INDUSTRIA

Vigo encabeza la carrera para acoger una planta del líder español en motos eléctricas

  • Vigo lidera las opciones para tener una planta líder en motos eléctricas

  • Adelanta al resto para albergar la primera planta propia de la marca española líder en ventas de su categoría

  • “Hemos pausado todas las conversaciones con el resto”, destaca el CEO

Vigo encabeza la carrera para acoger una planta del líder español en motos eléctricas
5
Se lee en minutos
Adrián Amoedo

La nueva movilidad está alumbrando cada vez más y más marcas que buscan su hueco en el mercado de los vehículos eléctricos. Rivian, Nikola o Lucid son ejemplos no muy conocidos en España, pero que se están haciendo poco a poco un nombre en la automoción al otro lado del charco, en EEUU. Y si pasa con los coches, donde ya todos los grandes productores (como Stellantis) están dando el paso hacia la electrificación, lo mismo sucede con las motocicletas. La marca china NIU es líder en el importante nicho que existe en el plano urbano, con más de 160.000 unidades de sus bicicletas y scooters eléctricos vendidos solo en el primer trimestre del año. Y como esta, muchas marcas están surgiendo casi en cada país.

En España, por ejemplo, hay más de una decena que buscan su parte del pastel, siendo dos las que tienen un claro acento gallego: por un lado, la eezon, creada por la viguesa VMS y más enfocada al sector del delivery; por otro, Velca, la compañía fundada por el gallego Emilio Froján (Caldas de Reis) que se el año pasado fue la marca líder en ventas de ciclomotores eléctricos en España. Y si la primera tiene su base de operaciones en el polígono de Valladares, la segunda apunta a acabar también en Vigo y su área. La firma ha paralizado “todas las conversaciones” con las comunidades interesadas en acoger su primera planta de ensamblaje propia “porque hay una apuesta por Galicia y la hay por parte de Zona Franca”. “Vigo está en cabeza, totalmente”, explica Froján.

Velca nació antes de la pandemia de covid, cuando Froján empezó a idear la posibilidad de crear una moto eléctrica durante su estancia en Alemania. A finales de 2019 se decidió a dar el paso junto a cuatro socios y en febrero de 2020 la lanzaron. Pese las dificultades iniciales, la marca creció poco a poco hasta llega a comercializar el año pasado más de 400 ciclomotores, colocándose como líder en el sector.

En la actualidad, Velca cuenta con una treintena de trabajadores y sus unidades se fabrican en dos centros de producción en China, uno en Madrid (con la firma Quazzartech) y otro en Polonia. Los componentes llegan principalmente del país asiático para su ensamblaje, como hacen el grueso de las marcas de motos eléctricas. Sin embargo, la intención de Froján y su equipo es la de contar con su primer centro de ensamblaje propio y, poco a poco, ir logrando proveedores locales de las piezas necesarias para configurar sus productos superventas, las motos Bora, Calima y Tramontana (con su variante la Tramontana S).

Tras su fulgurante crecimiento, varias comunidades se pusieron en contacto con ellos. “Destacan Andalucía, Castilla y León, Madrid y Navarra, pero también Galicia”, explica el joven de Caldas, que apuesta por volver a casa. “Hemos pausado todas las conversaciones con el resto porque hay una apuesta por Galicia y la hay por parte de Zona Franca para que podamos estar en Galicia, con Vigo a la cabeza, totalmente”, revela Froján a preguntas de este diario. De hecho, hace un mes se reunió con el delegado, David Regades.

El plan de Velca para 2022: 1.500 ciclomotores vendidos este año

Entre las razones que explican esta apuesta están principalmente la base industrial ya creada (de la mano de la automoción, con Stellantis y Ceaga a la cabeza) y el puerto vigués. “Nos gustaría tener un aliado fuerte, cerca del puerto, para las importaciones de componentes y, por supuesto, la exportación”, comenta el CEO de Velca, que reconoce que en las últimas semanas han ido “acelerando relaciones con la administración pública de Galicia” para hacerlo posible.

Así es Velca

1 Un comienzo en plena pandemia

La empresa nació a finales de 2019 y su lanzamiento oficial fue justo antes del estallido de la pandemia de coronavirus, en febrero de 2020.

2 Centro de producción y retoques finales

Sus unidades se fabrican en dos centros de producción en China, uno en Polonia y otro en Madrid, donde realizan el ensamblaje y retoques finales.

3 Líder en el mercado y en las redes sociales

En 2021 sus ciclomotores fueron los más vendidos en España. Además, es la marca de motos eléctricas más seguida en redes sociales de toda Europa.

La intención es tomar la decisión como muy tarde en septiembre y a partir de ahí se concretarán el resto de pasos. Al tratarse de una planta de ensamblaje, la inversión inicial “no sería grandísima”, del orden de 1,5 millones de euros, y se crearían una docena de empleos. Un caso similar al de la francesa Dangel, que reconvierte en 4x4 las furgonetas de Stellantis en una nave del puerto.

Mientras se van dando los pasos, “que van en buen término”, Velca continúa con sus planes, que pasan por llegar a los 1.500 ciclomotores vendidos este año, el lanzamiento esta semana de sus bicicletas eléctricas (una nombrada ya Fisterra, en claro guiño a Galicia) y una nueva ampliación de capital en los próximos meses.

Tras desembarcar en Portugal, la marca se fija ahora en Francia

Velca es la marca de ciclomotores vende en España, peros sus ojos están puestos más allá de nuestras fronteras. Tras desembarcar en Portugal, la intención es la de crecer al otro lado de la raia y luego dar ahora el salto a Francia, para más tarde hacer lo propio en Italia y Alemania. Así lo reconocía el propio CEO de la firma, Emilio Froján, en una entrevista concedida a FARO tras una jornada de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Pontevedra.

La firma cuenta con 65 inversores directos son y más de 1.500 microinversores tras lanzar dos equity crowdfunding, cerrando más de 2 millones de euros en el segundo. Ahora están pensando en otra ronda de inversión que ya estará más orientada a Galicia “para que sea el centro industrial de la empresa”, como reconocía Froján, que ya entonces apuntaba a la comunidad como uno de los destinos predilectos para establecer su base de operaciones.


Noticias relacionadas
Temas

Industria