ENTREVISTA

Reyes Maroto: "Con las fábricas de baterías ganan todas las comunidades autónomas"

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo. / DAVID CASTRO

5
Se lee en minutos

Conseguir una fábrica de baterías en España fue uno de los primeros compromisos de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, a su llegada al Gobierno. Cuatro años después, con la ayuda de los fondos Next Generation, cuenta con dos proyectos, pero ninguno de ellos en Cataluña, una de las comunidades que más sonó como favorita. Así lo explica la ministra en una entrevista con El Periódico de Catalunya a las puertas del primer verano en el que se espera alcanzar los niveles prepandemia de gasto turístico, mientras que en el caso de la llegada de turistas se encomienda a 2023.

Acciona y Envision anunciaron el viernes la instalación de una fábrica de baterías en Extremadura. ¿Estuvo el Gobierno implicado en este proyecto? 

A Acciona y Envision los pusimos en contacto cuando vimos que Envision tenía interés por invertir en España. Para nosotros era muy importante tener un ‘partner’ español en todos los proyectos. Tenemos no solo al grupo Volkswagen, que anunció la primera gigafactoría, sino que tendremos una segunda gigafactoría en Navalmoral de la Mata (Extremadura). Esto demuestra que España tenía la capacidad de hacerlo y solo había que encontrar los instrumentos financieros y a los actores.

Acaba de finalizar (el sábado, a las 00.00 horas) la convocatoria de proyectos para el PERTE del coche eléctrico. ¿Cuántas compañías se han presentado? 

Esta semana conocíamos la incorporación del grupo Renault también al PERTE, Mercedes, Stellantis… e incluso Irizar, con el futuro ‘hub’ que se va a situar en la Zona Franca. En total se han presentado 13 proyectos tractores, de 13 agrupaciones, con un presupuesto a ejecutar de 5.927 millones de euros. El proceso se resolverá antes de que termine el año. 

¿Sin una gigafactoría, Cataluña se ha quedado en un segundo plano en esa carrera por el coche eléctrico? 

Yo creo que al revés. Los proyectos vertebran el territorio. Por ejemplo, en el caso del grupo Volkswagen, la inversión no solo se hace en Sagunto, sino en nueve comunidades autónomas. Uno de los grandes beneficiarios son las dos plantas que tiene Volkswagen en nuestro país, Martorell y Navarra, donde claramente vamos a cambiar todas las plataformas para convertirlas en eléctricos. Por lo tanto, yo creo que para Catalunya el PERTE va a representar un importante impulso, no solo por Volkswagen sino porque el proyecto de electrificación de las plantas de Nissan también está dentro. Son dos proyectos que nacen del ecosistema catalán.

Pero (Catalunya) se ha quedado sin fábrica de baterías. 

La localización de la fábrica de baterías es un tema en el que no hemos influido. Hemos acompañado a las compañías para elegir las mejores ubicaciones. Más que hablar de perdedores, yo hablaría de ganadores. El reto era que Extremadura tuviera un proyecto industrial porque estaba desconectándose un poco de la industria. Ganan todas las comunidades autónomas y gana el sector porque nos situaremos a la vanguardia de todo este cambio. Ganamos todos, aunque yo pondría a Extremadura como uno de los grandes ganadores de este PERTE.

¿Qué ha cambiado? Había mucha reticencia social a la extracción de litio de la mina de Cáceres.

Había reticencias no a la extracción, sino a que solo hubiese extracción. Ahora hablamos de una cadena de valor que se va a crear en Extremadura. Que haya un desarrollo de capacidades industriales cambia por completo el paradigma. Solo la fábrica de baterías son 3.000 empleos y, por lo tanto, la recepción de la sociedad extremeña espero que sea positiva. 

¿Entonces serán dos las fábricas de baterías en España. No, más?

Dos es un éxito. Con haber conseguido la primera ya estaríamos todos satisfechos. 

El presidente Sánchez ha ido a Davos a buscar inversores para el PERTE de los microchips. ¿Los ha encontrado? 

Es mucha la ambición, pero pocos los actores porque apenas hay tres fabricantes de semiconductores de menos de 5 nanómetros. No partimos de cero. De hecho, Intel ya anunció que iba a hacer una primera inversión de 200 millones de euros en el supercomputador de Barcelona. Tenemos once proyectos que está evaluando la Comisión Europea en el ámbito del IPCEI (Proyecto Importante de Interés Común Europeo, por su sigla en inglés) de microelectrónica. El más ambicioso es el de Barcelona, el del Centro Nacional de Supercomputación. Las reuniones de Davos fueron muy constructivas. Estuvo Intel, Cisco, Qualcom, con quien establecí contacto en Washington, y Sánchez se reunió con su CEO en Davos. Creemos que uno de los ecosistemas que se pueden generar en torno al PERTE chip puede estar en Galicia. Otro claramente va a estar en Cataluña y otro en Málaga. Puede haber más, pero al menos esos tres ‘clusters’ los hemos identificado como punto de partida para empezar a trabajar ya con mayor escala.

¿Qué expectativas tienen de llegada de turistas este verano?

Creo que vamos a recuperar los niveles prepandemia mes a mes. Otra cosa es el cierre del año, creo que en gasto sí estaremos en niveles de prepandemia, pero en volumen tendremos que esperar a 2023. 

¿Y en julio y agosto recuperaremos ya a todos los turistas?

Yo me iría más a otoño. Como pasó el año pasado estamos alargando la temporada de verano con los meses de octubre y noviembre. Pero tenemos que ser prudentes. Estamos todavía en un contexto de guerra, con la inflación como un elemento que puede restar competitividad y reducir el número de días que uno viaja.

¿Por qué no hay un PERTE para el turismo?

Hay un PERTE para el turismo. Es verdad que no lo hemos llamado así, sino Plan de Competitividad y Modernización del sector turístico, 3.400 millones de euros, pero es la cuarta inversión más importante del Plan de Recuperación.

Los hoteleros valencianos se han quejado de la quiebra que supone mantener los mismos precios del año pasado en el programa de viajes del Imserso. ¿Es suficiente el precio actual?

No depende del Ministerio de Turismo, sino del Ministerio de Asuntos Sociales. Nosotros hemos sido aliados para trasladar nuestra visión de cuál era el trabajo desde el punto de vista del modelo turístico, que claramente tiene que apostar por la calidad. Y el Imserso se tiene que alinear, también con las expectativas de los pensionistas. Es un programa exitoso pero tiene que modernizarse y nosotros compartimos la reclamación de los hoteleros de que se tienen que actualizar los precios. 

Noticias relacionadas