En Can Batlló

Barcelona inaugurará en 2023 el 'hub' de cooperativas más grande de Europa

El proyecto Coopolis acogerá 4.500 metros cuadrados para incubar nuevas proyectos y dotar de espacios de trabajo a sociedades ya operativas

Obras en Can Batlló para preparar Coopolis.

Obras en Can Batlló para preparar Coopolis. / ROBERT RAMOS

2
Se lee en minutos

Barcelona acogerá a partir del 2023 el ‘hub’ de cooperativas de trabajo más grande de toda Europa. Las obras para despejar los 4.500 metros cuadrados del bloque cuatro de Can Batlló están en su fase final y está previsto que el 1 de julio se inicien ya los trabajos para edificar el recinto donde habrá espacios reservados para incubación de nuevos proyectos, así como equipamientos para proyectos ya consolidados -como zonas de reuniones o videoconferencias- y lugares de trabajo compartido (coworkings).

El mundo cooperativo catalán se sacude las secuelas del covid y consolida su base de 4.551 sociedades en toda Catalunya, según los últimos datos de abril del Departament de Treball de la Generalitat. Estas aportan alrededor del 2,2% del PIB catalán. Y la apertura de Coopolis, el centro de promoción ubicado en Can Batlló, promete ser una palanca de impulso para un colectivo que ocupa a más de 45.000 personas en todo el territorio. La iniciativa tiene su origen en el movimiento vecinal y cooperativo, más concretamente en el proyecto ‘Barri cooperatiu’ impulsado por la libreria La Ciutat Invisible en el 2008. Hoy este proyecto está albergado en ‘La Comunal’, un espacio compartido con otras cooperativas, como el restaurante La Deskomunal, el colectivo de abogados Iridia o la Aula d’Idiomes, entre otros.

Las obras van con retraso, pues la idea inicial era que estuvieran acabadas a lo largo del 2021. Entre la pandemia y los descubrimientos arqueológicos de esqueletos antiguos que han ido haciendo los operarios, los trabajos se han ido alargando. La previsión actual es que el recinto pueda abrir a lo largo del 2023, entre el mes de enero y noviembre.

Nueva ley de economía social

El 2023 promete ser un año clave para el cooperativismo en Cataluña, en tanto que además de la puesta en marcha de Coopolis, también está previsto que el Parlament tramite la nueva ley de economía social. El objetivo de esta norma es crear una especie de ‘sello’ para distinguir aquellos proyectos -sean cooperativa, fundación o sociedad mercantil- que trabajen según los principios de la economía social, según explica el co presidente de la Federació de Cooperatives de Treball Guillem Llorens

Para ello se establecerán una serie de requisitos -pendientes de concretar en el Parlament-, como el grado de participación de los trabajadores en la dirección y toma de decisiones, una ratio máxima entre el sueldo del peor pagado y el del mejor y demás requisitos para certificar que realmente quien tenga el sello está dentro del marco de la economía social. Dicho sello servirá, además para la propia diferenciación publicitaria de las sociedades o cooperativas, para la inclusión de estas en futuras políticas públicas de promoción económica, entre otros.    

Dentro del tejido cooperativo catalán, formado por esas 4.551 cooperativas, las cooperativas de trabajo (ya sean abogados, arquitectos, servicios de prevención de riesgos laborales o cuidado a las personas) son la mayoría. Otros nombres más conocidos, como, por ejemplo, SomEnergia o Abacus son cooperativas de consumo. Dentro de las cooperativas de trabajo, el tamaño es habitualmente pequeño y casi seis de cada 10 tienen menos de 10 empleados. Y el reparto de los cargos directivos es más equitativo que en la empresa ordinaria, siendo el 48% de los directivos o gerentes mujeres, según datos internos de la Federació de Cooperatives de Treball.

Noticias relacionadas
Temas

Barcelona