EMPLEO

Los salarios por convenio se estancan en el 2,4%, frente a un IPC del 8,4%

  • Los salarios por convenio se estancan en el 2,4% cuando la recomendación general era del 3,5% para este ejercicio

  • La espiral inflacionista se está cebando con los bolsillos de los trabajadores y conlleva una pérdida del poder adquisitivo

  • Actualmente hay 5,3 millones de asalariados cubiertos por un convenio colectivo en vigor, cuando en 2019 dicha cifra superaba los 11 millones de trabajadores

Los salarios por convenio se estancan en el 2,4%, frente a un IPC del 8,4%
2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto

Pocos convenios y con pobres incrementos salariales, sustancialmente por debajo de la inflación. Esta es la fotografía que dibujan los datos actualizados este martes por el Ministerio de Trabajo sobre la evolución de la negociación colectiva en España. Hasta abril los salarios pactados entre patronal y sindicatos cifraban de media un incremento del 2,4%, apenas unas centésimas más que un mes antes y sustancialmente lejos del 8,4% registrado por el IPC en ese mismo mes. La actualización de estos datos coinciden con el comité ejecutivo extraordinario de la CEOE, en el que la patronal ratificará que sea cada una de sus sectoriales quienes decidan cuánto deben subir los salarios y les remite una recomendación general del 3,5% para este ejercicio.

La actual espiral inflacionista se está cebando con los bolsillos de los trabajadores. Desde abril del 2021 la estadística de salarios por convenio colectivo revela incrementos inferiores a los que registra el IPC. Es decir, desde hace un año que los nuevos pliegos de condiciones laborales que firman patronales y sindicatos conllevan, de media, una pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores. De hecho, solo dos de cada 10 trabajadores cubiertos actualmente por un convenio firmado este año han tenido incrementos superiores a la inflación subyacente, es decir, restando del IPC el impacto directo de la energía.

Las cúpulas de la patronal y los sindicatos no consiguieron alcanzar un acuerdo salarial que guíe la negociación colectiva para los próximos tres años. Este ejercicio, como mínimo, ya han dado por concluidas las conversaciones y esa falta de un referente común se está notando en la firma de nuevos convenios. Esta anda encallada, con un volumen de renovaciones sustancialmente inferior a los años anteriores a la pandemia. Actualmente hay 5,3 millones de asalariados cubiertos por un convenio colectivo en vigor, cuando en 2019 dicha cifra superaba los 11 millones de trabajadores. Según datos de CCOO, un tercio de los trabajadores en activo en Cataluña están pendientes de renovar su convenio colectivo y acumulan uno o dos años con los sueldos congelados debido a ello.

La CEOE aconseja un 3,5%

A falta de un acuerdo marco compartido entre patronal y sindicatos, la CEOE ha reunido de manera extraordinaria este martes al mediodía a su comité ejecutivo para ratificar un paquete de recomendaciones a las empresas sobre cómo deben evolucionar los salarios. El Periódico ya avanzó la semana pasada que las directrices que la cúpula de CEOE trasladaría a sus asociados es de rienda suelta a cada sector para tomar sus propias decisiones. Es decir, que cada territorial o sectorial decida sus propuestas de incrementos en función de los márgenes empresariales que tenga y de la correlación de fuerzas con los sindicatos.

Como marco general y sin que tenga carácter de vinculante, la CEOE propondrá un incremento del 3,5% para este año, en la línea de la última oferta que desde el equipo de Antonio Garamendi se le trasladó a los sindicatos. Aunque finalmente el acuerdo no fue posible con CCOO y UGT, ya que desde las centrales pusieron como línea roja la generalización de las cláusulas de revisión salarial para blindarse ante la incierta evolución del IPC. Algo que rechazó frontalmente la patronal, ante la escalda de costes laborales que ello prometía.

Noticias relacionadas