Desempleo

España supera los 20 millones de ocupados por primera vez y uno de cada dos nuevos contratos es indefinido

El mercado laboral gana en estabilidad tras la entrada en vigor de la reforma laboral y el paro baja en 86.260 personas, hasta los tres millones de desempleados

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto

Récord de empleo y récord de estabilidad en el mismo. Abril ha roto varias estadísticas que dan cuenta de los efectos de la plena entrada en vigor de las nuevas fórmulas de contratación de la reforma laboral. 1 de cada 2 de los nuevos contratos firmados fueron indefinidos, cuando lo habitual hasta ahora era que 1 de cada 10 fueran fijos. Y ello en un contexto, pese a la inflación y la guerra de Ucrania, en el que España siguió ganando ocupados, aupado por la campaña de Semana Santa y hasta superar por primera vez la cota de los 20 millones de trabajadores en activo. Nunca hubo tanta gente a la vez trabajando en España. El paro, por su parte, acabó de redondear un buen mes para el mercado laboral, con su mayor descenso en tres años que deja la cota de desempleados en los tres millones de personas.

El 1 de abril entraron en vigor las nuevas condiciones de contrataciones pactadas entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos en la reforma laboral. La principal novedad es que desaparecía el contrato de obra y servicio -que movía el 40% de la contratación en España-, subían las multas a las empresas que abusaran de la contratación temporal y se incentivaba otras figuras, como los fijos discontinuos. Su uso ha aumentado el 1.272% respecto al abril pasado. El resultado ha sido un auge superlativo de la contratación estadísticamente indefinida, que también llega a los más jóvenes. El 44% de los contratos firmados por los menores de 25 años fueron también de carácter indefinido.

Esa estadística de '1 de cada 2 contratos firmados fueron indefinidos' tiene cierto 'truco' estadístico, pues figuras como el fijo discontinuo están calificadas estadísticamente como indefinidas, pero tienen altas trazas de temporalidad. Pues este contrato lo utilizan empleados ligados a una empresa de manera estable pero que trabajan solo unas semanas o meses al año, cuando les llaman ante picos de actividad o faenas estacionales. Y es que de los casi 700.000 contratos indefinidos firmados este abril, 284.732 fueron a tiempo completo y 413.914 a tiempo parcial.

No obstante, eso no quita que desde que se aprobó la reforma laboral en el BOE en enero se hayan registrado 1,7 millones de contratos indefinidos, un millón más en comparación con el mismo periodo del año anterior. "Las cosas hoy están cambiando en nuestro país", ha valorado la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, este miércoles en un acto organizado por Europa Press.

El efecto Semana Santa tira del empleo

El mercado laboral creció en 184.577 ocupados este abril respecto a marzo, aupado por las contrataciones de Semana Santa. Ese aumento de los fijos discontinuos no es casual, pues esta figura está especialmente diseñada para las actividades turísticas. Y precisamente ha sido la hostelería el sector que más ha tirado del empleo, aportando un saldo positivo de afiliados a la Seguridad Social de 110.000 nuevos ocupados. Transporte (+11.510) y comercio (+9.115) también aportaron, aunque en menor medida, hasta consolidar esa cota de 20,01 millones de trabajadores en activo.

El colectivo de trabajadores autónomos siguió su tendencia al alza, sumando 9.100 trabajadores por cuenta propia respecto a marzo y situándose en un total de 3,3 millones de afiliados al RETA.

Si los datos que publicaba la semana pasada la Encuesta de Población Activa (EPA) reflejaban que en la economía española ya se trabajaban más horas de las que se trabajaban, en conjunto, antes de la pandemia, los datos de afiliación a la Seguridad Social publicados este miércoles lo corroboran. El número de trabajadores afectados por un erte se estabilizó en los 17.000 personas, una cifra sustancialmente inferior a los 100.000 afectados en el último mes de vigencia de los ertes covid y muy lejos del pico de 3,4 millones de afectados alcanzado durante los primeros meses de pandemia.

El paro sigue en tres millones de personas

El paro ha bajado este abril respecto a marzo en 86.260 personas, hasta un total de tres millones de desempleados. Si bien el inicio de la guerra de Ucrania generó cierta alarma, ya que coincidió con una cierta desaceleración de esa reducción del desempleo, este abril despeja esas dudas al registrar su mayor bajada desde 2019. España sigue teniendo una de las tasas de paro más elevadas de toda la Unión Europea, por más que en el último año haya conseguido reducir en casi un millón de personas esa cota de desempleados.

La reducción del paro no está siendo igual entre hombres mujeres durante el último año y los primeros salen más rápido del desempleo que las segundas. Interanualmente, el desempleo masculino se ha reducido en el 25,1%, frente al 21% del femenino.

Noticias relacionadas