REFORMA DE LAS COTIZACIONES

Escrivá plantea flexibilizar el acceso al 'paro' de los autónomos

El ministro propone que los trabajadores por cuenta propia capitalicen el cese de actividad para cobrar toda la prestación de golpe y así poder reestructurar o reiniciar su negocio

Escrivá plantea flexibilizar el acceso al 'paro' de los autónomos
4
Se lee en minutos

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luís Escrivá, pretende reestructurar la prestación por cese de actividad -comúnmente conocida como el 'paro' de los autónomos- para hacerlo más accesible al colectivo. Hasta la actualidad este recurso ha tenido poco recorrido entre los trabajadores por cuenta propia debido a sus restrictivos requisitos y ahora el Gobierno ultima cambios dentro de la reforma del sistema de cotizaciones que lleva meses negociando, según se lo ha trasladado este lunes a las organizaciones más representativas. Una de las novedades será la posibilidad de que los autónomos capitalicen el cese de actividad para cobrar toda la prestación de golpe y así tener músculo financiero para reestructurar o reiniciar su negocio.

La negociación para acabar de definir cómo será el nuevo sistema de cotizaciones de los trabajadores autónomos entra en tiempo de descuento. "Aprobación en el primer semestre de 2022. Despliegue gradual a partir de esa fecha". Este fue el compromiso que dejó por escrito el Gobierno con Bruselas a cambio de la recepción de fondos europeos. Y a falta de menos de cuatro semanas para el 30 de junio el ministro José Luís Escrivá no tiene todavía atado un consenso unánime con todas las organizaciones que representan al colectivo. Si bien este lunes ha quedado patente que no hay muchas diferencias en cuanto a la reforma de las prestaciones, en el terreno de los cuotas las posturas siguen alejadas.

Este lunes las partes han vuelto a reunirse y la patronal y ATA le han trasladado a Seguridad Social su 'no' a la última propuesta, que pretendía un esquema de tramos con cuotas entre los 250 y los 550 euros al mes. Lo que va empujando a Escrivá a tener que optar por un pacto únicamente con los sindicatos y sus organizaciones afines, algo a lo que se ha resistido hasta ahora. Aunque tampoco sería la primera vez que acaba activando. El noviembre pasado y tras semanas de negociaciones, la patronal rechazó apoyar la subida de cotizaciones sociales entre los asalariados que pretendía el ministro para crear una 'hucha' con la que costear futuros gastos en pensiones. Y ante el 'no' de los empresarios, el Gobierno acabó pactando únicamente con los sindicatos y sacando adelante la medida.

Un guion muy parecido se está sucediendo en la actual negociación para reformar el sistema de cuotas de los autónomos. La patronal y ATA -su organización de trabajadores por cuenta propia- rechaza el incremento de costes que la reforma de Escrivá supondría para parte del colectivo. Según estimaciones parcialmente aceptadas por todas las partes, de los 3,3 millones de autónomos operativos hoy en España, 1,8 millones pagarían menos cuota que la cuota mínima actual (que está en 290 euros). Luego otro medio millón pagaría una cuota similar a la cuota mínima actual. Y el otro algo más de millón restante pagaría más. Asumiendo que actualmente paga la mínima, pasaría a pagar a partir de los 1.700 euros de rendimientos una cuota de entre 400 y 500 euros.

ATA considera que dichas condiciones son un 'hachazo' del Gobierno a los bolsillos de parte del colectivo y mantiene la línea patronal de decir 'no' a cualquier medida que suponga un incremento directo de costes laborales. La reunión de este lunes ha servido para constatar el bloqueo negociador por esa vía y las organizaciones afines a los sindicatos -Upta y Uatae- aprietan a Escrivá para que desencalle la reforma y la cierre con ellos. Upta -vinculada a UGT- lleva semanas presionando públicamente para zanjar la negociación y espera que no pase del lunes que viene, cuando vuelven a estar convocados a nueva reunión. Mientras Uatae recela de que las cuotas mínimas en la última propuesta de Escrivá siguen siendo a sus ojos muy altas para los tramos de ingresos más bajos (aún siendo más bajas que las actuales).

Cese de actividad

El Ministerio se ha comprometido a enviar a lo largo de esta semana su propuesta por escrito para reformar la prestación por cese de actividad. Según explican fuentes presentes en la negociación, el nuevo esquema se dividiría en varias modalidades (frente a la única que hay actualmente). Por un lado se mantendría el cese de actividad ordinario, que un autónomo podría solicitar si acumula unos meses con pérdidas de facturación (cuántos y de qué nivel serían las pérdidas es algo que todavía no está concretado). Luego se habilitaría un cese de actividad temporal, en caso de que el autónomo tuviera que interrumpir su actividad de forma imprevista.

Y luego habría la posibilidad para el autónomo de capitalizar su prestación por cese de actividad, cobrarla toda de golpe y tener así recursos para reiniciar o reformar su negocio. Hasta ahora para los asalariados existía la posibilidad de capitalizar el paro y poder montar un negocio, pero no para los autónomos.

Noticias relacionadas