ALTA VELOCIDAD PORTUGAL - ESPAÑA

Portugal prioriza el AVE a Galicia y reduce el viaje desde Vigo a 50 minutos

  • Portugal da prioridad al AVE a Galicia y se reduce a 50 minutos el viaje desde Vigo

  • La conexión entre Oporto y su aeropuerto se adelanta a 2030, antes de acabar la línea a Lisboa

  • La segunda fase desde Braga al sur romperá la barrera de una hora de viaje

El AVE Vigo-Oporto llegará a Sá Carneiro en el 2030.

El AVE Vigo-Oporto llegará a Sá Carneiro en el 2030.

5
Se lee en minutos
Víctor P. Currás

La apuesta de Portugal por la Alta Velocidad –especialmente hacia Galicia– es total. A pesar de no contar con ningún kilómetro de este tipo de vías en servicio, el país vecino continúa adelante con sus planes para reducir drásticamente los tiempos de viaje entre Lisboa, Oporto y Vigo en 2030 con importantes novedades.

Durante la celebración del Portugal Railway Summit (16 y 17 de mayo), Infraestruturas de Portugal ha confirmado estas dos líneas como sus grandes prioridades para los próximos años con una inversión de 5.400 millones de euros.

A mayores, su vicepresidente, Carlos Fernández, apuntó a la unión entre la estación de Campanhã y el aeropuerto de Francisco Sá Carneiro como nexo del futuro Eje Atlántico ferroviario que llegue desde A Coruña hasta el Algarve.

Es por ello que el administrador ferroviario ha elevado una propuesta a su gobierno para que se aplace la construcción del tramo Carregal-Lisboa para dedicar esos fondos a la prolongación de la línea hasta el aeródromo.

Según su vicepresidente, los kilómetros antes de llegar a la estación de Oriente en la capital lisboeta suponen “dos o tres minutos” de ahorro, mientras que este nuevo trazado daría servicio al norte del país y Galicia.

Por esta razón se tendría que retrasar hasta después de 2040, cuando el trazado entre Vigo y Oporto ya debe estar plenamente operativo según los requisitos de la Unión Europea.

La construcción de esta línea responde a su saturación actual, ya que el 44% de los trenes de pasajeros y el 92% de los de mercancías de todo el país circulan por ella. Para ello contemplan una primera fase entre Porto y Soure lista en 2028 que reduzca los tiempos de viaje a Aveiro y Coímbra en 27 y 47 minutos; extendiéndose hasta Leiría dos años después.

Nueva línea de alta velocidad Oporto-Vigo por Sá Carneiro

Vigo-O Porriño

Estudio informativo

en redacción

490

millones

ALTA VELOCIDAD

VIGO-OPORTO

INVERSIÓN

ESTIMADA

EN PORTUGAL

Valença-Braga

Operativo en 2030

1.250

millones

2.OOO

millones €

PARADAS:

Vigo Urzáiz

Valença do Minho

Braga

Aeropuerto Sá Carneiro

Oporto

Aeropuerto

Francisco Sá Carneiro-Nine

350

millones

Oporto - Aeropuerto Francisco

Sá Carneiro

450

millones

65

min

Simón Espinosa

Nueva línea de alta velocidad

Oporto-Vigo por Sá Carneiro

ALTA VELOCIDAD

VIGO-OPORTO

1

INVERSIÓN

ESTIMADA

EN PORTUGAL

2

2.OOO

millones €

PARADAS:

Vigo Urzáiz

Valença do Minho

Braga

Aeropuerto Sá Carneiro

Oporto

3

4

65

min

1

Vigo-O Porriño

Estudio informativo

en redacción

490

millones

3

2

Aeropuerto

Francisco Sá

Carneiro-Nine

350

millones

Valença-Braga

Operativo en 2030

1.250

millones

4

Oporto -

Aeropuerto Francisco

Sá Carneiro

450

millones

Simón Espinosa

Nueva línea de alta velocidad Oporto-Vigo por Sá Carneiro

Vigo-O Porriño

Estudio informativo

en redacción

490

millones

ALTA VELOCIDAD

VIGO-OPORTO

INVERSIÓN

ESTIMADA

EN PORTUGAL

Valença-Braga

Operativo en 2030

1.250

millones

2.OOO

millones €

PARADAS:

Vigo Urzáiz

Valença do Minho

Braga

Aeropuerto Sá Carneiro

Oporto

Aeropuerto

Francisco Sá

Carneiro-Nine

350

millones

Oporto -

Aeropuerto Francisco

Sá Carneiro

450

millones

65

min

Simón Espinosa

Todos estos plazos e inversiones están condicionados al desarrollo de las obras por parte del gobierno español. Por el momento se encuentra en redacción el estudio informativo que debe determinar el trazado de la Salida Sur de Vigo desde Urzáiz hasta O Porriño, con un coste estimado de 490 millones de euros.

