Reconoce no obstante que el expediente muestra por qué es importante abrir el debate sobre por qué es necesario abandonar la regla de la unanimidad, en la toma de decisiones en fiscalidad, y pasar a las decisiones por mayoría cualificada. 

En octubre de 2021, un total de 140 países alcanzaron un acuerdo en el marco de la OCDE para adoptar de forma conjunta el impuesto mínimo del 15% a las multinacionales a partir de enero de 2023. No obstante, a finales del mayo, el secretario general de la OCDE anunció en Davos el retraso de este objetivo hasta 2024 por las dificultades para llegar a un acuerdo sobre su diseño. Con todo, después de este retraso, la Comisión Europea se mantuvo en el objetivo de implementar la nueva tributación en 2023, si bien el nuevo escollo de Hungría amenaza con hacer imposible esta meta.

Noticias relacionadas