CRISIS ENERGÉTICA

Moncloa cierra la puerta al ‘impuestazo’ a las grandes eléctricas, pero les pide un “esfuerzo adicional” para bajar precios

Sánchez y Ribera convocan a los presidentes de Iberdrola, Endesa, Naturgy, Repsol, Acciona y EDP, pero no abordan la aplicación de subidas de impuestos o de un gravamen específico, y se centran en buscar medidas para bajar el precio de la electricidad para hogares e industria.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta Teresa Ribera con los máximos ejecutivos de Acciona, Naturgy, Iberdrola, Endesa, Repsol y EDP.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta Teresa Ribera con los máximos ejecutivos de Acciona, Naturgy, Iberdrola, Endesa, Repsol y EDP. / Pool Moncloa / Fernando Calvo

3
Se lee en minutos

Cumbre con los presidentes de las grandes eléctricas en Moncloa. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, habían convocado a los primeros espadas de Iberdrola, Endesa, Naturgy, Repsol, Acciona y EDP para tratar medidas para frenar la escalada histórica de subidas del precio de la luz, como consecuencia del encarecimiento del gas.

En el encuentro, Sánchez y Ribera han reclamado a las grandes eléctricas un “esfuerzo adicional” para rebajar los precios y un “mayor compromiso” para mitigar la situación de los consumidores domésticos y de la industria. Sin embargo, en ese esfuerzo adicional no se incluirá la aplicación de un impuesto específico para las grandes eléctricas para financiar medidas de mitigación de los efectos de la inflación, como ha venido reclamando el socio de gobierno Unidas Podemos y también directamente la vicepresidenta Yolanda Díaz.

“No hemos hablado de impuestos a las grandes eléctricas, sino de cómo conseguir energía más barata y de cómo contribuir a las necesidades de los consumidores”, ha zanjado la vicepresidenta Ribera en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Fuentes del sector eléctrico apuntan que Sánchez y Ribera han trasladado a los grandes grupos que no se les aplicarán subidas fiscales o impuestos específicos. Las compañías han insistido en negar que estén generando beneficios extra o caídos del cielo (windfall profits) por la subida de los precios de los mercados, ya que tienen casi toda su producción vendida con antelación y a un precio muy inferior a la cotización mayorista.

La vicepresidenta ha defendido, no obstante, "un reparto razonable del esfuerzo entre los diferentes actores y que no sólo se carguen a los presupuestos públicos". El Gobierno ha reclamado también a los grandes grupos energéticos vías para acelerar el despliegue de las energías renovables e impulsar la electrificación de la economía española como vía para abaratar el precio de la electricidad y de que el país gane independencia al reducir el pese de las energías fósiles.

Al encuentro, que se ha alargado durante más de dos horas, han acudido el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; el consejero delegado de Endesa, José Bogas; el presidente de Naturgy, Francisco Reynés; el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz; el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales; y la nueva consejera delegada de EDP España, Ana Paula Marques.

Ribera ha confirmado que las rebajas fiscales que se aplican al recibo de la luz desde el pasado verano se mantendrán y que se seguirán haciendo esfuerzos con ayudas vía presupuesto público para mitigar el golpe a los consumidores, pero ha destacado la necesidad de tomar medidas que vayan a la raíz del problema, que es que el encarecimiento desorbitado del gas acaba contaminando el recibo de la luz.

El Gobierno prepara un amplio paquete de medidas económicas para amortiguar el impacto de la invasión militar de Rusia sobre Ucrania, que incluirá especialmente iniciativas para contener los precios de la energía. El Ejecutivo pretende aprobar este plan nacional el próximo martes 29 de marzo en Consejo de Ministros, justificando la espera a conocer las medidas que la UE pactará en este mismo sentido en el Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo.

Con apenas unos días de diferencia, el Gobierno ha confirmado y luego descartado llevar a ese Consejo Europeo como propuesta principal recuperar para el mercado mayorista eléctrico el precio máximo de 180 euros por megavatio hora (MWh) que se dejó de aplicar el pasado verano por imposición de Bruselas (ahora los límites a las ofertas están entre un precio negativo de -500 euros y un máximo de 3.000 euros).

Ribera ha planteado ahora que "lo más sencillo" para desacoplar el precio del gas y su impacto en el de la luz sería aplicar un precio máximo sólo a las ofertas que pueden presentar las centrales de ciclo combinado (las que queman gas para producir electricidad), para luego compensar a estas centrales con la diferencia de costes que tengan que soportar por el alto precio del gas.

Noticias relacionadas