Los 25 kilómetros entre la terminal diseñada por Thom Mayne y el nuevo puente internacional sobre el río Miño son claves para que el tiempo de viaje entre las dos grandes ciudades pase de los 142 minutos actuales a unos sesenta.

Este notable mordisco a los tiempos llegaría al evitar el “rodeo” por Caminha y Viana do Castelo, entroncando hacia el sur en Nine.

El ministro de Infraestructuras luso, Pedro Nuno Santos, instaba hace un mes al gobierno español a “dar corda aos sapatos” para no tener que acometer inversiones millonarias en Valença o dejar inutilizada esta nueva línea en caso de que no haya coordinación.

Esta primera fase deberá estar lista en 2030 y necesitará una inversión de 1.250 millones de euros entre Braga y Valença y otros 450 en la línea a Sá Carneiro que incluirá un nuevo puente sobre el Duero.

Ya en la siguiente década serán necesarios otros 350 millones al sur de Nine para romper la simbólica barrera de la hora y permitir que los viajes duren entre 48 y 52 minutos.

Todas estas infraestructuras serían construidas en ancho ibérico, lo que podría dificultar la entrada de operadores privados y retrasaría la migración de las vías en la red interna gallega.

Su esquema de estaciones será similar al que se ha ejecutado en España, ya que la línea transfronteriza solamente tendrá paradas en Braga y Valença. Sin embargo, se introduce como novedad una tercera parada en Vila Nova de Gaia para aumentar la capilaridad de estos servicios en la región del Gran Oporto, que multiplica por cinco la población del municipio homónimo.

Las estaciones de Leiría, Coímbra y Aveiro deberán acondicionarse para la llegada de la Alta Velocidad aunque quedarán fuera de los recorridos que unirán las dos mayores ciudades del país en 77 minutos en el año 2030.Gran hub para Galicia

El salto cualitativo y cuantitativo de los ferrocarriles lusos tendría su eco también en la aviación. La propia presentación de Infraestruturas de Portugal dibuja los nuevos tiempos de viaje desde todas las ciudades al norte de Leiría al aeropuerto Francisco Sá Carneiro por debajo de la hora, pero sus planes se extienden también por Galicia.

La conexión dejará A Coruña y Santiago a menos de tres horas de viaje de un aeropuerto internacional, unas condiciones similares a las que ya está comenzando a ejecutar Iberia con Renfe en los enlaces a Barajas.

De esta forma, Alvedro y Lavacolla sufrirían la competencia del gran hub ubicado en Pedras Rubras que ya padece Peinador desde hace varios lustros.

El tren rápido que da vía libre a las mercancías de Leixões

La sede de esta nueva edición del Portugal Railway Summit no es casual. Por la terminal de cruceros del puerto de Leixões pasaron los responsables de las principales empresas de transporte y entes de gestión como Adif.

El mayor puerto del norte luso y principal competidor de Vigo aspira a que la construcción de estos nuevos trazados, al igual que está ocurriendo en España, permita multiplicar su operatividad en los próximos años. Para ello destaca la implantación del Plan Ferrovía 2020, que con 1.700 millones ya ejecutados en sus tres corredores (Norte-Sur y los dos internacionales) ha aumentado los kilómetros electrificados, la seguridad y la longitud de los trenes.

En una entrevista en FARO el pasado 28 de abril, el director de la Administração dos Portos do Douro, Leixões e Viana do Castelo definía al ferrocarril como el “brazo armado y medioamientalmente sostenible” para ofrecer sus soluciones logísticas.

Nuno Araujo destacaba las mejoras en marcha en la red convencional portuguesa y su voluntad de utilizar el ferrocarril hacia Vigo y la Plisan para dar “servicio a toda la región”.

Noticias relacionadas
Temas

Portugal