EMPRESAS

La galletera Siro se aferra al futuro: todos los detalles del acuerdo

Los trabajadores de Toro, Venta de Baños y Aguilar de Campoo respaldan el plan de viabilidad, que garantiza la continuidad de la empresa y de 1.700 empleos

Empleados de la factoría de Siro en Toro (Zamora) depositan en la urna sus votos sobre el plan de viabilidad propuesto por el socio inversor.

Empleados de la factoría de Siro en Toro (Zamora) depositan en la urna sus votos sobre el plan de viabilidad propuesto por el socio inversor. / M.J.C.

4
Se lee en minutos
M. J. Cachazo

Los trabajadores del Grupo Siro en Castilla y León han respaldado mayoritariamente el plan de competitividad propuesto por el socio inversor, que garantizará la viabilidad de la empresa galletera y el futuro de 1.700 empleos, 300 en Toro. Los primeros en pronunciarse sobre el plan industrial fueron los empleados de la planta toresana, tras una asamblea celebrada en el Teatro Latorre, en la que participaron la ministra de Industria, Reyes Maroto; la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el alcalde, Tomás del Bien.

Maroto expuso a los trabajadores el contenido del preacuerdo suscrito en la madrugada del pasado viernes y las mejoras adicionales que el inversor ha incorporado en las últimas horas, mientras que el comité de empresa explicó cómo se han desarrollado las negociaciones y que, de no aprobarse el plan de viabilidad, el Grupo Siro se vería abocado a presentar un concurso de acreedores. Acto seguido, los trabajadores ejercieron su derecho al voto en una urna instalada en el acceso al Teatro Latorre.

Aunque hace pocos días los empleados de la factoría toresana se opusieron frontalmente al plan de viabilidad, la mayor “transparencia” sobre la situación real de la empresa y el ambiente de “confianza” generado por el Ministerio de Industria, propició que la nueva votación deparara un resultado contundente.

De los 227 sufragios depositados en la urna, 209 fueron favorables al plan de viabilidad13 en contra y cinco trabajadores votaron en blanco.

Trabajadores de la fábrica de Siro, en la asamblea celebrada en el Teatro Latorre de Toro. / M. J. C.

La tensión, los nervios y la preocupación que se respiraba en los momentos previos a la asamblea informativa dieron paso a una relativa tranquilidad tras el recuento de votos, aunque los trabajadores eran conscientes de que la solución final a la crisis del Grupo Siro también dependía de las votaciones en el resto de fábricas en Castilla y León.

El esperado resultado llegaba pocas horas después. Tanto la plantilla del centro especial de empleo y El Espinar como los trabajadores de la fábrica palentina de Venta de Baños apoyaron con sus votos el plan de viabilidad, tras la asamblea celebrada en el edificio sindical de la plaza de los Juzgados de Palencia, a la que también asistió la ministra de Industria.

Los trabajadores del centro especial de empleo y El Espinar emitieron 177 votos a favor, 27 en contra y cuatro en blanco, mientras que los de la factoría galletera de Venta de Baños respaldaron mayoritariamente el plan de competitividad ya que, tras el recuento de sufragios, 218 fueron afirmativos y cinco negativos.

En el caso de la fábrica de la firma galletera en Aguilar de Campoo sus trabajadores acordaron apoyar, sin necesidad de celebrar votación, el preacuerdo sobre el nuevo plan industrial ofertado por el fondo de inversión, tras considerar que mejora el que ya validaron hace un mes.

Los resultados de las votaciones apaciguaron la tensión acumulada en los últimos días y, como reconoció la presidenta del comité de empresa de la fábrica de Siro en Toro, María José de la Iglesia, “ahora vemos la luz al final del túnel”.

Visiblemente emocionada, agradeció a la ministra de Industria que se desplazara a Toro para informar a los trabajadores sobre el preacuerdo con el socio inversor, así como el apoyo de los compañeros al plan de competitividad, porque supone un “sacrificio”, pero también abre la puerta “a que podamos tener un futuro, a seguir trabajando y a que Siro continúe”.

Trabajadores de Siro en Toro acceden al Teatro Latorre en el que se celebró la asamblea. / M. J. C.

Por otra parte, justificó el giro de la votación sobre el plan de viabilidad en que, “estábamos engañados y la empresa nunca ha tenido la transparencia que sí ha tenido el ministerio” y que ha propiciado que las diferentes plantillas fueran conscientes de la delicada situación real de Siro y de la crisis económica que atraviesa.

Por último, De la Iglesia reconoció que se han incorporado diversas mejoras al plan industrial para que los trabajadores de Siro puedan, en un futuro, recuperar poder adquisitivo, “en función de unos objetivos que tenemos que cumplir”.

“Generosidad” de la plantilla de Toro

Tras conocer el resultado de la votación, el alcalde, Tomás del Bien, alabó la “generosidad” de los empleados de Siro en Toro porque, aunque el plan de competitividad deja “tocados” parte de sus derechos laborales, demostraron que su “prioridad absoluta” es salvar la fábrica.

De hecho, aseguró sentirse “orgulloso”, como alcalde y como vecino, de unos “compañeros” que “han sabido estar a la altura de las circunstancias”, ya que la pérdida de 300 puestos de trabajo podía suponer un duro golpe para la ciudad y la provincia.

Por otra parte, empleados de la factoría toresana valoraron positivamente el apoyo al plan de viabilidad, porque supone “la continuidad y seguir trabajando” y apelaron a la “unidad” de toda la plantilla para seguir luchando por el futuro.

Para otros, el sí a la oferta del inversor representa “un descanso”, porque es “muy importante mantener el trabajo y somos muchas las personas que nos podíamos quedar en la calle” si no se actuaba con urgencia para buscar una salida a la crisis económica de Siro.

Noticias relacionadas