INDUSTRIA

Reyes Maroto, en Zamora: "Futuro o cierre para Siro, no hay segunda alternativa"

La ministra de Industria participa en la asamblea de trabajadores, que votan el plan de viabilidad este sábado

La ministra de Industria, Reyes Maroto, a su llegada a la asamblea de trabajadores de Siro.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, a su llegada a la asamblea de trabajadores de Siro. / M. J. C.

1
Se lee en minutos
M. J. C.

"Hay garantías de futuro, esto no es solo para una hemorragia". Son las palabras de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, a su llegada a Toro (Zamora) para participar en la asamblea de trabajadores de Siro en la que se espera poder rubricar el acuerdo que ponga fin a la crisis, siempre y cuando, los empleados acepten el plan de viabilidad.

La titular de la cartera de Industria ha reconocido que "mi responsabilidad hoy era estar aquí y dirigirme a esos trabajadores que están dirigiendo su futuro", plantea, en referencia a las 300 familias afectadas en ToroEn este sentido, ha anunciado que el próximo lunes "concretaremos todo el plan", no obstante, "a corto plazo se tiene que habilitar una partida de 130 millones de euros: 80 para pagar a los proveedores y 50 para desarrollar la tesorería y poder abonar las nóminas de forma inminente".

Sin plan B

“No hay una segunda alternativa: futuro o cierre de empresas". Reyes Maroto ha hecho estas declaraciones minutos antes de asistir a la asamblea de empleados de la fábrica de Cerealto Siro Foods que se desarrolla desde primera hora de este sábado en el Teatro Latorre de Toro (Zamora). En ella, los empleados reciben información sobre los detalles del preacuerdo alcanzado en la madrugada del viernes para la continuidad de las plantas y en caso de votación a favor, aprobar las nuevas condiciones. para recibir información sobre los detalles del preacuerdo alcanzado en la madrugada del viernes para la continuidad de las plantas y, en su caso, aprobar las nuevas condiciones.

Los logros

Según Reyes Maroto, "hemos conseguido algunas reivindicaciones laborales para recuperar la pérdida de poder adquisitivo que va a suponer estos cuatro años de congelación salarial", así como "en el ámbito de las bajas incentivadas y mejora del plan industrial donde el inversor se compromete a poner 100 millones de euros", condición que permitirá "no solo garantizar la viabilidad sino invertir en las plantas que están en peligro sino dar muchas garantías de futuro”, manifiesta.

Noticias relacionadas