RESULTADOS PRIMER TRIMESTRE

Telefónica gana 706 millones y mejora los ingresos en todos sus mercados

La teleco destaca su solidez financiera para afrontar un escenario de tensiones inflacionistas y de subidas de tipos de interés tras conseguir crecimientos del negocio en sus mercados estratégicos. El grupo redujo un 23% la deuda, hasta los 27.452 millones.

La sede central del grupo Telefónica en Madrid.

La sede central del grupo Telefónica en Madrid. / EPE

4
Se lee en minutos

Telefónica arranca el año con un beneficio de 706 millones de euros, después de dejar de consolidar todo su negocio en Reino Unido y compartir desde mediados del año pasado parte de los resultados tras la fusión de O2 y Virgin Media. Por este motivo, la compañía subraya que los resultados no son comprables con los del primer trimestre del año pasado por este motivo (el pasado ejercicio ganó 886 millones hasta marzo, un 20,3% más que este año). En un contexto de inflación al alza y con la incertidumbre provocada por el escenario geopolítico internacional, el grupo logra mejorar los ingresos del grupo y lo consigue con mejoras en todos los mercados en los que está presente.

Telefónica ha registrado una facturación de 10.883 millones hasta marzo, incluyendo en este dato la aportación de su 50% de la filial británica Virgin Media O2 (VMO2), lo que supone un crecimiento total del 3,2% (sin contabilizar los ingresos del Reino Unido, la facturación se queda en 9.410 millones, un 9% menos). Los ingresos del grupo se ven impulsados por las fuertes mejoras con incrementos de doble dígito de las ventas en Brasil (18,1%) e Hispam (10,9%).

El resultado operativo antes de amortizaciones (oibda), un valor clave en el sector de las telecos para medir la rentabilidad del negocio, ha registrado una subida del 2,1% incluyendo la aportación de VMO2, hasta los 3.753 millones de euros. Sin incluir la aportación del 50% de la filial británica, el oibda fue de 3.199 millones, un 6,4% menos. Telefónica cerró la fusión de su negocio británico con los de Virgin Media el 1 de junio del año pasado, así que será a partir del segundo semestre de este año cuando las cuentas de la teleco española serán comparables entre un ejercicio y otro.

"Telefónica cuenta con una sólida situación financiera que le permite afrontar el actual escenario de tensiones inflacionistas y de subidas de los tipos de interés, una posición que se beneficia igualmente de las eficiencias derivadas del nuevo modelo de negocio", anticipa la compañía en un comunicado.

En los tres primeros meses del año, la compañía ha impulsado los objetivos de su plan estratégico y ha alcanzado hitos para la creación de valor para el grupo. Telefónica ha conseguido cerrar la adquisición de los activos móviles de Oi en Brasil, que generará unas sinergias de unos 1.000 millones; ha sellado contratos en España sobre los derechos de emisión en TV de LaLiga para las próximas cinco temporadas, con una rebaja en los costes netos del 15% tras el acuerdo con DAZN; los avances en el proceso de creación de vehículos de fibra en España y Reino Unido; o la adquisición de la británica Incremental por parte de Telefónica Tech, a la que se ha sumado posteriormente la compra de la alemana BE-terna.

Telefónica Tech, la filial tecnológica que es una apuesta clave para el desarrollo futuro de la compañía, ha acelerado su crecimiento en los tres primeros meses, disparando un 80,6% sus ingresos, hasta los 299 millones de euros. En paralelo, este ejercicio el impacto en las cuentas de Telefónica del tipo de cambio de divisas en sus mercados latinoamericanos ha sido positivo, a diferencia de lo sucedido en los últimos ejercicios, y ha inyectado en las cuentas del grupo 95 millones en su oibda y 242 millones extra en la facturación trimestral.

“El sólido comienzo de año protagonizado por Telefónica en un escenario de tensiones inflacionistas e inestabilidad geopolítica evidencia la fortaleza de la compañía para hacer frente a las situaciones más adversas. Una vez más, se confirma que el plan estratégico del Grupo es acertado y representa una hoja de ruta válida y robusta para poder seguir dando el mejor servicio a nuestros clientes”, subraya José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Al cierre del primer trimestre, la deuda financiera neta se ha reducido hasta los 27.453 millones de euros, un 23,3% menos que en marzo de 2021. “Del total de la deuda, más del 80% es a tipo fijo, con lo que la compañía se encuentra protegida ante el posible encarecimiento de los costes de financiación, y la vida media de la deuda alcanza los 12,9 años”, subrayan desde el grupo. “Además, Telefónica posee una importante posición de liquidez, que alcanza los 22.302 millones de euros, y tiene cubiertos sus vencimientos hasta más allá de 2024”.  

 Telefónica ha reportado hasta marzo una generación libre de caja de 513 millones de euros incluyendo los arrendamientos, 15,5 veces más que en el primer trimestre de 2021 por las subastas de espectro afrontadas durante los primeros meses del pasado ejercicio. La inversión (CapEx) ha descendido un 4,9% de manera orgánica, hasta los 1.320 millones de euros, incluyendo el 50% de su negocio británico VMO2.

Noticias relacionadas