NUEVAS RENOVABLES

Repsol se alía con el gigante Ørsted para liderar la eólica marina en España

El grupo español se une al líder mundial de eólica offshore para entrar de lleno en el negocio en el mercado español, que quiere instalar hasta 3.000 MW en sus costas hasta 2030.

Un parque de energía eólica marina flotante operado por Orsted en Dinamarca.

Un parque de energía eólica marina flotante operado por Orsted en Dinamarca. / Orsted

2
Se lee en minutos

Operación estratégica de Repsol para impulsar su proceso de expansión en el negocio de las energías renovables y entrar de lleno en el boom de eólica marina que prepara España. La petrolera española ha sellado una alianza con el gigante danés Ørsted, líder mundial de eólica marina, para desarrollar juntas proyectos de aerogeneradores flotantes en las costas españolas.

Repsol y Ørsted subrayan que la unión tiene el objetivo de liderar el negocio de la eólica marina flotante en España. Una carrera en la que tendrán como gran rival a Iberdrola, que también prepara un plan ambicioso de crecimiento en este negocio a escalada global y en España en particular. El Gobierno aprobó el pasado diciembre la Hoja de Ruta de la Eólica Marina, que contempla la instalación de entre 1.000 y 3.000 megavatios (MW) de nueva potencia de eólica offshore flotante en aguas españolas hasta 2030.

Repsol ha convertido la generación de energía eléctrica renovable en uno de sus pilares de su estrategia de descarbonización de sus negocios. La petrolera ha actualizado sus objetivos de capacidad renovable instalada en 2030, hasta alcanzar los 20.000 MW, lo que supone un incremento del 60% respecto a la meta que se había marcado anteriormente. Como hito intermedio, la compañía pretende llegar a 2025 con 6.000 MW de energías renovables. Repsol incrementó sus planes de inversión en proyectos bajos en carbono, elevando su objetivo de 5.500 millones a 6.500 millones entre 2021 y 2025.

Repsol da ahora un paso más y amplía el foco de crecimiento en energías limpias con el foco puesto en la eólica marina, en la que ya tiene una presencia experimental gracias a su participación en el proyecto Windfloat Atlantic frente a la costa de Portugal. La alianza con Ørsted puede suponer un impulso crucial para su entrada en el negocio.

Ørsted acaba de abrir oficina en Madrid para asentar sus planes de crecimiento en el mercado español. El grupo danés tiene planes para alcanzar los 50.000 MW de instalaciones de energías renovables hasta 2030, y ya cuenta con 7.600 MW de eólica marina instalados. "Estamos encantados de unir fuerzas con Repsol para explorar las oportunidades de la eólica marina flotante en España, que ampliará el alcance de la eólica marina al permitir instalaciones más alejadas de la costa y más profundas”, subraya Martin Neubert, director general adjunto del Grupo Ørsted.

Tras varios años de desarrollo de conceptos y de pruebas a pequeña escala, la eólica marina flotante está ahora a punto de comercializarse, y se espera que el mercado mundial de esta tecnología alcance los 21.000 MW de capacidad instalada en 2035. "España cuenta con una de las mayores flotas de parques eólicos y fotovoltaicos terrestres del mundo y, a finales de esta década, España también producirá energía renovable a gran escala a partir de parques eólicos marinos flotantes”, sentencia Rasmus Errboe, director de la Región de Europa Continental de Ørsted.  

Noticias relacionadas
Temas

Repsol