PACTO DE RENTAS

CSIF exige blindar los servicios públicos y no tocar los salarios de los funcionarios ante la crisis energética

El sindicato de empleados públicos pide un pacto de todos los partidos para reforzar las plantillas y avisa de movilizaciones si hay recortes en las administraciones públicas

Una manifestación del sindicato CSIF el pasado mes de febrero, en Madrid.

Una manifestación del sindicato CSIF el pasado mes de febrero, en Madrid. / EFE

2
Se lee en minutos

El sindicato CSIF advierte: si las medidas que se adopten en el pacto de rentas para repartir los costes de la subida de la inflación afectan a los empleados o a los servicios públicos, pondrán en marcha “una campaña de movilizaciones por toda España”. Lo anunciaba su presidente, Miguel Borra, que ha enfatizado que ante la predecible crisis que desencadenará la escalada de la inflación en los próximos tiempos, lo que hay que hacer es “blindar los servicios públicos de eventuales recortes; si habitualmente son necesarios para los ciudadanos, en un momento de crisis todavía más”, subrayaba.

CSIF plantea, además, que hay que mantener las ofertas de empleo público programadas (“con la crisis sanitaria ya comprobamos que falta personal para atender a los ciudadanos”) y “reforzar el Estado de Bienestar, muy tocado tras la crisis del covid”; especialmente, creen es necesario apuntalar instituciones como la Seguridad Social, el Servicio Público de Empleo o la Inspección de Trabajo, para atender el previsible repunte de ertes y de la demanda de prestaciones, así como para dar servicio a los refugiados ucranianos que lleguen a España.

Ante las medidas que se adopten para combatir los efectos de la subida de los precios, el sindicato avanza que los empleados públicos llevan contribuyendo al ajuste de las cuentas públicas “desde los recortes del Gobierno de Zapatero [en la crisis financiera, en 2010], con una pérdida acumulada de nuestro poder adquisitivo del 12%; esto quiere decir que, por ejemplo, nuestros médicos o profesores han trabajado gratis 18 meses en la última década”, afirma Borra. Por eso, subraya que “si vemos que las medidas se orientan a recortar servicios públicos o a dañar a los empleados públicos saldremos a la calle contra las políticas lesivas del Gobierno o de los gobiernos autonómicos”.

Por otro lado, CSIF critica al ejecutivo por no haber tomado ya medidas para combatir los efectos de la subida de los precios, al contrario que otros países de Europa, “y por eso se están produciendo situaciones como las que vemos en el transporte; si no se actúa ya, se pueden producir daños difícilmente reparables”, apuntaba. En este sentido, el sindicato aboga por una “bajada de impuestos, para que en estos momentos los ciudadanos no vean [la subida de costes] repercutida en su renta disponible”.

Borra añadía que han pedido una reunión urgente con la ministra de Hacienda y Administraciones Públicas para abordar estas reivindicaciones, y también iniciarán la semana que viene una ronda de contactos con los partidos políticos, empezando por el PSOE, para trasladarles sus planteamientos.

Noticias relacionadas