SEGURIDAD SOCIAL

Calcula cuál sería tu cuota de autónomos con el nuevo sistema que propone Escrivá

La Seguridad Social ultima un nuevo sistema para que los trabajadores por cuenta propia paguen en función de sus ingresos, con un periodo de transición hasta 2031

Actualmente los trabajadores por cuenta propia cotizan en función de la cuota que ellos eligen y la más frecuente es la mínima, de 294 euros mensuales

Una camarera en una cafetería de Toledo.

Una camarera en una cafetería de Toledo. / EFE

2
Se lee en minutos

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se encuentra en negociaciones con las organizaciones de autónomos, la patronal y los sindicatos para moldear una nueva propuesta para que los trabajadores por cuenta propia transiten hacia un modelo de cotización en función de sus ingresos reales. El equipo de José Luís Escrivá ha diseñado un esquema de 13 tramos, donde quienes obtengan mayores rendimientos netos deberán pagar más y, por el contrario, los que tengan menores rendimientos deberán pagar menos. Se trata todavía de un borrador que no está cerrado y que puede sufrir cambios de mayor o menor calado, pero que aposentará el cálculo de la nueva cuota en función de los ingresos del autónomo.

Actualmente los trabajadores por cuenta propia cotizan en función de la cuota que ellos eligen, indiferentemente de si ganan más o menos. La cuota más frecuente es la mínima, que es de 294 euros mensuales. Una vez entre en vigor el nuevo sistema, el trabajador deberá calcular su cuota en función de los ingresos que tenga. Para definir qué ingresos tiene deberá hacer una resta entre lo que ingresa fruto de su actividad y descontados aquellos gastos deducibles.

Este último apartado está todavía por definir y puede sufrir cambios, pero actualmente los auto empleados pueden deducirse de lo que pagan de IRPF cuestiones como las materias primas y mercancías necesarias para su actividad, los sueldos de sus empleados (si tiene), el alquiler de su tienda, obras o reparaciones, gastos financieros y una larga lista de conceptos que siempre tienen que estar directamente vinculados con su negocio, debe poder justificarlos debidamente y registrarlos contablemente. De la suma y la resta de estas dos variables saldrá la cuota mensual a pagar.

El esquema planteado por Escrivá es progresivo, no entra en vigor de golpe y la cuota que tendrá que pagar un autónomo el primer año de vigencia no será la misma que cuando ya esté al 100% en 2031. Al principio arranca con una brecha pequeña entre la cuota más elevada y la más baja, para luego ir creciendo a medida que entra plenamente en vigor la nueva legislación. Al principio la cuota más baja será de entre 281,52 euros (si ganan menos de 600 euros al mes) y 351,9 euros (si ganan más de 4.050 euros); para progresivamente pasar a una horquilla de entre 183,6 y 1.266,6 euros al mes.

El negocio de la mayoría de autónomos se caracteriza por no tener unos ingresos fijos y unos meses van mejor y otros peor. Ante ello, la Seguridad Social ha ideado un esquema flexible en el que el autónomo podrá cambiar hasta seis veces al año de cuota, en función de como vaya el negocio. El funcionamiento, de inicio, será el siguiente: el autónomo hará una estimación y escogerá qué cuota se adapta más a sus previsiones de rendimientos. Pagará esa cuota, pero si ve que ingresa más o menos de lo previsto, podrá tramitar el cambio y pasar a pagar más o menos. Y a final de año Hacienda realizará un cruce entre sus cotizaciones y sus ingresos y si ha pagado de más le devolverá y si ha pagado de menos le exigirá la diferencia.

Noticias relacionadas