PROPUESTA DE UNIDAS PODEMOS

Igualdad e Inclusión negocian contra reloj para aprobar el martes las bajas por reglas dolorosas

  • Se trata de una baja por incapacitación temporal, como cuando se tiene la gripe, y que sólo afectaría a las mujeres con síntomas "incapacitantes"

  • En el bloque socialista del Gobierno tienen dudas de si podría ser contraproducente a la hora de las contrataciones

  • Los Ministerios de Montero y de Escrivá tratan de encontrar una fórmula de consenso

Los ministros de Inclusión, Igualdad y Ciencia, José Luis Escrivá, Irene Montero y Diana Morant, en un acto. 

Los ministros de Inclusión, Igualdad y Ciencia, José Luis Escrivá, Irene Montero y Diana Morant, en un acto.  / Alejandro Martínez Vélez

4
Se lee en minutos

El Ministerio de Igualdad y el de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones están manteniendo contactos para aprobar en el Consejo de Ministros del próximo martes la nueva ley del aborto, que incluye la regulación de una baja laboral de tres días para las mujeres por menstruaciones dolorosas. Una propuesta que, explican, desde el departamento de Irene Montero, persigue que los síntomas de la regla sean motivo de baja por incapacitación temporal, que es la misma que se pide para una gripe.

En el caso de mujeres que sufran reglas muy dolorosas porque, apuntan, tienen endometriosis o ovarios poliquísticos, habrá que ir al médico y solicitar la justificación para no acudir durante estos días al trabajo. La regulación que propone Igualdad lo que plantea es que esta circunstancia esté incluida dentro del catálogo de incapacitaciones temporales. "No es que te baja la regla y me quedo en mi casa, no es una baja por tener la menstruación", insisten, sino poder coger unos días cuando la menstruación provoca un padecimiento que resulta "incapacitante". No todo el mundo va al médico para pedir una baja cuando enferma de gripe, subrayan. Es un ejemplo similar porque está pensada para cuando se tienen "dolorosos insoportables" de regla, que impiden una actividad normal, añaden.

No obstante, este nuevo ordenamiento jurídico provoca dudas en el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que dirige José Luis Escrivá. Creen que podría desincentivar la contratación de las mujeres y, por ello, se está buscando una fórmula de consenso para alcanzar un acuerdo antes del próximo martes o incluso esa misma mañana. Fuentes de ambos departamentos son "optimistas" sobre la posibilidad de pactar una redacción que satisfaga a las dos partes y quitan hierro a las diferencias en torno a este tema. De hecho, Igualdad ha acordado previamente todo el texto, que permite de nuevo abortar a las chicas de 16 y 17 años sin el consentimiento de sus padres, con el Ministerio de Sanidad, que es coproponente del texto.

CHOQUE ENTRE VICEPRESIDENTAS

A pesar de que se apunta a un acuerdo interno, unas declaraciones ayer de Escrivá, en las que revelaba que la regulación de la baja por menstruación se estaba debatiendo en el seno del Ejecutivo, hizo emerger las discrepancias sobre este tema. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones aseguró que todavía se encuentra "en proceso interno de discusión" en el Gobierno. Horas después la división escaló al ámbito de las vicepresidencias, con un choque directo entre Nadia Calviño y Yolanda Díaz.

La vicepresidenta económica elevó el alcance de la polémica y declaró que el Ejecutivo "no va a tomar ninguna medida que estigmatice a las mujeres". Calviño señaló a que existen "distintos borradores" y que se está evaluando qué medidas son necesarias adoptar y cuáles ya están cubiertas por los distintos instrumentos legislativos, ya que actualmente los médicos pueden expedir bajas laborales por reglas dolorosas. Pero, lo que reclama Igualdad, es que se considere una causa de incapacitación temporal, como sucede con una gripe, y que sea más fácil solicitarla.

Las declaraciones de Calviño provocaron una reacción posterior de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que convierte este debate en un nuevo enfrentamiento entre ministros de un bloque y del otro. Díaz respondió que lo que "estigmatiza" a la mujer no es aprobar una baja laboral por reglas dolorosas, sino "no tener la sensibilidad suficiente" para comprender que mujeres y hombres son "diferentes". En su opinión, el "mundo laboral no es neutro" y la política laboral actual está "profundamente masculinizada". Este viernes la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, afirmó que "sigue pareciendo que lo que nos pasa a las mujeres es menos importante que lo que les pasa a los hombres".

La discusión ha quedado así abierta en canal en el seno del Gobierno. Hasta UGT ha advertido que es un tema "complejo" y ha pedido que se aborde en el marco del diálogo social. Según Igualdad esto sucede porque "no han entendido" el fondo de la cuestión, que es, insisten, que sólo se podrá acceder a esta baja en el caso de mujeres que sufran reglas muy dolorosas, causadas sobre todo, por problemas físicos previos.

IVA Y SEMANA 36

La nueva ley del aborto plantea además dos temas más que la parte socialista del Gobierno no acaba de asumir. Una es la propuesta de dejar al 0% el IVA de los productos de higiene femenina y de los pañales. La otra, la posibilidad de coger la baja por embarazo a partir de la semana 36, sin tener que aducir razones. Sobre lo primero, Unidas Podemos reconoce que el acuerdo de gobierno con el PSOE recoge que se rebaje al 4%. Pero, según fuentes conocedoras, el Ministerio de Hacienda se opone con el argumento de que no es el momento de reducir impuestos en plena guerra de Ucrania y que la recaudación del IVA en España ya es de las más bajas. La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género pidió que "recapacite" porque es "perfectamente asumible" en términos económicos.

Respecto a que las gestantes puedan pasar el último mes de embarazo sin trabajar, con un permiso remunerado, tampoco hay consenso en el Ejecutivo. La contraoferta del Ministerio de Inclusión es que sea a partir de la semana 39.

Noticias relacionadas